Curar la tendinitis en Málaga

Tendinitis 2018-05-29T07:49:21+00:00

Antes de hablar sobre conceptos técnicos y sobre cómo curar la tendinitis, debemos conocer un error común que se comete en el mundo de la medicina. Tendinosis, también conocida como tendinitis crónica, es la acumulación de pequeñas lesiones del tendón a nivel celular, y en ella no existe proceso inflamatorio, y se caracteriza por ser una lesión que no es para nada reciente y lleva instaurada un tiempo en nuestro cuerpo.

Esta lesión provoca un cambio degenerativo en la estructura del tendón, haciéndolo vulnerable y con posibilidad de romperse.

Como vemos, existe una obvia diferencia entre tendinosis y tendinitis siendo esta última una reacción inflamatoria del tendón y su vaina, y las causas son golpes, infecciones, falta de entrenamiento y en definitiva, lesiones recientes.

Anatomía del tendón
Partes del tendón

Anatomía del Tendón

Para entender el por qué de una lesión, debemos conocer previamente la zona de nuestro cuerpo donde se produce. El tendón es la parte final del músculo con la que se ancla al hueso. Al contraerse el músculo, el tendón tracciona el hueso en la articulación generando movimiento.

Los tendones son estructuras rígidas con elasticidad limitada, no soportando un alargamiento superior al 8% de su longitud inicial.

Partes del Tendón

En la mayoría de los tendones se diferencian tres zonas, que originan tres tipos de patologías muy bien diferenciadas:

  • Unión miotendinosa: es la zona de transición de un tejido elástico (músculo) a otro más rígido. Esta unión presenta cierto grado de vascularización y no tiende a degenerarse, pero si a ser el foco de roturas.
  • Cuerpo del tendón: es el tendón propiamente dicho. Se compone de un conjunto de haces de fibras longitudinales fuertemente entrelazadas entre sí. Su capacidad de estirarse es mínima, así como de vascularización debido a los pocos vasos que le llegan a la periferia. Tiene una capacidad de regeneración muy limitada, por lo que tras una lesión, tiende a degenerarse perdiendo sus propiedades mecánicas hasta desarrollar una tendinosis.
  • Entésis: es el extremo del tendón anclado al hueso. Esta parte del tendón es compacta asemejándose a la cubierta del hueso (periostio). Tiene cierta vascularización proveniente del hueso, es la zona que soporta mayores tensiones y a diferencia del cuerpo del tendón, no tiende a degenerarse sino que desarrolla lesiones inflamatorias por tracción, conocidas como tendinitis de inserción o entesitis, acompañadas normalmente de depósitos de calcio como respuesta a la inflamación.
traumatologia-avanzada-lesiones-tendinosas-1

Tratamientos para curar la tendinitis

Existen multitud de tratamientos para afrontar las diferentes lesiones tendinosas (EPI, ondas de choque, fisioterapia, cyriax, electroterapia, esclerosis, óxido nítrico, etc), sin embargo, estos tratamientos alivian temporalmente el dolor pero no solucionan el problema y sobre todo no se sostienen sobre una base científica que justifique su uso, por lo que podría ser peor el remedio que la lesión en sí.

Los únicos tratamientos que científicamente se ha demostrado que regeneran tendones degenerados y curan la tendinitis, solucionando el problema de forma definitiva y no temporal, son los ejercicios excéntricos, terapias celulares regeneradoras y cirugía.

Ejercicio excéntrico

Ejercicio excéntrico

Estos ejercicios sobres lo que te aconsejará el Dr. Vicente de la varga, mantienen la contracción del músculo, desde una postura de acortamiento (fase concéntrica), hacia el estiramiento (fase negativa), sin dejar de mantener la contracción. El ejemplo más fácil es en el músculo bíceps del brazo, siendo un ejercicio concéntrico “sacar bola” y un ejercicio excéntrico extender el brazo para devolverlo a su estado natural. De esta forma, la contracción muscular y la tensión, se produciría a través de la elongación física del músculo, no en el acortamiento.

Se requieren dos a tres sesiones diarias, de 15 minutos de duración (unas 180 repeticiones) durante 12 semanas y con carga (peso) creciente para conseguir resultados respecto a la regeneración tendinosa. Los ejercicios deben causar cierto dolor para que sean efectivos, si no molestan es que no están bien realizados o la carga es pequeña, pero debemos tener cuidado y no excedernos. Cada tendón tiene su propio protocolo de ejercicios excéntricos eligiéndose siempre los más efectivos para conseguir el objetivo propuesto.

Estas actividades se realizan a favor de la gravedad, ya que produce un mayor control del paciente sobre el ejercicio o actividad que se realiza, como puede ser correr cuesta abajo, bajar escaleras, frenar, etc.

Durante los ejercicios excéntricos, el músculo genera fuerza mientras se alarga, y como podemos ver por los ejemplos puestos anteriormente, los realizamos casi a diario sin darnos cuenta pero no es suficiente para curar la tendinitis, es por ello por lo que ofrecemos nuestro conocimiento y profesionalidad a nuestros clientes.

¿Que obtengo con ejercicios excéntricos?

De una forma más natural, gracias a los ejercicios excéntricos, obtendremos una mejora de fuerza máxima, fuerza explosiva, potencia y elasticidad muscular, prevención de otras futuras lesiones y una estabilización de articulaciones implicadas en el ejercicio realizado. Estos ejercicios ayudan a curar la tendinitis y otras muchas lesiones de una forma natural.

