¿Qué es la lesión de aductores?

La lesión de aductores se conoce también como síndrome de aductores, se trata de una sensación dolorosa en la zona inguinal y abdominal, que nos impide realizar nuestras actividades diarias con normalidad.

Los aductores son tres músculos (mayor, mediano y menor) que se encuentran en la parte interna del muslo del miembro inferior. Existen dos músculos más localizados en la misma zona y con funciones similares, el Pectíneo y Recto Interno. Estos músculos, como hemos dicho, también cumplen su función en la flexión del muslo, por lo que su lesión también puede ser causa de movimientos de repetición durante la carrera.

Síntomas 

El conjunto de síntomas más característicos en la lesión de aductores son los siguientes:

  • Dolor en el origen del músculo y hacia la ingle, aunque al relajarlo y dejar de hacer deporte bajará la inflamación y desaparece el dolor. Si sigues forzando el musculo con ejercicio, el dolor reaparecerá y el deportista entrará en bucle lesivo peligroso.
  • Dolor paralizante, concentrado en un punto en concreto del hueso púbico.
  • Una característica muy clara de la lesión de aductor es que el dolor aumenta al realizar presión de las piernas hacia dentro con resistencia.
  • La distancia entre los orígenes del aductor mediano y los abdominales es más pequeña que lo normal.

Causas 

Las causas de la lesión de aductores se deben a varios factores; a continuación, citaremos los más comunes:

  • Sobrecarga en músculos aductores por sobreentrenamiento.
  • Entrenos de cuestas y escaleras.
  • Distensión por apertura brusca del miembro inferior.
  • Roturas de fibras.
  • Descompensación entre el grupo muscular de los aductores y rectos del abdomen.
  • Cambios bruscos de dirección.
  • Bloqueo articular del sacro o de los huesos coxales.
  • Pierna corta o larga anatómica.
  • Descompensación de cadenas musculares.

Diagnóstico de lesión de aductores

Como en todo diagnóstico, primero se recurrirá a la exploración física con el fin de evaluar la reacción del paciente ante diferentes estímulos, movimientos y ejercicios, además de buscar deformaciones que evidencien una rotura total o lesión de tercer grado.

El problema principal al que nos enfrentamos en el diagnóstico de una rotura de aductores, es diferenciar el aductor afectado. Esto es necesario para un correcto diagnóstico y tratamiento, por lo que el Dr. Vicente de la Varga prefiere utilizar técnicas que no se basan tan solo en lo palpable o visible al ojo humano, sino que utiliza imágenes proporcionadas por las resonancias magnéticas (RM).

Las resonancias proporcionan una serie de imágenes detalladas que le permiten evaluar y asignar un grado de lesión a la patología del paciente, además de comprobar si los otros aductores han sido afectados, para posteriormente hablar con él y determinar un tratamiento acorde. 

Tratamiento

lesion de aductores

Destacamos el tratamiento manual que recomendaran los especialistas una vez se haya diagnosticado la lesión de aductores. A continuación, especificamos los tratamientos más utilizados por los profesionales:

  • Masaje terapéutico de descarga de la musculatura aductora.
  • Estiramientos analíticos pasivos de los tres aductores principales y de la batería adyacente.
  • Manipulaciones o movilizaciones de lo iliacos en anterioridad y posterioridad.
  • Manipulaciones o movilizaciones de sacro.
  • Decoaptación de las ramas púbicas, si el bloqueo pélvico es el origen de esta lesión.
  • Medición de las extremidades inferiores para eliminar las falsas piernas cortas o largas.
  • Tratamiento de las cadenas miofasciales que afectan a la zona inguinal si existe alguna lesión o acortamiento de alguna de ellas.
  • Técnicas neuromusculares para la articulación coxofemoral.
  • Movilizaciones articulares intrínsecas para la articulación coxofemoral.
  • Masaje transverso profundo tipo Ciryax en el caso de tendinitis.
  • En el caso de la existencia de una dismetría del miembro inferior, estudio de la capacidad lesiva de esta dismetría.
  • El estudio de la pisada.
  • Ejercicios de fuerza para equilibrar todas las cadenas y baterías musculares que afectan a la zona inguinal.
  • Regreso progresivo al entrenamiento y a la competición deportiva con ejercicios específicos de la zona para fortalecer.

Prevención de la lesión de aductores

Es muy importante prevenir la lesión de aductores con ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad para estar preparados muscularmente y evitar este tipo de inflamaciones.

En general, la lesión de aductores suele deberse a la exigencia del entrenamiento y al que el cuerpo no se encuentra preparado. Los profesionales de la traumatología, fisioterapeutas y entrenadores siempre recomiendan entrenar al nivel adecuado para cada cuerpo y persona, para evitar lesiones.