Clear

Tratamiento de la condromalacia y el edema óseo de rodilla en Málaga

2018-08-05 18:49:04

Buenas tardes, Segun una resonancia hecha recientemente en mi rodilla derecha me diagnotican meniscopatia interna con desgarro predominantemente radial del cuerno posterior y leve prostrusiondel cuerpo meniscal y signos inflamatorios con abombamiento del ligamento colateral interno. Condropatia grado IV y edema subcondral en zonas de apoyo del condilo femoral interno, condromalacia rotuliana grado II.. Aqui dicen que me tiener que intervenir mediante artroscopia. Solicito informacion y presupuesto Muchas gracias Un cordial saludo Diego

Hola Diego,

No está tan claro que la solución sea operarte. No sé que edad tienes, pero si tienes más de 45 años es posible que la rotura del menisco sea degenerativa, por colapso progresivo del compartimento femorotibial interno. En la resonancia dice tb que tienes una condromalacia (perdida del cartílago) en el condilo femoral interno de grado IV (prácticamente no hay cartílago) y que ha originado un edema óseo. Posiblemente la causa del dolor provenga de la condromalacia severa y del edema óseo.
Lo primero que hay que hacer es explorarte bien, si el dolor viene claramente de la rotura meniscal no hay más remedio que hacer una artroscopia y quitar la parte rota del menisco intentando conservar la mayor cantidad posible. Pero es muy posible que al explorarte el dolor no provenga del menisco, sino del edema óseo. Entonces si se te opera el menisco no mejorarás nada y encima perderemos parte del efecto amortiguador del menisco, que aunque roto cumple su función.
Si se objetiva que el dolor es de la condromalacia y el edema óseo  lo que se debe hacer es tratar ambos mediante células madre inyectadas dentro de la articulación y dentro del hueso, en la zona del edema. Una vez mejoren los síntomas, si el menisco da problemas siempre estamos a tiempo de operarlo.
Pásate por la consulta, te exploro adecuadamente, revisamos la resonancia y deducimos el mejor tratamiento a seguir.
Nos vemos pronto, un saludo,
Dr. Vicente De la Varga

Deja un comentario