Para conocer más y realizar estos ejercicios de forma correcta, no dudes en contactar con nosotros y confiarnos tu recuperación en nuestra clínica en Málaga

Terapia de Plasma Rico en plaquetas.

Esta terapia consiste en recoger una muestra de sangre del paciente, y separar los diferentes tipos de células sanguíneas que componen la sangre, para extraer la porción con las plaquetas que inyectaremos en el sitio de la lesión en una única sesión, o una serie de estas dependiendo de la gravedad de la lesión a tratar. Puesto que no es un antiinflamatorio sino que estimula la formación de fibras tendinosas nuevas, los resultados tardan en aparecer, siendo entre las 8 y 12 semanas tras el fin del tratamiento cuando se produce la regeneración tendinosa y terminamos de curar la tendinitis.

Otro motivo para que vuelvan a aparecer las molestias en un tendón regenerado es que se repita la sobrecarga sobre el tendón (error técnico, sobreentrenamiento, anomalía anatómica) volviéndose a producir microrroturas repetidas. En estos casos es fundamental actuar sobre las causas que originan la sobrecarga tendinosa para no recaer en la lesión

Terapias celulares regeneradoras

Este tipo de terapia consiste en introducir nuevas células en un tejido, de forma que este comience a regenerarse hasta quedar restaurado y curado por completo. El Dr. Vicente de la varga está especializado en diferentes terapias celulares regeneradoras, como lo son la terapia con plasma rico en plaquetas y células madre mesenquimales, y las recomienda por la multitud de ventajas y facilidades que ofrecen.

Terapia de células madre mesenquimales.

Las células madre mesenquimales (CMM) son células madre adultas multipotentes que se pueden diferenciar en diversos tipos celulares manteniendo estos una alta capacidad de auto renovación. Se pueden obtener de muchos tejidos incluyendo tejido adiposo, cordón umbilical, pulmones o tendones, incluso en la médula ósea.

Terapia de plasma rico en plaquetas

Cirugía

La cirugía para tratar la tendinitis consiste en realizar una incisión en la piel sobre el tendón afectado. En las tendinosis de muy larga evolución, con mucha degeneración y una gran proporción del tendón dañado, o en aquellos casos en los que la combinación de los ejercicios excéntricos y las infiltraciones con PRP no han solucionado el problema, la única solución definitiva es la intervención quirúrgica que realizará el Dr. Vicente de la varga, que buscará sanear el tendón limpiando el tejido cicatricial, las pequeñas calcificaciones y los restos de tendón dañado, estimulando que llegue el aporte sanguíneo a la zona para que el tendón pueda regenerarse. La cirugía ha de complementarse con un tratamiento con PRP o células madre mesenquimales y con un protocolo específico de ejercicios excéntricos para estimular la regeneración.

Tipos de cirugía: Técnica FAST, Cirugía abierta convencional

Mínimamente invasiva (Técnica FAST)

Consiste en introducir en el tendón bajo anestesia local un terminal de radiofrecuencia bajo control ecográfico (similar a una infiltración) que va destruyendo y aspirando todo el tejido cicatricial eliminándolo. La molestia es mínima y se realiza de forma ambulatoria en la consulta no requiriendo puntos de sutura. Tras la pequeña cirugía se debe mantener reposo y aplicar frío localmente durante dos o tres días. A la semana se inicia el protocolo de infiltraciones con PRP (factores de crecimiento) para iniciar los ejercicios excéntricos a las tres semanas.

Ventajas

Cirugía abierta convencional

Consiste en exponer el tendón y separar longitudinalmente sus fibras limpiando todo el tejido cicatricial interpuesto. Una vez saneado el tendón se aplica un gel de PRP rellenando el espacio del tejido cicatricial extirpado. Al ser la mayoría de los tendones unas estructuras muy superficiales la cirugía suele ser bastante simple y con una recuperación rápida e indolora. En los tendones de las extremidades inferiores (Aquiles, rotuliano, etc) lo habitual es mantener 3 semanas la marcha con muletas sin apoyo comenzando la fisioterapia a los pocos días de la intervención. A la semana se comienza el protocolo de infiltraciones con PRP, y según el estado del tendón se inician los ejercicios excéntricos entre la primera y tercera semana postoperatoria.

La ventaja principal de la técnica FAST  o mínimamente invasiva es que por el sistema de visión del campo quirúrgico o técnica de abordaje, evita y reduce al mínimo los grandes cortes de bisturí requeridos por la cirugía convencional o abierta.

Para realizar estas operaciones de cirugía, se utiliza la visión directa, endoscópica o cualquier otro sistema de visión, utilizando las vías naturales del cuerpo humano o pequeñas incisiones para introducir los instrumentos de cirujano.

Existe una reducción considerable de riesgos en comparación con la cirugía típica, por lo que nuestros clientes encuentran en estas técnicas una seguridad necesaria a la hora de adentrarse en un quirófano.

Estos tres tratamientos son realizados en nuestra clínica de traumatología en Málaga, con la mayor profesionalidad y seguridad posible, poniendo a la entera disposición de nuestros pacientes toda la información referente a las causas y las diferentes formas de curar las diferentes tendinitis que podemos sufrir