Tener una buena salud depende de múltiples factores tanto físico como emocionales. En este artículo vamos a dar una serie de recomendaciones para que puedas encontrar el equilibrio en tu vida y consigas poder conseguir todo lo que te propongas.

Bienestar físico

Hay un refrán muy cierto en español, prevenir es mejor que curar. Para ello, es bueno hacerse chequeos periódicamente y tratar de llevar una vida sana, haciendo deporte y llevando una alimentación equilibrada. Esto puede ayudar a evitar posibles enfermedades o que cuando aparezcan estemos más preparados para afrontarlas.

Además los avances de la ciencia, ayudan a saber a qué enfermedades nos vamos a tener que enfrentar. Un ejemplo es el test genético completo, que estudia los genes de las personas para ver la propensión a sufrir algunas enfermedades que se transmiten vía ADN. Sin duda, este ha sido uno de los avances científicos más importantes de los últimos años, ya que nos avisa del riesgo que tenemos de padecer enfermedades, algo que hasta ahora era imposible.

Pero la ciencia ha evolucionado no solo en la prevención de la enfermedades y lesiones, sino también en los tratamientos y en las etapas posteriores. Dentro de los tratamientos, las células madre están permitiendo que patologías degenerativas que antes no tenían cura o necesitaban de cirugía, se puedan tratar de manera mucho más sencilla y con mejores resultados. Enfermedades degenerativas como la artrosis o problemas de cartílagos ya tienen solución gracias a las células madre sin tener que intervenir quirúgicamente, ni dolor y con un porcentaje de éxito mayor.

Pero si ya hemos sufrido una lesión o enfermedad también han surgido avances que han mejorado el bienestar del paciente de manera considerable. Este es el caso de las grúas para personas. Para todos los enfermos con problemas de movilidad, y también para los cuidadores, las grúas han ayudado a mejorar su calidad de vida. Puede parecer una tontería pero poder mover a personas que tienen dificultades puede influir muy positivamente en su salud. En ocasiones los avances no requieren de una gran investigación.

Bienestar emocional

Pero no todo en la salud es lo físico. La salud emocional o mental también tiene una gran influencia en el bienestar de las personas. Cada vez es más habitual, y se ve más normal, que las personas acudan al psicólogo para poder mejorar su estado emocional. Tener un apoyo para superar traumas o problemas personales que dañen nuestro ánimo para afrontar nuestro día a día, puede suponer un alivio que repercute muy positivamente en nuestra salud. Así que no debemos tener miedo de ir a un psicólogo en Madrid, un psicólogo en Barcelona o un psicólogo Granada.

Otra profesión que se ha creado recientemente es la del coach. Se trata de una persona que se encarga de desarrollar el potencial de otras mediante el desarrollo de las habilidades. Es como un guía que ayuda a ganar confianza para hablar en público, confianza en nuestros pensamientos o habilidades sociales para relacionarnos con otras personas. Su figura es muy parecida a la del psicólogo pero la diferencia es que el psicólogo trata problemas y el coach trata de mejorar las habilidades para afrontar futuros problemas.

Por último, también está la ayuda espiritual. Muchas personas son creyentes y lo que buscan o necesitan es que las guíen espiritualmente. Un claro ejemplo es la Iglesia Evangélica. Para muchas personas la fe le ayuda a aliviar la tensión de sus problemas o les sirve de guía para afrontar adversidades que se le plantean, llenándoles de una paz interior que les hace gozar de un bienestar emocional. Es una alternativa que cada vez esta perdiendo fuerza en nuestra sociedad pero que no tenemos que dejar de lado.

Resumen
Todo en cuanto a salud
Nombre del Artículo
Todo en cuanto a salud
Descripción
Encuentra todo en cuanto a salud que puedas necesitar para tener una vida normal y plena, tanto en lo físico como en lo emocional.
Autor