Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

PRÓTESIS DE CADERA

CIRUJANO ESPECIALISTA EN PRÓTESIS DE CADERA

El Dr. Vicente De la Varga es un cirujano traumatólogo especialista en prótesis de cadera y en la resolución de complicaciones y casos complejos de prótesis de cadera.

 

Con más de 25 años de experiencia ha completado su formación en los principales centros especializados en prótesis de cadera como el NuffieldOrthopaedic Centre en la Universidad de Oxford,y posee un Master de superespecialización en Cirugía de Caderapor el Princess Elizabeth Orthopaedic Centre en la Universidad de Exeter.

 

Su inquietud por dominar la patología de cadera en su conjunto le ha llevado a ser pionero en España en la cirugía preservadora de cadera la cual, mediante cirugía artroscópica de cadera y terapias biológicas regenerativa trata de evitar la progresión de la artrosis hacia una cirugía de prótesis de cadera. De esta forma es capaz de solucionar con seguridad cualquier tipo de patología que pueda afectar a la cadera.

 

En 2016 desarrolló la primera Unidad de Cadera del Deportista del país para tratar de forma integral cualquier tipo de lesión de cadera que afectara a deportistas y personas de mediana edad.

¿En qué consiste la cirugía de una Prótesis de Cadera?

Implantar una prótesis de cadera o realizar una artroplastia de cadera consiste en sustituir la articulación dañada por unos componentes artificiales que reproducirán el movimiento original y conseguirán que desaparezca el dolor.

 

La causa más frecuente para implantar una prótesis de cadera es la artrosis de cadera, aunque también se puede necesitar tras una fractura de cadera, un tumor o una infección. La artrosis de cadera implica un desgaste del cartílago de la cabeza femoral y de la copa acetabular que la aloja, lo que origina que pierdan su forma esférica y se vuelvan irregulares, rozando hueso contra hueso.

¿Cuándo hay que operarse de una Prótesis de Cadera?

Poner una prótesis de cadera está indicado cuando el dolor y la limitación de la movilidad no nos permitan realizar aquellas actividades de la vida diaria normales para nuestra edad, y hayamos agotado todos los tratamientos regenerativos que pudieran retrasar la evolución de la enfermedad.

Esto significa que NO hay que esperar lo máximo posible. Es cierto que la cirugía de prótesis de cadera es la última opción para la artrosis de cadera pero, al ser la artrosis una patología irreversible que cuando es muy avanzada no tiene cura, NO tiene sentido que cuando ya nos cause un dolor continuo que limite nuestra vida diaria y no nos permita jugar con nuestros hijos, hacer deporte o mantener unas relaciones sexuales satisfactorias no le pongamos una solución definitiva y exitosa como es una prótesis de cadera.

La prótesis de cadera es una solución segura y exitosa para la artrosis de cadera. Es el tipo de cirugía traumatológica con el mejor resultado es términos de coste, riesgo y beneficio.

fractura de cadera

¿Son todas las prótesis de cadera iguales?

La articulación de la cadera es muy sencilla: una bola (cabeza femoral) que gira dentro de una copa que lo aloja (acetábulo). Todas las prótesis de cadera constan de un componente femoral, generalmente un vástago que se introduce dentro del fémur y que tiene con una bola en su extremo, y un componente acetabular, el cotilo, que es una copa que aloja la bola y se incrusta en la pelvis. Todas las prótesis de cadera actuales son modulares, diferenciando la parte que se ancla al hueso (vástago y cotilo) que son de un tipo determinado de metal y tiene múltiples longitudes y grosores, de la parte que realiza el movimiento (cabeza e inserto cotiloideo) que son de un material distinto (metal, cerámica o plástico) y con sus distintas longitudes y tamaño. Con esta modularidad conseguimos reproducir fielmente la articulación original.

Tipos de prótesis de cadera

Tipos de prótesis de cadera según los componentes que sustituyen:

  • Prótesis total de Cadera: se sustituyen los dos componentes de la articulación, tanto la cabeza como el acetábulo. Son el tipo de prótesis más habitual.
  • Prótesis parcial de Cadera: tan sólo se sustituye la cabeza femoral manteniéndose el acetábulo original. Se emplean sólo en los casos de fracturas del cuello del fémur en los que no hay artrosis de cadera y siempre en personas de muy elevada edad o con muy pocas demandas funcionales.

