PINZAMIENTO POSTERIOR EN MÁLAGA

Pinzamiento Posterior 2018-05-28T12:18:56+00:00

El Síndrome de Pinzamiento Posterior del Tobillo es una formación ósea, es decir, un crecimiento de hueso localizado debajo de la tibia en el tobillo, llamado astrágalo. El astrágalo en su morfología tiene un proceso que sobresale en su parte posterior. Al lado de este proceso existe un canal, a través del cual desciende el tendón del músculo flexor propio para del 1er dedo del pie. En esa zona entre el proceso y el canal de descenso del tendón los tejidos están un poco apretados, y cuando se produce el movimiento de flexión plantar forzada repetidas veces se lesionan los mismos. Con este mecanismo repetitivo se inicia el endurecimiento del tejido, se endurece cada vez más hasta que se comienza a producir hueso nuevo (en algunas el hueso se solidifica en el proceso, mientras que en otras el hueso queda suelto como una pieza ósea separada) como respuesta a una tensión excesiva sobre los tejidos y a una inflamación continuada en el tiempo.

CAUSA
TRATAMIENTO

CAUSA DEL PINZAMIENTO POSTERIOR

La causa del Síndrome de Pinzamiento Posterior del Tobillo es de origen congénito por lo que no existe una razón especifica para poder prevenirlo. En muchos casos es asintomático y la persona no sabe que lo tiene hasta asistir a un especialista que pueda verlo a partir de radiografías o rayos x. En las radiografías es fácil identificarlo ya que se puede observar una pequeña pelota debajo de la tibia, el astrágalo. Normalmente el paciente asiste a consulta por un dolor en la parte posterior del pie y una sensación de bloqueo del pie cuando lo ponen en punta.

TRATAMIENTO DEL PINZAMIENTO POSTERIOR

El tratamiento recomendado para el síndrome de pinzamiento posterior del tobillo es de dos tipos. El primer tratamiento seria el conservador, consistiría en mantener el pie inmovilizado y en reposo, introducir el tratamiento con fármacos antiinflamatorios, la movilización suave de los tejidos, masaje de drenaje linfático y las infiltraciones de cortisona en el área afectada. En la mayoría de los casos leves del síndrome de pinzamiento posterior del tobillo el tratamiento conservador sería suficiente para conseguir la mejora de los síntomas, pero en casos de pacientes deportistas a veces no funciona. En esos casos en los que el paciente ha llevado sus capacidades al extremo sería necesaria el tratamiento quirúrgico mediante artroscopia para eliminar el crecimiento óseo.

traumatologia-avanzada-lesiones-tendinosas-1