Codo de tenista: causas y tratamiento

//Codo de tenista: causas y tratamiento

El codo de tenista o epicondilitis lateral es una enfermedad articular muy común que afecta al 3% de la población. El codo de tenista es una inflamación de los tendones epicondíleos que unen la musculatura del antebrazo y de la mano con el epicóndilo en la cara lateral externa del codo.

Los movimientos repetitivos son los que provocan las roturas microfibrilares en el músculo. Normalmente, el sobreesfuerzo que causa estas microrroturas en los músculos extensores del antebrazo se produce durante la práctica de deportes de raqueta como el tenis, pero también es debido a otros movimientos relacionados con esfuerzos excesivos de prensión fuerte o rotación del antebrazo. Hoy, vamos a conocer las causas, los síntomas y como tratar la epicondilitis. Te invitamos a seguir leyendo.

A quién afecta el codo de tenista

¿Quién puede sufrir una epicondilitis? Aunque los deportistas son las personas más propensas a padecer dicha afección, el codo de tenista puede afectar a cualquier persona. Se manifiesta tanto en hombres como en mujeres, aunque suele darse con mayor frecuencia en varones de entre 30 y 40 años.

Todos tenemos el riesgo de sufrir esta lesión ya que cualquiera que haga movimientos repetitivos de extensión de muñeca y supinación del antebrazo puede padecer una epicondilitis lateral. Suele presentarse con una incidencia más elevada en los profesionales relacionados con la construcción, la jardinería, la carpintería, la pintura, la cocina o la limpieza doméstica. De hecho, es una lesión muy frecuente entre las amas de casa y entre motoristas.

Causa del codo de tenista

Las causas se relacionan con:

  • Uso excesivo del músculo del antebrazo
  • Cualquier actividad que involucre torsión repetitiva de la muñeca, como usar un destornillador o, incluso, estrechar manos de manera continuada. Todas aquellas actividades que requieren el uso repetitivo y vigoroso del músculo del antebrazo
  • Conducir una moto
  • Uso constante del ratón y/o el teclado del ordenador
  • La edad. Las personas que padecen codo de tenista tienen entre 30 y 50 años de edad, y reúnen los factores de riesgo son más propensas a padecerla
  • Causa desconocida. Puede ocurrir sin ninguna lesión repetitiva relacionada

Síntomas

Los síntomas y signos del codo de tenista aparecen de manera gradual. Generalmente, el dolor se inicia de forma leve y empeora a lo largo de semanas y meses. No suele haber una lesión específica asociada con el inicio de los síntomas.

Los síntomas más comunes relacionados con el codo de tenista son:

  • Molestia local en el codo en reposo y que aumenta con la palpación.
  • Dolor irradiado en el antebrazo y la mano.
  • Puede doler al estirar la musculatura extensora.
  • Dolor en el movimiento habitual, y dolor al coger peso.

Cómo se diagnóstica

El traumatólogo realizara un examen físico para considerar varios factores y realizar un diagnóstico. Estos incluyen cómo se desarrollaron sus síntomas, y los factores de riesgo que pudieron participar en el desarrollo de la lesión.

Es importante informar al médico si tenemos un historial de artritis reumatoide o enfermedad de nervios. Las pruebas utilizadas para confirmar el diagnóstico con mayor precisión son:

  • Radiografías. 
  • Imagen de resonancia magnética (MRI). 
  • Electromiografía (EMG). 

Tratamiento

Existen dos posibilidades de tratamientos. El más utilizado es el tratamiento no quirúrgico. Para la mayoría de los pacientes los resultados son muy buenos y requiere de:

  • Para la recuperación es necesario darle al brazo el descanso que necesita, sin deportes o actividades de trabajo pesado durante varias semanas.
  • Medicinas antiinflamatorias no esteroideas para reducir el dolor y la inflamación.
  • Ejercicio de estiramiento de muñeca con el codo extendido.
  • Fisioterapia traumatológicaLos ejercicios específicos son útiles para fortalecer los músculos del antebrazo. Se recomienda el uso de ultrasonido, masajes con hielo o usar técnicas que estimulan los músculos para mejorar la cicatrización del músculo.
  • Brazalete de contrafuerza. Usar un brazalete centrado sobre la parte posterior del antebrazo también puede ayudar a aliviar los síntomas del codo de tenista.
  • Inyecciones de esteroides.  La cortisona, es un antiinflamatorio muy efectivo.
  • Terapia extracorpórea por ondas de choque.

El tratamiento quirúrgico se recomendaría en los casos en los que los síntomas no mejoran. La mayoría de los procedimientos quirúrgicos para el codo de tenista implican extirpar el músculo enfermo y volver a unir el músculo sano al hueso. El médico valorará la lesión y los factores oportunos para determinar el abordaje quirúrgico correcto para el tipo de lesión que presenta. El tipo de cirugía podría ser:

  • Cirugía abierta. Es la intervención más común e implica realizar una incisión sobre el codo. No se requiere de una estadía en el hospital.
  • Cirugía artroscópica. El codo de tenista también puede repararse usando instrumentos miniatura e incisiones pequeñas.

La rehabilitación posterior a la cirugía se podrán llevar a cabo a la semana de la intervención. Después de que se retira la férula, se podrán iniciar los ejercicios para estirar el codo y restaurar la flexibilidad. Los ejercicios dedicados al fortalecimiento gradual se podrán iniciar alrededor de 2 meses después de la cirugía. Para poder volver a la vida diaria de ejercicios y entrenamiento el médico recomendará no empezar antes de los 4 a 6 meses después de la cirugía.

Resumen
Codo de tenista: causas y tratamiento
Nombre del Artículo
Codo de tenista: causas y tratamiento
Descripción
El codo de tenista o epicondilitis lateral es una enfermedad articular que afecta al 3% de la población.Es una inflamación de los tendones epicondíleos.
Autor
By | 2018-11-16T11:35:57+00:00 noviembre 16th, 2018|lesiones articulares|0 Comments
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Pedir cita