Clear

Ostecondritis del astrágalo

Estimado doctor. La consulta se refiere a mi hijo de 15 años. Lleva practicando baloncesto unos unos 8-9 años. Recientemente, tras dos esguinces de tobillo con unos dos años de diferencia le han diagnosticado una \"lesión osteocondral evolucionada en el ángulo supero-interno el astrágalo que se rodea de intensa edematizacion inmediatamente por debajo y a lo largo de la región subcortical de la cara lateral interna de la polea astragalina pero sin prácticamente afección del cartílago y con presencia ya de pequeñas geodas pseudiquisticas subcorticales\". El traumatologo nos ha presentado un panorama bastante desalentador. Cese inmediato de cualquier actividad deportiva de impacto y fisioterapia fundamentalmente con magnetoterapia. Nos ha dicho que es un lesión para toda la vida y que supondrá tener que dejar el basket. Me gustaría saber su opinion. Podría enviarle de alguna forma el informe de la resonancia y las propias imágenes si es preciso. Gracias de antemano.

Buenas noches Jose Antonio,

la cosa es mucho más compleja, y con muchas más posibilidades. Una osteocondritis es básicamente una lesión del hueso (osteo-) que se sitúa por debajo del cartílago (hueso subcondral) por un impacto en el transcurso de un esguince de tobillo. El esguince cura pero el impacto en el hueso causa una inflamación (edema óseo) y una parte del hueso inflamado pierde la vascularización que le llega y se muere (necrosis). Esta lesión ósea tiene mayor o menor importancia en función del daño que tenga el cartílago articular (-condritis) que lo recubre. Hay tres posibilidades, una que el cartílago se dañe inicialmente con el impacto que causó la lesión ósea apareciendo una úlcera que evolucionará rápidamente a artrosis si no se trata, es la menos frceuente. La segunda es que el cartílago correspondiente, que se nutre por difusión del hueso de debajo, deje de nutrirse por la necrosis del hueso y se acabe desmenuzando, haciendo una úlcera que hay que tratar. La tercera opción es que el cartílago se mantenga indemne y el hueso subcondral muerto vaya siendo limpiado por el organismo apareciendo una lesión quística rellena de líquido. La importancia de esta lesión radica en la distancia al cartílago. Si el quiste está cerca de la superficie es posible que el cartílago se acabe hundiendo apareciendo una úlcera, o la otra opción es que nunca se afecte el cartílago quedando una lesión quística residual. Siento la larga explicación, pero es importante para entender las opciones de tratamiento.

Por lo tanto, lo primero a evaluar es el estado del cartílago, pues si está indemne no hay prisa, evaluamos el estado del hueso y esperamos que se resuelva el edema y desaparezca el dolor. Este proceso puede durar entre 3 y 6 meses. La descarga con muletas, la magnetoterapia y la radiofrecunecia o diatermia pueden ayudar. Pero si el cartílago está dañado hay que actuar pronto, antes de que aumente el daño. Si la lesión al cartílago es pequeña, lo indicado es un tratamiento con plasma rico en plaquetas, si es moderada con células madre, y si es severa mediante un autoinjerto (quitar la lesión de cartílago y hueso tallando un hueco cilíndrico y trasplantar un cilindro de hueso y cartílago sano sacado de la rodilla, se denomina mosaicoplastia). Son tratamientos curativos, que acaban con el problema.

El estado del cartílago se puede hacer de dos formas, mediante una artroresonancia (resonancia con contraste articular) en la que el contraste dibuje el contorno del cartílago, o mediante una artroscopia de tobillo teniendo visión directa. Yo haría primero la resonancia, a ser posible de 3 teslas (las convencionales son de 1,5 teslas) que aporta mayor información.

Como puedes ver hay muchas cosas que se pueden hacer. Lo importante es hacerlas antes de que el cartílago se dañe demasiado y se inicie una artrosis.

Espero haberte ayudado algo, un saludo, Dr. Vicente De la Varga

Deja un comentario