LESIONES DE AQUILES EN MÁLAGA

Lesiones de Aquiles 2018-05-28T12:06:18+00:00

El tendón de Aquiles (TA)

El tendón de Aquiles (tendo Achillis) o tendón calcáneo (tendo calcaneus) es un tendón de la parte posterior de la pierna. Sirve para unir el gastrocnemio y el músculo sóleo al hueso calcáneo (talón).

El tendón de Aquiles es la extensión tendinosa de los tres músculos de la pantorrilla: gastrocnemio, sóleo y plantar delgado. En los humanos, este tendón pasa por detrás del tobillo y es el más grueso y fuerte del cuerpo. Este tendón es llamado en honor de Aquiles, personaje de la mitología griega, y de su célebre vulnerabilidad en el talón.

Para las personas que les gusta correr es una zona particularmente sensible, su mantenimiento en buen estado debe ser uno de los cuidados que debemos controlar.  Se ha comprobado como el aumento de personas  que se suman a la práctica de este deporte ha traído consigo un aumento de las lesiones sobre éste tendón. La inflamación del tendón, es debida a la presión que se ejerce sobre el tendón siendo mayor que la resistencia del propio tendón. las causas más relevantes por las que puede darse una lesión del tendón de Aquiles puede ser por complicaciones traumáticas, inflamatorias o degenerativas. Entre los factores de riesgo que predisponen la lesión del tendón de Aquiles se encontraría las mujeres que presentan con mayor frecuencia esta lesión; la edad de desgaste se inicia a partir de los 30 años, o por el daño en el tendón por el uso excesivo de tacones altos, la falta de calentamiento adecuado o no ser constantes en la práctica de alguna actividad deportiva.

Causas
Síntomas

CAUSAS DE LESIONES EN EL TENDÓN DE AQUILES

  • Sobre uso y exceso de extensión del tendón.
  • Practicar deporte sólo ocasionalmente.
  • Rotación excesiva del pie hacia adentro (pronación).
  • Traumatismo (golpe en el tendón).
  • Uso de un mal calzado
  • Arcos de los pies demasiados altos (los arcos son estructuras que distribuyen peso por todo el pie y éstos nos ayudan a caminar, correr o saltar).
  • La edad de desgaste comienza regularmente a partir de los 30 años, ya que los tendones se vuelvan muy rígidos y fáciles de lesionar.

SÍNTOMAS DE LESIONES EN EL TENDÓN DE AQUILES

  • Hinchazón en el lugar de la inflamación.
  • Limitación dolorosa de la flexión dorsal del pie (el pie no puede estirarse o llevarse hacia atrás).
  • Dificultad para caminar.
  • Dolor repentino
  • Dificultad para apoyarse sobre los dedos de los pies (de puntas)
  • Sensación de rotura.
  • Rotura del tendón de Aquiles

Ya sea parcial o total, la persona que lo sufre es incapaz de apoyar el pie. El dolor es mucho más pronunciado que en los dos casos anteriores, siendo el de la rotura total un dolor agudo y punzante, llegando a percibirse el sonido del desgarro.

Tratamiento

Su tratamiento puede ser no quirúrgico,el cual se usa para rupturas menores y personas que no son muy activas. El tratamiento quirúrgico suele ser para personas que son muy activas, se debe de realizar durante los primeros diez días pues de lo contrario el tendón se distiende y no será posible encontrarlo después.

  • Bursitis

Es la inflamación de las bursas.

Tratamiento 

 Se recomienda el uso de almohadillas de silicona que elevan el talón, eliminando la presión por el calzado; Inyección dentro de la bolsa con un corticoide soluble mezclado con un anestésico local; Compresas calientes, ultrasonido y reposo. Cuando esto no funciona se puede proceder a un tratamiento quirúrgico.

PREVENCION

PREVENCION DE LA LESION EN EL TENDON DE AQUILES

  • Peso saludable.
  • Estira todos los días.
  • Protege tus pies con una talonera de protección o una plantilla ortopédica específica para aliviar el estrés del tendón de Aquiles.