Clear

Buenos Días Doctor:en primer lugar le quiero agradecer el tiempo prestado para leer mi consulta y la del resto de pacientes. Le escribo desde Canarias por la sencilla razón de que hace cosa de 9 meses que padezco de una epicondilitis la cuál fue diagnosticada por el traumatólogo al que acudí. El mismo me recomendó que hiciera estiramientos y hielo en ese orden durante dos meses, al no encontrar mejoría, me remitió para que hiciera 10 sesiones de rehabilitación, donde me aplicaron corrientes, ultrasonidos, láser, acupuntura, punción seca, frío, calor y ondas de choque sin tampoco obtener resultado satisfactorios. Ya cansado decidí acudir a un centro de fisioterapia donde me aplicaron 5 sesiones de la técnica EPI con la que noté ligeras mejorías.Le he propuesto al traumatólogo que pase directamente a la operación, pero según una ecografía que me mandó a hacer, no ve inflamación alguna, por lo que no se presta a operarme. En todo este tiempo sigo realizando ejercicios de fortalecimiento y estiramientos, estoy tomando un compuesto a base de colágeno, magnesio, cartílago de tiburón, pero veo que sigo estancado y sin mejora alguna. ¿Qué otra cosa puedo hacer? ¿Considera necesario el que me desplace hasta su consulta para que pueda tratarme ud. directamente? Saludos y muchas gracias.

Hola, es cierto que las epicondilitis que se cronifican son cuadros que llegan a desesperar, pero en algún momento hay que iniciar un tratamiento que realmente solucione el problema. La epicondilitis es una lesión del tendón conjunto de los músculos extensores de los dedos que se ancla en el epicóndilo externo del húmero en el codo. Cuando el dolor es en la parte interna del codo se trata de una lesión de los músculos flexores de los dedos que se anclan en la epitróclea, originando una epitrocleítis.

La lesión del tendón se inicia por microrroturas del tendón por una sobrecarga relacionada con ejercicios repetidos de muñeca o dedos (deportes de raqueta, atornillar, pintar,…). El tendón tiene una mínima capacidad para regenerar sus roturas al no llegarle riego sanguíneo. En estos estadíos iniciales un ejercicio excéntrico de la musculatura consigue que se repare el tendón dañado. La EPI también puede ir bien es esta fase que dura hasta los 2-3 meses tras la lesión inicial. El resto de las terapias que has mencionado ayudan a aliviar el dolor, pero no solucionan el problema.

Si con el paso del tiempo, y la continuación de la sobrecarga en el tendón, las microrroturas aumentan y el tendón ya no es capaz de regenerarlas por sí sólo. El tendón genera una especie de pasta que rellena el espacio de las microrroturas y aumenta su tamaño. Es lo que denominamos tendinosis, el tendón se degenera y la lesión se hace crónica. Si dejas de usar el tendón el dolor desaparece, pero en cuando vuelves a usarlo el dolor reaparece… y así para siempre.

La solución es regenerar el tendón. Para ello podemos hacerlo de una forma no quirúrgica mediante infiltraciones ecoguiadas con factores de crecimiento plaquetario que regeneran el tendón en 3 meses. Si la degeneración del tendón es importante la solución pasa por la cirugía que consiste básicamente en limpiar el tendón de esa pasta situada entre las fibras sanas (sanear el tendón) y aplicar factores de crecimiento en forma de gel entre los fascículos tendinosos. En 6-8 semanas el tendón se regenera.

Es posible que en Canarias haya traumatólogos deportivos que te puedan ofrecer este tratamiento. Si no fuera así estaré encantado en ayudarte cuanto pueda.

Un saludo, Dr. Vicente De la Varga CAMDE

Deja un comentario