Traumatólogo para la Rotura de Gemelos-Sóleo

Gemelos-Sóleo 2018-05-29T10:43:34+00:00

En la parte posterior de la porción inferior de la pierna, podemos encontrar a los gemelos y el sóleo. Su función es levantar el talón y esto es crítico en muchos movimientos atléticos como por ejemplo cuando realizamos un sprint.

El sóleo actúa en la flexión plantar en el mismo momento en el que la rodilla está flexionada y el gemelo cuando se extiende la pierna. Este último es el mayor y más visible del grupo muscular al que pertenece, siendo el sóleo el más pequeño situado justo por debajo.

El gemelo, externo e interno junto con el sóleo forman el tríceps sural, y este es el encargado de comenzar el movimiento al andar y correr.

La forma habitual y más coloquial de referirnos a una rotura de gemelos-sóleo, es el síndrome de la pedrada. Se le denomina así porque la sensación que se tiene al sufrir esta patología es la misma que tendría al haber recibido una pedrada en el gemelo. Es una lesión común que afecta a todo tipo de personas y no tan solo a deportistas como otro tipo de roturas fibrilares y consiste en una contracción muy brusca del gemelo que puede dividirse en tres grados según su gravedad:

  • Grado I: Microrotura de fibras musculares con posible hematoma.
  • Grado II: Rotura parcial de fibras del gemelo sin llegar a afectar directamente al vientre muscular.
  • Grado III: Desgarro total del vientre muscular.
Síntomas
Diagnóstico

Síntomas de la rotura de gemelos-sóleo

El síndrome de la pedrada es una de las dolencias más conocidas y padecidas. El primer síntoma será un pinchazo, un dolor agudo localizado en la parte interna del gemelo generado tras verse sometido a una contracción brusca de las fibras musculares. Algunos posibles síntomas además del dolor son:

  • Impotencia funcional. Es posible que si es parcial padezcamos una cojera y sintamos dolor al caminar o mantenernos en pie, pero si se trata de un desgarro total el dolor será tan intenso que no podremos mantenernos en pie sobre la pierna afectada.
  • Inflamación e hinchazón en la zona del gemelo.
  • Defectos en la estructura en caso de tratarse de una rotura total.
  • Aumento en la temperatura de forma considerable en la zona.

Diagnóstico de la lesión

Normalmente, una rotura de gemelos-sóleo suele ser de Grado I, y el diagnóstico no requiere de más que una exploración física y ciertos ejercicios para evaluar la movilidad y funcionalidad del tríceps sural. Si se trata de una lesión de grado II, durante la exploración física se podrá apreciar una pérdida funcional considerable y una deformidad junto a un pequeño “salto” en el músculo.

Es en el caso de notarse una mayor pérdida funcional y esa deformidad cuando el diagnóstico se vuelve confuso al poder tratarse de un desgarro en grado II o grado III. Para dar una solución efectiva a esto, el Dr. Vicente de la Varga, traumatólogo especialista, recurre al diagnóstico por imagen haciendo uso de ecografías y la RM (resonancia magnética) para ver la cantidad de fibras afectadas y el estado del vientre muscular, además del estado de otras partes de la estructura del paciente que puedan haber intervenido en la afección.

lesión de aquiles

Causas de la lesión

Las causas del síndrome de la pedrada o rotura de gemelos-sóleo son variadas y como se dijo al comienzo, no es una patología existente tan solo en mundo deportivo, pero si es más habitual en deportistas que sufren algún traumatismo provocado por un golpe o someten al músculo a un esfuerzo para el que no está preparado cruzando su límite de resistencia. Las causas más habituales son:

  • Condiciones ambientales. El frío y la humedad pueden dificultar la entrada de calor en el músculo, es por esto por lo que siempre es necesario el calentamiento y ropa adecuada antes de realizar cualquier tipo de actividad física.
  • Mala salud. Malos hábitos alimenticios pueden favorecer a la debilidad muscular no tan solo de los gemelos y el sóleo.
  • Alteración de la columna. Anatómicamente, al estar vinculados de una forma u otra es posible que otro tipo de lesiones o alteraciones afecten en la patología tratada.
  • Lesiones anteriores que no hayan sido correctamente tratadas y no necesariamente afecten a los gemelos, como por ejemplo problemas en el tendón de Aquiles, quien contribuye considerablemente a la función de los gemelos-sóleo.
  • Calzado inadecuado que nos ocasione una pérdida de amortiguación.
  • Insuficiente flexibilidad y escasa tolerancia al esfuerzo.
  • Fatiga muscular. Esta es una de las causas más comunes y ocurre al extralimitarnos en la actividad física superando el límite de resistencia del músculo.

Como vemos, las causas son variadas pero muchas se comparten con otro tipo de roturas musculares. Algunas de las nos citadas pero que recomendamos abiertamente cuidar, es la mala hidratación y en consecuencia perdida de líquidos y sales, además de los ejercicios en superficies irregulares que provoquen una carga mayor sobre los gemelos.

Tratamiento y ejercicios

El tratamiento a seguir ante esta patología suele ser conservador, por lo que hablaremos detalladamente de dicho tratamiento puntualizando el hecho de que, la cirugía puede ser más que necesaria en ciertos casos, e incluso resulta algo buscado por muchos pacientes por la seguridad que ofrecen ciertas técnicas utilizadas en nuestra clínica por el Dr. Vicente de la Varga, pero hablaremos de ello tras el tratamiento conservador.

La fase inicial del tratamiento conservador se basa en un reposo absoluto, manteniendo el pie en una posición de flexión dorsal para evitar un acortamiento de la fibra muscular evitando el uso de masajes y analgésicos. Se realizarán estiramientos y cuando el estado de los gemelos-sóleo sea adecuado para otros tratamientos, se recurrirá a la fisioterapia y otras técnicas como el kinesiotape o vendaje neuro-muscular.

Como hemos dicho anteriormente, la cirugía no suele ser el tratamiento a seguir en muchos casos, pero en caso de ser algo obligado por la gravedad de la lesión y ser solicitado por los pacientes, el Dr. Vicente de la Varga está especializado en técnicas como la cirugía FAST para lograr suturar y sanar las microroturas de los isquiotibiales o el desgarro completo del vientre muscular de una forma más segura con mínimas incisiones sobre la piel y el cuerpo de sus pacientes. Además, para eliminar el tiempo de recuperación habitual sin cirugía o tras una cirugía convencional, ofrece a sus pacientes la posibilidad de acelerar dicho tiempo con el plasma rico en plaquetas o las células madre ecoguiadas.

Si deseas conocer más información sobre los tratamientos utilizados por el Dr. De la Varga no dudes en continuar navegando por nuestra web y como último consejo, ante todo tipo de lesión o síntoma, por leve que pueda parecer no dudes en acudir a nosotros ya que muchas de estas lesiones suelen tender a empeorar si no son tratadas adecuadamente.