Concentrado de médula Ósea en Málaga

//Concentrado de Médula Ósea
Concentrado de Médula Ósea 2018-05-29T12:52:46+00:00

El concentrado de médula ósea consiste en concentrados celulares que se obtienen de la médula ósea y cuenta con diversas publicaciones científicas con un elevado nivel de evidencia como prueba para avalar su uso.

Se basa en una terapia bioregenerativa como el PRP (Plasma rico en plaquetas) que contiene células madre mesenquimales, factores de crecimiento y proteínas antiinflamatorias con las siguientes funciones:

  • Reducción de dolor, rigidez e inflamación en lesiones, tendinopatias y artritis.
  • Promueve la curación de huesos, cartílagos y tejidos blandos.

Es un procedimiento quirúrgico de carácter ambulatorio en el que se trata de extraer células mesenquimales (células adultas y multipotentes) buscando siempre un equilibrio con el resto de células como plaquetas, pericios, etc.

Como vemos, sus objetivos son casi tan espectaculares como los resultados que ha ofrecido en cada tratamiento que hemos realizado en nuestra clínica y la de todos nuestros pacientes en Málaga.

Concentrado en médula ósea

Utilidad del tratamiento

El Dr. Vicente de la Varga, traumatólogo especializado y con experiencia en este tipo de tratamientos, ha podido comprobar una mejoría considerable en aquellos pacientes que se han sometido al tratamiento. Desde el punto de mejoría radiológica, ha podido comprobar como pacientes con artrosis severas han pasado a artrosis leves o moderadas además de asegurar una rehabilitación rápida y completa sin secuelas o posibles recaídas.

El concentrado de médula ósea suele ser recomendado para aquellos pacientes cuyos anteriores tratamientos o terapias conservadoras como fisiokinésica no han tenido éxito. Debo recalcar el hecho de que ofrece mayor seguridad y mejores resultados que otras terapias como las infiltraciones de corticoides, cuyos efectos secundarios pueden volverse futuras complicaciones en el tratamiento de otras lesiones por ejemplo.

Normalmente, el tratamiento suele ser utilizado en los siguientes casos:

  1. Artrosis de rodilla y cadera (leves y moderadas)
  2. Necrosis evascular de cabeza femoral (grado I y II)
  3. Pseudoartrosis o unión de fracturas

Pero se puede recurrir al concentrado en otras patologías como las lesiones del manguito rotador, ligamentos, cartílago articular, tendones, diferentes osteoartritis y distensiones o desgarros musculares.

La mayoría de tratamientos conservadores basados en fisioterapia funcionan y tienen un éxito completo, pero son muchos los casos en los que tras el tratamiento el paciente siente ciertas debilidades o por su profesión deportiva necesita una recuperación más rápida y eficiente, siendo el tratamiento de concentrado de células mesenquimales obtenidas de la médula ósea del paciente lo más eficaz junto al plasma rico en plaquetas.

Preparación del concentrado

Preparación del concentrado

Cuando hablamos de células madre, hablamos de una serie de células que podemos obtener en una gran cantidad de tejidos del cuerpo, siendo la médula ósea la fuente más rica de dichas células.

Es relativamente fácil acceder a médula ósea de cualquier persona gracias a la posibilidad de ser obtenida de varios huesos. Será necesario aspirar la médula ósea mediante una pequeña punción que realizaremos en la cresta ilíaca o hueso pélvico para posteriormente realizar el concentrado de médula ósea en una unidad de procesamiento especial con la que contamos en CAMDE.

Extrayendo el concentrado en una jeringa estéril, ya podrá ser inyectado en la zona del cuerpo del paciente que necesite tratamiento.

Seguridad del tratamiento

Para cualquier persona, someterse a un tratamiento que no sea directamente natural puede suponerle ciertos reparos y dudas.

Es un procedimiento con una relación coste-eficacia baja, además de tener una duración en quirófano de entre 30 y 45 minutos. Los riesgos referentes a la salud son extremadamente bajos pero como cualquier infiltración pueden existir ciertas complicaciones leves como un sangrado o un breve aumento del dolor. No existe riesgo de rechazo de tejido de las células ya que al igual que en el plasma rico en plaquetas, son “elementos” que se extraen del mismo cuerpo del paciente, en este caso, la médula ósea.

El doctor De la Varga realiza estas terapias guiándose por ecografías músculo-esqueléticas bajo visión artroscópica o radioscopia con el fin de realizar las infiltraciones de células mesenquimales con la mayor precisión posible en el tejido lesionado.

El estudio sobre estas terapias sigue activo y evolucionando cada día, es por ello por lo que aunque su uso sea adecuado, probablemente su potencial sea mucho mayor que al que hasta ahora podemos acceder, y por ello en CAMDE continuaremos evolucionando siempre con el fin de ofrecer lo mejor a nuestros pacientes, tanto en conocimientos como en equipo tecnológico.

doctor