Tipos de prótesis de cadera según el tipo de fijación al hueso

  • Prótesis de Cadera NO cementada: Son actualmente el tipo de prótesis más empleada. Los componentes se fijan al hueso mediante presión (press-fit) y el hueso tiene que crecer e integrarse en la superficie del metal de la prótesis. Se suele tallar en el hueso el lecho que alojará la prótesis y se inserta el tamaño más adecuado. Son prótesis metálicas de titanio pues es el metal que presenta una mayor biocompatibilidad y menos rechazo. Se suelen cubrir de una capa de hidroxiapatita que es un mineral que favorece la integración entre el metal y el hueso.En personas jóvenes se pone siempre una prótesis de cadera NO cementada.
  • Prótesis de Cadera cementada: En los casos en los que el hueso es más frágil, como suele ser en mujeres de más edad o con una osteoporosis avanzada, la fijación de la prótesis al hueso se realiza mediante un cemento acrílico. Tras labrar el lecho se introduce a presión una fina capa de cemento que interdigitará con el hueso circundante. A continuación, introduciremos la prótesis que quedará pegada al cemento de forma inmediata. Los vástagos de este tipo de prótesis sueles ser de acero inoxidable o de una aleación de cromo-cobalto. Son metales menos biocompatibles pero no estarán en contacto con el hueso pero tienen la flexibilidad y dureza necesaria para soportar el movimiento.

Tipos de prótesis de cadera según el material del que estén hechas

El material del que están hechas las prótesis es importante no sólo en la parte en la que la prótesis contacta con el hueso, como hemos visto, sino también en las zonas de movimiento.

Denominamos par de fricción a la combinación de materiales que forman la cabeza y el cotilo, que son las partes móviles de la prótesis de cadera y que están sometidas a un desgaste por rozamiento. La elección del par de fricción más adecuado se orienta a obtener el menor desgaste según el grado de actividad del paciente. Así en pacientes más jóvenes, con mayor nivel de actividad, buscamos un par de fricción con mínimo desgaste combinando una cabeza de cerámica con un cotilo de cerámica o material plástico (polietileno). En los pacientes de mayor edad, con menos nivel de desgaste, se suele emplear una cabeza de acero inoxidable o cromocobalto y un cotilo de polietileno.

Principales riesgos de una cirugía de Prótesis de Cadera

La cirugía para una prótesis de cadera es una técnica muy desarrollada, muy depurada operándose muchísimos pacientes todos los años, por los que los riesgos son poco frecuentes, sabemos perfectamente cómo evitarlos y cómo tratarlos de forma efectiva en caso de aparecer. Los principales riesgos son tres:

  1. Una infección. Es el riesgo mas temido pues puede acarrear la retirada de la prótesis de cadera. Para prevenirla es importante no tener ningún tipo de infección en el momento de operarnos (dental, urinaria), por lo que se recomienda descartarlas antes de la cirugía. Habitualmente ponemos antibióticos de forma preventiva al iniciarse la cirugía y durante varios días tras la operación. Aún así, el 1% de los pacientes operados sufren una infección. La mayoría es por gérmenes que viven en la piel y que son tratados con facilidad. Los casos más graves requieren varias cirugías de limpieza y ocasionalmente la retirada de la prótesis y su recambio por una nueva.

 

  1. Una trombosis en las venas de las piernas. Es el riesgo más grave de una cirugía de este tipo, pues es posible que se complique con una embolia pulmonar y la muerte. El riesgo lo tienen todos los pacientes, pero es más alto si hay sobrepeso, se es fumador o se toman anticonceptivos orales. Las medidas que empleamos para evitar la trombosis son: estimular que el paciente movilice tobillos y rodillas inmediatamente tras la anestesia para favorecer la circulación sanguínea, usar medias compresivas y sobre todo levantar al paciente al día siguiente de la intervención y hacer que camine. Durante 45 días tras la cirugía el paciente tomará diariamente un anticoagulante via oral. Con estas medidas conseguimos reducir el riesgo de una trombosis a menos del 1%
  2. Que la prótesis quede inestable. Significa que la prótesis se pueda salir de su sitio, que aparezca una luxación. Las causas pueden ser dos, que haya habido un error en la técnica quirúrgica y la colocación de los componentes de la prótesis no sea la correcta, facilitando la luxación. El otro motivo es que la musculatura de la cadera sea incompetente y no contribuya a evitar que se salga se su sitio. Ocurre en pacientes a los que se les ha lesionado accidentalmente el nervio que inerva dicha musculatura o que la musculatura, que se aparta durante la cirugía no haya cicatrizado adecuadamente.Por eso es tan importante que la cirugía de las prótesis de cadera la realicen cirujanos con amplia experiencia!!.

