Células Madre en Málaga

//Células madre mesenquimales
Células madre mesenquimales 2018-09-24T10:44:25+00:00

En Medicina Regenerativa distinguimos entre dos niveles de tratamiento. Un nivel básico correspondiente al tratamiento con factores de crecimiento o Plasma Rico en Plaquetas, que se encargan de estimular el crecimiento y desarrollo de las células madre propias del tejido. En los casos en donde la degeneración del tejido es leve, habrá suficientes células madre locales para regenerar el daño. Si la degeneración es grande, o se trata de tejidos con escasas células madre, como en tendones o en cartílagos, el estímulo de los factores no es suficiente.

El nivel avanzado de tratamiento lo constituyen las células madre. Cuando en el tejido dañado quedan ya pocas células madre, el tratamiento adecuado es aportar nuevas células madre procedentes de otros lugares ricos en ellas. Extraerla de lugares con una elevada densidad de células madre como la grasa subcutánea, y posteriormente aumentar aún más su concentración en el laboratorio, garantiza disponer del número de células suficiente para regenerar lesiones muy avanzadas. El tratamiento con células madre se complementa siempre con factores de crecimiento para que estimulen su multiplicación dentro del tejido a sanar.

Qué son las células madre

Qué son las células madre

El pilar fundamental de la Medicina Regenerativa son las Células Madre (CM). Son las células encargadas de la curación de los tejidos dañados, ya sea por lesión o por enfermedad.

Las Células Madre son el origen de la vida pues, a partir de ellas, se forma el organismo durante el periodo embrionario y fetal. Ya de adultos, en todos los tejidos quedan Células Madre residuales, restos de la época embrionaria, que se agrupan en determinadas zonas o nichos celulares. Ante una lesión, y siempre que no se destruya demasiado tejido sano, las Células Madre salen de su nicho, se multiplican y se convierten en células del tejido dañado regenerando el órgano lesionado.

El envejecimiento ocurre, entre otras múltiples razones, por un agotamiento del remanente de Células Madre, incapaces de regenerar los daños producidos por el uso, las lesiones previas o el paso del tiempo.

Cuando el daño es demasiado extenso, aparece en zonas con escasas células madre propias o en áreas ya degeneradas por el envejecimiento, la posibilidad de que esos tejidos puedan regenerarse por sí mismos desaparece. Aquí aparece la Medicina Regenerativa aportando externamente las Células Madre para la regeneración de los tejidos.

De dónde se extraen las células madre

Las Células Madre Mesenquimales se encuentran, en diferente cantidad, en la grasa subcutánea, la médula ósea, la pulpa dental, el endometrio uterino, el músculo estriado, las membrana sinovial articular así como en el cordón umbilical y la placenta. La mayor cantidad y concentración de células madre la tenemos en la grasa subcutánea, sobre todo abdominal y en flancos. La gran facilidad para obtenerla hace que actualmente sea la norma habitual la obtención de las células madre de la grasa subcutánea.

Tipos de células madre

A nivel general, se pueden distinguir tres tipos de células madre:

En todos los tejidos adultos hay Células Madre, se trata de Células Madre Unipotenciales capaces de regenerar tan sólo un tipo de tejido, aquel en el que están ubicadas. Hay tejidos con más cantidad de Células Madre Unipotenciales que otros, por tanto, con una mayor capacidad para poder regenerarse.

Existen otro tipo de Células Madre Adultas, denominadas Células Madre Multipotenciales porque son capaces de convertirse en células de distintos tejidos. Se encuentran en diversas zonas de nuestro organismo y son las empleadas en los Tratamientos de Medicina Regenerativa al poder ser extraídas, aumentadas en número y depositadas en los tejidos dañados para regenerarlos.

En CAMDE, el doctor Vicente de la Varga emplea Células Madre Mesenquimales (CMM) Adultas que son un tipo de CM capaces de regenerar todos los tejidos del aparato locomotor (hueso, cartílago, tendón, ligamento y músculo), la piel y ciertas mucosas, el sistema nervioso central y periférico, el corazón y algunos órganos digestivos (hígado, páncreas). También son capaces de regular nuestro sistema inmune.

