Traumatología deportiva en Málaga

//Traumatología Deportiva
Traumatología Deportiva 2018-05-29T12:21:08+00:00

La traumatología y la medicina del deporte están estrechamente ligadas como consecuencia de las lesiones que pueden producirse durante la práctica de cualquier tipo de actividad física y deportiva.

En consecuencia, un especialista en medicina deportiva no solo debe ser un gran conocedor de la anatomía y fisiología del cuerpo humano, sino que también debe ser capaz de reconocer y abordar de forma efectiva las lesiones y otros factores relacionados con la práctica deportiva. Además debe estar al día en los últimos tratamientos, ya que los plazos de recuperación son fundamentales, en especial en el deporte de alto nivel.

Qué hace un traumatólogo deportivo

Qué hace un traumatólogo deportivo

Un traumatólogo deportivo es el encargado de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las lesiones que se pueden producir durante la práctica de una actividad deportiva. Por ello, este especialista debe conocerlas características de los diferentes deportes y entender las distintas situaciones a las que se enfrenta el deportista cuando lo está practicando.

Un especialista en traumatología deportiva, no sólo debe tener un gran conocimiento anatómico, médico o fisiológico del cuerpo humano, sino que es indispensable que tenga la capacidad de abordar las lesiones en los diferentes momentos que se dan en la actividad deportiva (entrenamiento, momento en la temporada, expectativas de competiciones, etc.), entre otros muchos factores que pueden incidir en la lesión.

Lesiones deportivas más frecuentes

En el ámbito deportivo, las lesiones más habituales son:

  • Esguince de tobillo: Son las lesiones más comunes cuando el pie se tuerce o gira más allá de su rango normal de movimiento, causando que los ligamentos del tobillo se sobrecarguen o incluso se desgarren. Por lo general, un esguince de tobillo tarda entre 2 semanas y 2 meses en curarse, en función del grado. En base al daño existen diferentes grados: grado 1 (leve), grado 2 (moderado) y grado 3 (severo). Si no se curan bien, se puede volver una lesión crónica.
  • Roturas musculares: Es una lesión muscular donde las fibras que componen el músculo se rompen. La rotura produce un dolor muy intenso que obliga al deportista a suspender la actividad física, ya que al contraer el músculo se pone en tensión la zona dañada. La lesión se puede producir por diferentes causas: de manera directa por un golpe o de manera indirecta como consecuencia de una elongación brusca.
  • Lesiones de rodilla: La rodilla es una de las articulaciones del cuerpo humano que más sufre por su función de carga dinámica. Las lesiones más frecuentes en la rodilla son: la tendinitis del rotuliano, esguince de ligamento lateral interno, rotura del ligamento cruzado anterior o posterior y rotura del menisco.
Tendinitis y tendinopatías
Lesiones de hombro

Tendinitis y tendinopatías: Junto con las roturas musculares son las lesiones más frecuentes entre los deportistas. La tendinitis es la inflamación del tendón, elemento que sirve de unión entre el músculo y hueso. Dentro del ámbito deportivo, las causas más habituales son la insuficiencia técnica (no dominar los movimientos específicos, como ocurre en la epicondilitis o codo de tenista), el terreno de juego (los terrenos artificiales causan los fenómenos de resonancia y vibración) y el material deportivo (un ejemplo es el palo de golf, la raqueta o la bota de tacos).

Tendinitis y tendinopatías: Junto con las roturas musculares son las lesiones más frecuentes entre los deportistas. La tendinitis es la inflamación del tendón, elemento que sirve de unión entre el músculo y hueso. Dentro del ámbito deportivo, las causas más habituales son la insuficiencia técnica (no dominar los movimientos específicos, como ocurre en la epicondilitis o codo de tenista), el terreno de juego (los terrenos artificiales causan los fenómenos de resonancia y vibración) y el material deportivo (un ejemplo es el palo de golf, la raqueta o la bota de tacos).