En todo caso, la cirugía de prótesis de cadera es una cirugía mágica, que hace desaparecer el dolor de forma inmediata y nos permite recuperar nuestra vida al poder movernos. Pensamos que los riesgos aparecen con escasa frecuencia y que asumirlos merece la pena.

dolor de cadera
traumatologia avanzada cadera

¿Cuanto dura una Prótesis de Cadera?

Realmente, hoy día no sabemos cuanto puede durar una prótesis de cadera. Depende sobre todo de a la edad que se ponga, pero es posible que dure para siempre. Yo tengo pacientes con más de 25 años operados de una prótesis de cadera, y siguen disfrutando de una vida plena. Esto se debe a que la prótesis reproduce perfectamente la movilidad de la cadera original.

 

Hay dos motivos para tener que cambiar una prótesis de cadera:

 

  • Un desgaste de los componentes sometidos a rozamiento, la cabeza femoral y el cotilo. Con un seguimiento adecuado, con revisiones anuales mediante radiografías simples, podemos detectar el desgaste de estos componentes y recambiarlos con facilidad sin tener que quitar los componentes de la prótesis en contacto con el hueso.
  • Un aflojamiento de las partes de la prótesis que contactan con el hueso. Si una prótesis está correctamente colocada, el hueso crecerá sobre la superficie porosa del metal integrándose, haciéndose uno. En estos casos la prótesis puede durar para siempre. El aflojamiento aparecerá si la zona de unión entre el metal y el hueso se ve invadida por una infección, por partículas procedente del desgaste por rozamiento de la cabeza o el cotilo, por una fractura, o porque la prótesis estaba incorrectamente colocada no reproduciendo el movimiento natural de la cadera. En este caso la solución es recambiar los componentes aflojados por unos nuevos.

 

¿Cómo es el postoperatorio de una Prótesis de Cadera?

Como ya hemos comentado la cirugía tarda entorno a una hora, tras las cuales el paciente permanece dos horas en recuperación antes de volver a la habitación. Las primeras 24h permanece en reposo pues tendrá un drenaje para evitar que haga un hematoma interno.

  • Al día siguiente de la cirugía se retira el drenaje y se sienta al paciente en la cama o el sillón, insistiendo en que mueva tobillos y rodillas para favorecer la circulación.
  • Al segundo día nos pondremos en pie e iremos caminando con las muletas hasta el cuarto de baño, desayunaremos y comeremos sentados en el sillón y estaremos ya listos para irnos de alta. Es el día de recordar la medicación que deberemos tomar durante 6 semanas y repasar los movimientos que debemos evitar para prevenir una luxación de cadera.
  • A la semana de la cirugía será la primera revisión, tan sólo para comprobar que todo marcha adecuadamente y que la herida está correcta. A partir de ahora caminaremos un mínimo de media hora diaria para recuperar la musculatura.
dolor de cadera
  • A las tres semanas es la siguiente revisión para retirar las grapas. Es el momento de empezar a ir soltando progresivamente las muletas, manteniendo una sólo por seguridad.
  • Seis semanas tras la cirugía nos haremos una radiografía de control y tendremos la tercera revisión. Ya debemos haber dejado las muletas y ser capaces de caminar sin ellas. Es el momento de dejar toda la medicación y ya no es necesario evitar los movimientos para evitar una luxación. Ahora, y no antes, es el momento de acudir al fisioterapeuta para que nos ayude con la movilidad y equilibrio.
  • A partir de ahora las revisiones son a los tres y seis mese y al año, siempre con una radiografía. Posteriormente será anualmente cuando nos veamos y hagamos una radiografía. Nos dará la oportunidad de vernos y comprobar que todo marcha bien. Es una relación para toda la vida!!

¿POR QUÉ ES DISTINTA LA FORMA del Dr. De la Varga de tratar la prótesis de cadera?

