Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Cómo tratar las contusiones

contusiones
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

Las contusiones son una de las lesiones musculares más leves de la traumatología, aunque en casos puntuales puede suponer un periodo de baja de las actividades cotidianas. Veremos de qué son y cómo podemos tratarlas.

Qué son las contusiones

La contusión es una lesión producida por la acción de una fuerza mecánica externa pero sin llegar a romper la piel. Suele producir magulladuras o aplastamientos. Las contusiones se clasifican en función de los síntomas y el daño que generan:

  1. Contusiones mínimas: no se consideran de riesgo y no precisan tratamiento. Debido al golpe se rompen pequeños capilares que provocan enrojecimiento local de la zona, llamado eritema. Normalmente desaparece al cabo de unos minutos. No son muy dolorosas, y puede sentirse sensación de cosquilleo, como por ejemplo con una bofetada.
  2. Contusiones leves o de primer grado: el golpe causa la rotura de capilares y algunos vasos sanguíneos locales y superficiales. Aparece en la piel un cardenal de color rojo violáceo a causa de la salida de la sangre fuera del sistema circulatorio. Hay dolor sobre todo al tacto, y conforme pasan los días y se produce la degradación de las células sanguíneas, la lesión va cambiando de color, pasando del rojo al amarillento y, finalmente, desaparece al cabo de cuatro o cinco días.
  3. Contusiones moderadas o de segundo grado: el impacto es más fuerte, y afecta a vasos mayores que al romperse provocan que se acumule líquido en la zona lesionada, acompañado de un hematoma. Aparece dolor en la zona e hinchazón, con una coloración morada. Suele reabsorberse, aunque tarda algo más de tiempo en desaparecer que las leves. La principal causa es por caídas o colisiones.
  4. Contusiones graves o de tercer grado: aunque el golpe no dañe ni rompa la superficie de la piel, lesiona los vasos de manera que la sangre deja de irrigar la zona, lo que provoca la necrosis (o muerte) de los tejidos. En este caso, la zona lesionada estará fría, inflamada y dura. Este tipo de golpes suelen ocasionar también fracturas y daños en órganos internos. Son la lesión más común de los accidentes de tráfico.

Tratamiento

La primera medida para tratar este tipo de lesiones, es inmovilizar la zona contusionada y elevarla para evitar que se acumule la sangre. Además, debemos aplicar frío local para conseguir el cierre de los vasos sanguíneos y sirve como anestesia local por congelación de las terminaciones nerviosas del dolor.

Los hematomas no deben ni abrirse ni pincharse en ningún caso. Si no existe riesgo de fractura, el mecanismo normal de regeneración del cuerpo los hará desaparecer en el lapso de una semana.

En caso de dolor muy intenso, se puede tomar algún antiinflamatorio como paracetamol o ibuprofeno. Se recomienda evitar la aspirina, ya que este medicamento facilita la circulación sanguínea y puede hacer aumentar la pequeña hemorragia.

Si el hematoma no desaparece, produce un dolor continuado o se debe a un impacto muy fuerte, deberá ser valorado por un especialista médico, ya que puede ocultar lesiones internas más importantes.

Resumen
Cómo tratar las contusiones
Nombre del Artículo
Cómo tratar las contusiones
Descripción
Las contusiones son lesiones sobre la piel, sin llegar a romperla ni causar heridas abiertas, causadas por un golpe o caída
Autor
Editor
CAMDE
Publisher Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

También te puede interesar

Translate »
Abrir el chat