¿Qué es la artrosis de tobillo?

La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones. La artrosis de tobillo se produce por una pérdida del cartílago articular, formación de osteofitos (picos de hueso) y la deformación de la articulación afectada. Las articulaciones tienen una capa de cartílago hialino compuesto de unos milímetros de tejido conectivo especializado en absorber carga mecánica y favorecer el deslizamiento de un hueso sobre otro a nivel de las articulaciones.

Existe un conjunto de factores que podrían desencadenar la aparición de artrosis, como un traumatismo importante, y factores que aceleran la progresión de dicha patología, como la inestabilidad o la sobrecarga mecánica de la articulación afectada. También podemos hablar de la influencia genética a padecer la enfermedad.

Una vez que la artrosis se ha instaurado e iniciado la progresión del desgaste es complicado poder pararla, por eso se observa un mayor número de pacientes con artrosis de edad avanzada.

El tobillo, la articulación tibioperoneoastragalina, no es de las localizaciones más frecuentes de artrosis, como ocurre con la artrosis de rodilla o la artrosis de cadera. En la mayoría de los casos de artrosis de tobillo suele ser provocado por un accidente previo, torceduras y esguinces frecuentes o lesiones del cartílago anteriores.

Causas

Como hemos podido comentar, la artrosis de tobillo no es de las más frecuentes, por lo que puede ocurrir por una serie de causas:

  • Trauma repetitivo en el tiempo.
  • Consolidación inadecuada posterior a una fractura de tobillo.
  • Inestabilidad del tobillo.
  • Artritis reumatoide.
  • Esguinces o torceduras frecuentes.

Síntomas de artrosis de tobillo

sintomas artrosis de tobillo

Los síntomas de artrosis de tobillo pueden ser fácilmente detectadas por la persona que lo padece y su especialista. El paciente describirá los siguientes síntomas:

  • Limitación de movimiento para subir y bajar el pie
  • Dolor con la movilidad de su tobillo,
  • Rigidez
  • Dolor por la mañana al empezar a caminar. Después de un rato el dolor vuelve y empeora.

La característica de la artrosis de tobillo es el dolor y limitación en la movilidad del pie que provoca, debido a la degeneración del cartílago de las articulaciones del tobillo, logrando el desgaste progresivo de las superficies articulares. Es una articulación responsable del 80% del movimiento ascendente y descendente del pie. El astrágalo o talo está articulado con la Tibia, y estos están rodeados por los huesos del extremo de la pierna, en el interior (maléolo medial) y en el exterior (peroné). Los pacientes afectados verbalizaran dolor al caminar y notaran una disminución del arco de movimiento del tobillo.

Diagnóstico de artrosis de tobillo

Para el especialista es necesario valorar la historia clínica para conocer los antecedentes traumáticos a los que ha podido estar sometido el tobillo. En un siguiente paso, el médico explorará los puntos dolorosos, el aspecto externo de la articulación con sus posibles deformidades, la movilidad articular y el patrón de marcha.

El estudio radiológico determina el diagnóstico definitivo de la artrosis de tobillo si así lo fuera. En las radiografías se observa la artrosis y su estado evolutivo, analizando las lesiones osteocartilaginosas y la posición de los osteofitos y los cuerpos extraños.

En la mayoría de los casos no se suelen requerir más pruebas de imagen como la resonancia magnética o el TAC, pero si fueran necesarias se podrían valorar mejor las características de la artrosis y la afectación de otras articulaciones cercanas.

Tratamiento

artrosis de tobillo

El tratamiento más indicado para la artrosis de tobillo son la utilización de plantillas para acomodar mejor el pie y reducir la fuerza de impacto de la marcha en el tobillo. Otro tipo de tratamiento utilizado son las infiltraciones de acido hialurónico o de corticoide, son métodos que también han dado buenos resultados en pacientes en los que la artrosis de tobillo es inicial. En los casos más avanzados, se aconseja la cirugía.

Existe cuatro principales procedimientos quirúrgicos para tratar la artrosis de tobillo:

  • Reemplazo total de tobillo o prótesis de tobillo.
  • Fusión de tobillo (artrodesis)
  • Artroplastía de distracción tobillo.
  • Osteotomías de realineamiento.

En la cirugía, artroscopia, de tobillo se realiza un desbridamiento o limpieza de la articulación a través de una mínima incisión y una rápida recuperación.

En los casos muy severos de destrucción articular, se realiza una artrodesis o fijación del tobillo, y en aquellos casos aislados de artrosis de tobillo grave se puede optar por una prótesis total de tobillo, para permitir conservar la movilidad de la articulación. Desde Clínica CAMDE se aconseja, para los casos de pacientes con artrosis de tobillo avanzadas, decantarse por el método de fijación, ya que aunque se pierda movimiento se ganará calidad de vida.

La prótesis de tobillo permite una mayor movilidad, pero el riesgo de aflojamiento y movilización o desgaste de los componentes es alto si se realiza una actividad física importante y durante años.

Es evidente que hay ventajas y desventajas de un procedimiento sobre el otro y las tasas de éxito de estas diversas intervenciones son diferentes. Por lo que sabemos que no es fácil elegir entre los tipos de procedimientos, por lo que si te encuentras en una toma de decisión sobre el tipo de tratamiento de la artrosis de tobillo, te recomendamos consultar con un traumatólogo con experiencia para que pueda estudiar tu caso y adaptar la mejor técnica, asegurando los mejores resultados.

Resumen
Artrosis de tobillo
Nombre del Artículo
Artrosis de tobillo
Descripción
La artrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones. La artrosis de tobillo se produce por una pérdida del cartílago articular
Autor