" No todos los médicos somos iguales,
y No todos los centros disponen de los mismos medios "

traumatólogo vicente de la varga
  • Disponemos de un laboratorio de terapias biológicas diseñado como una plataforma flexible para obtener distintos tipos de tratamientos, adecuados específicamente para cada persona. No es una simple centrífuga en una consulta. No todos los tratamientos regenerativos son iguales.
  • Administramos los tratamientos siempre guiados por un sistema de imagen (ecografía o fluoroscopia –rx dinámica-) para garantizar que lleguen exactamente a la zona dañada. Esta demostrado que realizar este tipo de tratamientos sin una guía de imagen hace que pierdan hasta el 40% de su efectividad al no depositarse en el lugar adecuado.
  • Somos profesionales con una muy amplia experiencia profesional, pioneros en las terapias regenerativas y en su aplicación guiada por imagen. Ser cirujanos nos proporciona un profundo conocimiento de la anatomía humana, y aplicar la experiencia quirúrgica a las infiltraciones guiadas por imagen nos permite realizarlas con la máxima precisión

Preguntas frecuentes sobre la prótesis de cadera

Si el principal motivo para operarse de una prótesis de cadera es eliminar el dolor y las limitaciones de la movilidad, tras la cirugía iremos recuperando paulatinamente nuestra vida, pudiendo realizar aquellas actividades que son normales para nuestra edad, pudiendo caminar, correr, hacer senderismo, jugar al tenis o al padel, ir al gimnasio, montar en bicicleta, bucear o jugar al golf.

 

Los únicos tipos de actividades y deportes que no son recomendables son los deportes de riesgo (barranquismo, parapente, escalada) en los que no es del todo controlable la posición de la pierna en los saltos y hay riesgos de caídas y golpes inesperados. De igual forma es conveniente evitar los deportes de contacto (fútbol, baloncesto, kárate) pues el contrario puede provocar, al igual que en los deportes de riesgo que la prótesis se salga de su sitio o romper el hueso alrededor de ella.

No, no debe haber dolor tras una cirugía de prótesis de cadera. Es normal que en las primeras semanas tras la cirugía exista algo de dolor, diferente al de antes de operarnos, pero que irá disminuyendo con el paso de los días. Debemos distinguir dos tipos de dolor tras una prótesis de cadera en función de su momento de aparición.

 

  • Cuando el dolor se mantiene tras la cirugía: hay que descartar una infección aguda (hay signos de inflamación y alteraciones en la analítica), una bursitis o cicatriz dolorosa (trocanteritis), un cotilo demasiado grande que roce con el tendón del psoas o un defecto de cierre de la fascia lata.
  • Cuando el dolor aparece tras un tiempo sin dolor: las causas más frecuentes son la existencia de una infección subaguda o crónica que inflame los tejidos, produzca líquido o haya aflojado la prótesis, o bien el aflojamiento de la prótesis porcausas no infecciosas.

En cualquier caso, siempre que haya dolor tras una cirugía de cadera se debe investigar la causa, porque no debe existir y con el diagnóstico y tratamiento adecuado debe desaparecer.

Los traumatólogos tardamos mucho en preparar los campos quirúrgicos, pues es importante el posicionamiento del paciente y es enorme la cantidad de material que hay que preparar para la cirugía. Habitualmente la duración de una cirugía de prótesis de cadera es de una hora para prótesis no cementadas, alcanzando la hora y media si es cementada. Tras la cirugía el paciente suele permanecer dos horas en recuperación hasta que el anestesista considera que es seguro pasarlo a la habitación.

La anestesia será siempre de la forma más segura para cada paciente. Nosotros preferimos realizarla bajo una anestesia espinal, pinchando en la espalda, de tal forma que el paciente queda dormido de cintura para abajo. Se suele combinar con una sedación suave para que el paciente, aún estando despierto, no esté nervioso y no se de cuenta de los que está pasando a su alrededor. Este tipo de anestesia tiene la ventaja de que el paciente tiene menos sangrado, y como dura varias horas permite que las piernas vayan despertando progresivamente mientras que los calmantes que se administran por el suero intravenoso van haciendo su efecto. Es una forma menos brusca de volver a la normalidad.

Qué opinan nuestros pacientes de nuestro traumatólogo Dr. Vicente De la Varga

Abrir el chat