Relación entre células madre y artrosis

//Relación entre células madre y artrosis

El tratamiento de células madre de médula ósea mejora el dolor y la función de la rodilla en los casos de artrosis. En nuestra clínica CAMDE queremos manteneros informados en todo momento de los últimos tratamientos de células madre para la artrosis. En el artículo “usos de células madre” ya os hablamos de los resultados encontrados en el ensayo clínico desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra en el que se aprobó la eficacia del tratamiento de medula ósea en pacientes con artrosis de rodilla entre moderada y severa. Hoy, nos gustaría profundizar acerca del tratamiento de células madre y artrosis. Te invitamos a seguir leyendo sobre la enfermedad de la artrosis y su tratamiento.

¿Qué ventajas supondría el tratamiento de la artrosis mediante la inyección de células madre?

rodilla y celulas madre

Como hemos anticipado, podemos responder a esta pregunta gracias al ensayo clínico desarrollado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra y del Complejo Universitario de Salamanca, en el que se prueba que la inyección de células madre de médula ósea en dosis de 100 millones de unidades mejora los síntomas de la artrosis de rodilla. Lo más importante de este ensayo es los resultados encontrados con la combinación de células madre y ácido hialuriónico para mejorar los síntomas de la artrosis. La aplicación de ambos componentes hace posible la mejora y la disminución del dolor de los pacientes con artrosis.

Debemos aclarar que la función de las células madre no es regenerativa, ya que si no queda cartílago no se formará más. Es más bien antiinflamatoria de manera que se puede conseguir reducir, incluso acabar, con el dolor siendo este el principal motivo por el que el paciente acude a la consulta.

¿Qué es la artrosis de rodilla?

Tenemos que tener en cuenta que la artrosis es una enfermedad incurable debido al deterioro progresivo del cartílago articular que provoca la inflamación de las estructuras que rodean la rodilla. Su aparición está asociada a la edad, ya que su incidencia aumenta en proporción a la edad y al peso corporal. Por lo tanto, lo único que podemos hacer es adoptar hábitos de vida saludables para prevenir su desarrollo y aplicar métodos para tratar los síntomas que mejoren la calidad de vida de quienes ya la padecen.

Lo interesante del tratamiento con células madre es que es un avance muy importante en la lucha contra la artrosis. Es una enfermedad sin cura y el envejecimiento es un proceso natural difícil de controlar, pero si podemos conseguir soluciones y buscar tratamientos que ayudan a frenar la progresión de la enfermedad.

Relación de células madre y artrosis

El tratamiento con células madre consiste en inyectar células madre mesenquimales del propio paciente en la articulación. Como hemos explicado no podemos conseguir que se regenere si no hay cartílago, pero en los casos de artrosis moderada o leve se podría reducir la inflamación y regenerar el cartílago.

De los diferentes tratamientos que existen para la artrosis ninguno posibilita la regeneración de los tejidos que se encuentran desgastados. La importancia del uso de esta terapia celular es la posibilidad de regenerar los tejidos.

Diagnóstico de la artrosis de rodilla

artrosis de rodilla

El diagnostico de la artrosis la realiza el médico con unas preguntas sobre las características de los síntomas, junto con una exploración de la articulación de la rodilla, y la evaluación de los movimientos. Para confirmar el diagnóstico se utiliza la radiografía de las rodillas. Al mismos tiempo se realizan unas pruebas de sangre. En casos en los que se sospeche de complicaciones en la rodilla, el especialista realizará una resonancia magnética o escáner. En algunas ocasiones, es necesario realizar una artroscopia para ver posibles lesiones o daños más específicos.

La rodilla es la articulación que más sufre de artrosis, se debe al peso que soporta de todo el cuerpo. La articulación de la rodilla está formada, principalmente, por la unión entre dos huesos: el fémur y la tibia, que, junto con el peroné, forma la estructura de la pierna situada por debajo de la rodilla. Además del fémur y de la tibia, en la articulación de la rodilla existe otro hueso fundamental para su correcto funcionamiento, la rótula. En el interior de la rodilla todos estos huesos se encuentran recubiertos de cartílago, que sirve para evitar el roce de hueso con hueso en los movimientos de la rodilla, facilitando el deslizamiento y amortiguando los golpes. El paso del tiempo y el envejecimiento de los cartílagos es lo que origina la artrosis.

Síntomas de la artrosis de rodilla

El principal síntoma del paciente con artrosis de rodilla es el dolor. Al inicio, el dolor es muy leve, suele cesar al mantener reposo tras una actividad física. Con el paso del tiempo, el paciente sentirá una molestia cada vez mayor con el ejercicio o al caminar. Otros síntomas suele ser sensación de rigidez, dificultad para flexionar y extender la pierna, sensación de chasquido, que se produce al flexionar la rodilla. Al bajar y subir escaleras, ponerse de cuclillas y caminar por un terreno irregular son actividades y movimientos que aumentan el dolor de la rodilla. En artrosis más severas, el paciente puede notar síntomas incluso en reposo.

En los casos en los que la artrosis en muy avanzada, el paciente puede sentir problemas al realizar algunos movimientos en la rodilla o incluso pueden aparecer ciertas deformidades de la articulación y alteraciones en la alineación de los huesos, con arqueamiento de la extremidad inferior. Es habitual que el paciente cojee al caminar y que la rodilla se debilite, notando el enfermo con alguna frecuencia una sensación de “fallo” en la rodilla al dar los pasos.

Pautas para prevenir los síntomas de la artrosis de rodilla

Para prevenir los síntomas de la artrosis de rodilla se recomienda:

  • Moverse con frecuencia, alternando con períodos de reposo.
  • Cambios frecuentes de posición de las rodillas, realizando ejercicios suaves, constantes, lentos de movilidad de las mismas, insistiendo en la extensión completa.
  • En viajes largos, levantarse cada 2 horas para mover las piernas.
  • Utilizar calzado de tacón bajo y contrafuerte firme.
  • Practicar natación y/o bicicleta sin resistencia.
  • Utilizar colchón firme.
  • Mantener el peso adecuado a su edad y constitución.
  • En fase inflamatoria, aplicación de frío local.
  • Entrar y salir del coche con precaución.
  • Evitar Subir y bajar escaleras sin necesidad, calles con mucha pendiente, estar un rato largo con las rodillas flexionadas, caminar en exceso, cargar pesos, giros y torsiones con el pie.
Resumen
Relación entre células madre y artrosis
Nombre del Artículo
Relación entre células madre y artrosis
Descripción
El tratamiento de células de médula ósea mejora el dolor y la función de la rodilla en la artrosis. Descubre los tratamientos con células madre para la artrosis
Autor
By | 2018-08-02T10:34:29+00:00 agosto 2nd, 2018|celulas madre|0 Comments
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario