TRAUMATÓLOGO ESPECIALISTA EN TENDINOSIS ROTULIANA /TENDÓN ROTULIANO EN MÁLAGA

Rotuliano 2018-05-29T08:50:33+00:00

En el centro CAMDE, el doctor Vicente de la Varga es un traumatólogo especialista en tendinosis rotuliana en Málaga, con una amplia trayectoria profesional que permite el diagnóstico y tratamiento de esta lesión de forma eficaz.

¿Qué es la tendinosis rotuliana?

El tendón rotuliano es aquel que trabaja con los músculos de la parte anterior o frontal del muslo para hacer posible la extensión de la rodilla, posibilitando los movimientos de patear, correr y saltar. La tendinosis rotuliana es una lesión de este tendón, encargado de conectar la rótula con la tibia.

Este tipo de lesión es muy común entre los deportistas o atletas cuyos deportes implican saltar con frecuencia (voleibol, baloncesto, atletismo, etc.), de ahí que también esta patología reciba el nombre de “rodilla del saltador”.

Aunque en un primer momento puede parecer que se trata de una lesión de menor gravedad, ya que muchos deportistas pueden seguir entrenando y continuar en una competición, sí es cierto que puede empeorar con el tiempo e incluso requerir de cirugía, por lo que se recomienda tratarla lo antes posible por nuestro traumatólogo especialista en tendón rotuliano en Málaga, para prevenir el agravamiento de los daños.

Causas
Síntomas

Causas de la lesión del tendón rotuliano

La tendinosis rotuliana se produce por una sobrecarga en el tendón rotuliano o un movimiento repetitivo que implica un trabajo continuado por parte de este tejido. Cuando existe un estrés en este tendón, se provocan pequeños desgarros, los cuales pueden seguir en aumento si el mismo se sigue sometiendo a los mismos movimientos con carácter persistente.

De esta forma, los movimientos como saltar, caer o cambiar de dirección realizados de una manera constante pueden provocar torceduras, desgarros y por tanto, un daño en el tendón rotuliano. Estaríamos ante microtraumatismos repetitivos que conllevarían la producción del resultado de una tendinosis rotuliana.

Síntomas

La sintomatología más frecuente de la tendinosis rotuliana es la siguiente:

  • Dolor debajo de la rótula.
  • Dolor en los movimientos de flexión de la articulación.
  • Dolor en el cuádriceps.
  • Rigidez en la rodilla sobre todo al realizar ciertos movimientos como saltar, arrodillarse, subir escaleras o sentarse.
  • Debilidad en la pierna en sí o en la pantorrilla.

Tratamiento

Dependiendo del nivel o gravedad de la lesión, el tratamiento requiere actuaciones distintas.

Tratamiento conservador

Para el caso de una lesión leve del tendón rotuliano, el tratamiento implica:

  • Interrumpir la práctica de deporte o adaptar el entrenamiento o actividad física de forma que se reduzca todo lo posible los saltos o cualquier impacto sobre la rodilla.
  • Colocar hielo sobre la rodilla para calmar el dolor y la inflamación
  • Utilizar la banda Chopat o banda infrarotuliana que permite sostener la rodilla, lo que ayuda a aliviar la presión sobre el tendón rotuliano.
  • Elevar la rodilla cuando se sienta dolor.
  • Administración de antiinflamatorios
  • Masoterapia
  • Programa de rehabilitación que implique ejercicios suaves para ayudar a fortalecer la rodilla, el cuádriceps y la pantorrilla.

El tiempo de la recuperación cuando la lesión no es grave conlleva un período de entre 4 y 5 semanas.

Tratamiento quirúrgico

Tratamiento quirúrgico

En el supuesto de que se trate de una lesión de carácter muy grave, será necesario la intervención quirúrgica. La cirugía implica la extracción de la parte del tendón rotuliano que está dañada así como el tejido inflamatorio de la zona inferior de la rótula, y se realizan pequeños cortes en los laterales del tendón cuya finalidad es aliviar la presión que existe sobre la zona central.

En este caso, la recuperación es más lenta, pudiendo varios meses, en los que será necesario realizar un programa de rehabilitación para lograr una total recuperación.

Prevención de la tendinosis rotuliana

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta para prevenir esta lesión, es la realización de un adecuado calentamiento antes y después de la práctica deportiva, incluyendo especialmente estiramientos del cuádriceps y de los músculos de la parte inferior de la pierna.

Además se pueden adoptar estas medidas:

  • No realizar ejercicio cuando se sienta dolor: en ese caso se recomienda colocar hielo sobre la zona afectada y guardar reposo, evitando aquellos ejercicios que impliquen una tensión en el tendón rotuliano.
  • Fortalecer los músculos para que los mismos sean capaces de soportar la tensión que sufre el tendón.
  • Seguir las instrucciones de profesionales: en la práctica de deporte y ejercicio físico es recomendable contar con las indicaciones de profesionales para evitar precisamente lesiones sobre el tendón rotuliano.
Cabecera Rodilla