Fisioterapia acuática

//Fisioterapia acuática
Fisioterapia acuática 2018-05-29T08:27:52+00:00

Las piscinas, para realizar terapias acuáticas o hidroterapias, son uno de los medios más recomendados en la recuperación de numerosas lesiones y patologías, que se está convirtiendo en una opción entre los pacientes, ya que facilita y acelera su recuperación.

Cómo es la terapia en agua

La fisioterapia en agua, también conocida como fisioterapia acuática ayuda a combatir algunas enfermedades y previene la aparición de otras. En nuestra clínica somos pioneros en esta técnica, siendo el único centro en Málaga con estas sesiones de fisioterapia. A continuación explicamos cómo lo hacemos.

Nos ayudamos del agua para darle mayores beneficios al paciente que el se le puede dar fuera de él, y es que la terapia en el agua es muy usual para aliviar el dolor y recuperar la fuerza pérdida. Lo que logramos con estas terapias es que el paciente pueda trabajar determinadas articulaciones sin que le genere ningún tipo de dolor. Esto ayuda muy positivamente a que el paciente pueda hacer los ejercicios con más intensidad.

Durante la inmersión, aumenta el riego sanguíneo, facilitando la oxigenación, el peso corporal disminuye con respecto al medio terrestre mejorando así la amplitud de movimiento y disminuyendo significativamente la sobrecarga articular. El edema se reduce debido al aumento del retorno venoso y linfático, y a la compresión tisular, favoreciendo la recuperación de los edemas tras una cirugía como la de un ligamento cruzado anterior de la rodilla o una intervención de hombro.

¿Qué se puede trabajar en el agua?

¿Qué se puede trabajar en el agua?

En la fisioterapia acuática se puede trabajar el equilibrio, también se puede mejorar la autonomía, el autocontrol y la fuerza, todo ello como ya hemos mencionado, gracias a la flotación.

Este medio no solo facilita los movimientos por la disminución del peso y la flotación, sino que además se puede trabajar la fuerza y resistencia. Esto permite trabajar con menor dolor y favorece un trabajo más intensivo.

Con la flotación desaparecen los calambres y las contracturas, por lo que el paciente se siente mucho más relajado. La fisioterapia en el agua no crea el estrés que se produce con la rehabilitación tradicional.

La fisioterapia en el agua es una terapia ideal, donde se puede trabajar con pacientes de todas las edades.

Fisioterapia en agua

Cuáles son las ventajas de la fisioterapia en el agua

En CADME disponemos de una amplia zona de piscina terapéutica para realizar los ejercicios. Con esta terapia vamos a lograr:

  • Un estado de bienestar: Debido a que el agua se encuentra entre 30ºC y 32ºC, induciendo al paciente en un estado de relajación. Esto sirve para aliviar el dolor.
  • Eliminación de la gravedad: Hay pacientes que pierden parte de la movilidad pero con el agua logramos que el paciente comience una mejor marcha. Se va a suprimir el peso del paciente, mejorando así la amplitud de movimiento y reduciendo significativamente la sobrecarga articular, eso permite que adquiera seguridad a la hora de realizar los ejercicios.
  • Relacionado con el punto anterior, rehabilitarse en el medio acuático, sobre todo en los casos en los que el paciente se encuentre incapacitado para algunos movimientos, ofrece la ventaja de que existe un menor temor a caerse y golpearse, que pudiera tener en superficies fuera del agua. Este es el obstáculo más grande al momento de volver a caminar o de independizarse en los movimientos, pero en el medio acuático, ese miedo desaparece notablemente y la ejercitación puede realizarse con iguales resultados.
  • La fisioterapia en el agua ayuda a la recuperación de los edemas tras una intervención quirúrgica como pasa en la operación del ligamento cruzado de rodilla, patologías de columna o síndrome del piramidal.
  • Favorece a determinados procesos inflamatorios que puedan sufrir los pacientes.
  • A diferencia de la rehabilitación activa guiada por un especialista en la actividad física y deporte (INEF o TAFAD) en piscina, la fisioterapia en el agua nos permite trabajar las lesiones traumáticas o deportivas de manera más específica, trabajando el complejo artro-neuro- muscular, pero a su vez teniendo en cuenta, al igual que esa rehabilitación activa, la lesión desde un punto más global.
  • Por último, el aspecto lúdico de meterse en el agua es totalmente motivante y estimulante, por lo que el paciente experimenta un bienestar psicológico que contribuye a lograr más rápidos y mejores resultados.

Cuándo se recomienda hacer la fisioterapia acuática

En CAMDE, recomendamos la fisioterapia en agua a personas de cualquier edad y que presenten cuadros agudos y/o crónicos que sean derivados de enfermedades reumatológicas, ortopédicas o traumatológicas y neurológicas entre otras. Nuestro equipo de fisioterapeutas está altamente cualificado en terapias acuáticas, realizando trabajos a través del agua con técnicas especializadas. Desarrollan un tratamiento personalizado para cada paciente y con un constante proceso de cambio, en función de la evolución que vaya experimentando el paciente.

En función de los ejercicios que se plantee el fisioterapeuta, podemos destacar los ejercicios de flotación, con o sin accesorios, trabajando así la activación de las extremidades, cambiando con fluidez. La fisioterapia en el agua, es un procedimiento ideal en el que se puede trabajar con personas de todas las edades.

En CAMDE, tenemos la suerte de disponer de nuestras propias piscinas terapéuticas dentro de nuestras instalaciones. Con esta terapia vamos a lograr realizar los ejercicios que no se podrían hacer en una camilla.

Efecto psicológico

También nos gustaría hacer referencia al efecto psicológico que producen estas terapias en el paciente, ya que no todo son beneficios para el plano físico. Cuando un paciente logra realizar los movimientos que fuera del agua le es imposible ayuda notablemente a su estado de ánimo. Esto ayuda positivamente a conseguir los objetivos planteados en un principio por el fisioterapeuta en la recuperación del paciente. CADME es un centro innovador y pionero, buscando siempre el mayor beneficio para nuestros pacientes.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros para empezar a realizar tus tratamientos de fisioterapia en agua, de la mano de nuestros profesionales.