De dónde se extraen las células madre

Cómo se obtienen las células madre

En el CAMDE, el doctor Vicente de la Varga obtiene las Células Madre Mesenquimales directamente del tejido graso subcutáneo. Mediante una miniliposucción con una microcánula, y bajos anestesia local extraemos entre 50 y 100 ml de grasa. Tras separar en el laboratorio, las células grasas (adipocitos) del tejido conjuntivo que les da soporte (estroma), aislamos y concentramos las Células Madre desechando el tejido graso. La tecnología que empleamos nos permite obtener entre 20 y 40 millones de células madre mesenquimales.

La obtención de las Células Madre Mesenquimales del tejido grasa supone una gran innovación sobre la forma clásica de obtenerlas extrayéndolas de la médula ósea. Las CMM procedentes de la grasa tienen una mayor calidad que las obtenidas en la médula ósea. La miniliposucción es un procedimiento quirúrgico menor comparado con la punción de médula ósea, y al ser la grasa subcutánea muy abundante y de fácil accesibilidad, es posible disponer de ella en grandes cantidades y en repetidas ocasiones. La disponibilidad de CMM en la grasa es x1000 veces superior a la encontrada en la médula ósea. Esta alta disponibilidad nos permite emplear las CMM extraídas de la grasa directamente tras su obtención, evitando tener que cultivarlas durante 3 semanas en laboratorio, ahorrando costes, posibles complicaciones y valioso tiempo. El proceso completo desde la obtención de las CMM hasta la infiltración final no supera las 3h.

Recientes investigaciones apoyan el uso directo de las CMM tras ser extraídas, sin ser sometidas a cultivo y expansión. Se piensa que las CMM que son cultivadas pueden alterarse genética o epigenéticamente de tal forma que puedan alterar sus propiedades funcionales y biológicas.

En el CAMDE realizamos todo el proceso de extracción y concentración de las CMM en cabinas de flujo laminar estéril dentro de un laboratorio altamente especializado (sala blanca) dotado de la más moderna tecnología para garantizar la esterilidad del concentrado de células que se infiltrará a nuestros pacientes.

Cómo es el tratamiento de células madre

Primera consulta

El primer paso consiste en evaluar la pertinencia o no del tratamiento con Células Madre Mesenquimales. En la consulta, si no viene remitida por otro profesional ya con el diagnóstico hecho, se establecerá el diagnóstico y el grado de deterioro de la lesión mediante la exploración clínica y la evaluación de las radiografías y resonancias magnéticas. Una vez hecha la indicación y aceptando el paciente el tratamiento se fijará la fecha para realizarlo y se solicitará una analítica básica preoperatoria.

Tratamiento

Revisiones

Con posterioridad a la implantación de las CMM se realizarán dos infiltraciones con Factores de Crecimiento Plaquetario* con el objeto de estimular el crecimiento y multiplicación de las CMM. A partir del tercer mes tras finalizar el tratamiento el tejido se ha regenerado lo suficiente como para que las molestias comiencen a desaparecer. Esta regeneración seguirá aumentando hasta el año, manteniéndose con posterioridad. La vuelta de la sintomatología se producirá si los mecanismos causantes de la lesión inicial continúan actuando y tienen mayor intensidad que la capacidad regenerativa de las células madre.

Tratamiento con células madre

En día del tratamiento el paciente debe acudir a CAMDE con al menos 6h de ayuno. En quirófano y bajo sedación suave realizada por un anestesista se realizará una miniliposucción abdominal con una microcánula de 3 mm, extrayéndose entre 50 y 100 ml de grasa. También se extraerán 60 cc de sangre venosa para obtener factores de crecimiento que añadirán a las CMM en el momento de la infiltración. Esta parte del proceso dura unos 30 minutos.

Mientras se procesa la grasa y se extraen y concentran las Células Madre (2h aproximadamente), el paciente podrá tomar algo en la cafetería anexa al centro.

Finalmente, se procederá a infiltrar, bajo control ecográfico, la mezcla de células madre, plasma rico en plaquetas y ácido hialurónico en la zona a tratar. El paciente abandonará CAMDE caminando y sin apenas molestias. No obstante, se aconseja venir acompañado, y no conducir tras el tratamiento, debido a que pudieran quedar aún ligeros restos de la sedación aplicada para la liposucción. Es un proceso indoloro, similar a cualquier otro tipo de infiltración.