Dr. Vicente de la Varga

DR. VICENTE DE LA VARGA

¿Cuándo aplicar frío o calor en una lesión? ¿qué hago?

aplicar frío o calor
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

Todos hemos tenido dudas acerca de qué hacer al lesionarnos o sentir dolor; ¿cuándo aplicar frío o calor? Cuando consultamos con nuestro círculo, obtenemos diferentes recomendaciones; unas personas nos dirán que nos pongamos calor y de pronto otras nos aconsejan poner frío, o viceversa. Pero cuándo usamos frío o calor en una lesión; ¿De qué depende? ¿A quién hacemos caso? ¿podría tener contraindicaciones? En este artículo vamos a poner fin a todas estas dudas explicando cómo y cuándo utilizar frío o calor.

¿Cuándo aplicar frío o calor? Crioterapia

Tendríamos que decidir aplicar frío en situaciones en las que hemos sufrido una lesión, en ese momento, o durante la fase inflamatoria (primeros días).

¿Cómo hacerlo? Camde te recomienda utilizar una toalla en la que introducir hielos, envolverlos y golpearlos un poco. Para evitar posibles quemaduras del frío al tener la toalla y conseguimos adaptarlos a la zona lesionada del cuerpo.

En el caso que la lesión se acabara de producir, entonces te aconsejamos tres aplicaciones de diez minutos de frío. Ten en cuenta, dejar al menos dos horas entre las diferentes aplicaciones. Con el frío lo que estamos consiguiendo es reducir la inflamación, evitando la acumulación de sustancias oxidativas y la muerte de células adyacentes a la zona afectada.

Efectos del frío

  • Disminución de la temperatura en los tejidos
  • Efecto sobre la circulación
  • Cambios de coloración de la piel
  • Disminución del metabolismo
  • Efecto antiinflamatorio
  • Efecto del frío sobre las quemaduras
  • Efecto antibiótico
  • Efecto muscular, tisular y articular

¿En qué lesiones usamos frío?

cuando aplicar frío o calor

Como hemos comentado, el frío solo podrás usarlo en la lesión durante los tres primeros días de:

  • Sobrecargas
  • Rotura de fibras
  • Golpes
  • Esguinces
  • Luxaciones
  • Fracturas
  • Tendinitis

¿Cuándo desaconsejamos poner frío?

Nuca debemos utilizar y poner frío sobre la lesión:

  • Pasado el período de inflamación aguda, es decir, pasados los tres días de habernos hecho la lesión, ya que retrasamos el tiempo de recuperación.
  • Para comenzar a hacer ejercicio; el frío consigue sedar la zona, y si antes de realizar ejercicio aplicamos frio, la zona quedaría anestesiada y podríamos tener problemas de lesiones. También, la disminución de la temperatura convierte el tejido en menos elástico y fuerte.
  • Si sufres de hipersensibilidad al frío nunca lo apliques. Hay personas al frío, que sufren problemas graves en la piel por las reacciones alérgicas. No lo utilices en casos de vasoespasmos, problemas circulatorios o problemas cardíacos graves confirmados. 

Cuidados al usar frío sobre una lesión

No debemos aplicar frío a la ligera. Te recomendamos seguir las siguientes pautas:

  • No apliques hielo sobre la piel. Siempre usa una toalla o paño que se interponga entre el hielo y tu piel.
  • No superes los 40 minutos de aplicación, ya que puedes dañar la zona con una parálisis por frío y quemaduras cutáneas.

¿Cuándo aplicar frío o calor? Termoterapia

Usaremos el calor siempre que haya pasado la fase inflamatoria de tres días del momento de la lesión. El tiempo para aplicar calor en la zona afectada no superará   los 20 minutos.

Los efectos que conseguimos con la aplicación de calor son aumentar la sangre en la zona, disminuir la presión arterial y un efecto sedante en la zona fruto de la relajación muscular y el alivio de la fatiga muscular.

Entre los distintos métodos que se utilizan para aplicar calor podemos nombrar los siguientes: mantas eléctricas, sacos de semillas, fangos, parafina, lámpara de infrarrojo, etc. No podemos decir que unos métodos sean mejores que otros, ya que el calor que se consigue siempre es superficial.

Efectos de aplicar calor 

  • Efectos en el aparato circulatorio
  • Efectos en el aparato neuromuscular

¿En qué lesiones podemos usar calor?

Como hemos comentado, en el caso de cuándo aplicar calor, sólo podremos usarlo después de los primeros tres días en situación de:

  • Contracturas
  • Lesiones por esfuerzo
  • Mala postura
  • Rigidez
  • Antes de entrenar

¿Cuándo desaconsejamos poner calor?

Es muy importante no aplicar calor en caso de:

  • Una inflamación. En el caso que notes la zona caliente, enrojecida e hinchada.
  • En los tres primeros días después de una lesión, esguince o fractura.
  • En situaciones de anestesia o alteración de la sensibilidad
  • En casos infecciosos, cardiopatías o alteraciones de la tensión arterial como puede ser la hipotensión grave

Cuidados al aplicar calor

Lo más importante en el momento de aplicar calor es cuidar nuestra piel de posibles reacciones o quemaduras. Debemos vigilar que sintamos calor intenso pero agradable y no dejar de vigilar la zona para evitar posibles quemaduras.

¿Cuándo aplicar frío y calor simultáneamente? Baños de contraste

Cuando aplicar frío o calor es una duda que nos invade siempre que sufrimos una lesión, pero en los casos de baños de contraste, el frío como el calor es utilizado simultáneamente. Es un método tradicional y muy utilizado, pero es muy importante saber como usarla y favorecer la recuperación de las lesiones. Es una técnica que alivia las fracturas después de la inmovilización con vendajes o escayolas. En los baños de contraste debemos tner en cuenta:

  • Aplicar el frío cuando una lesión se ha producido recientemente, es decir, durante sus primeros tres días, ya que se encuentra en fase aguda.
  • Olvidar el frío después de la inflamación aguda, antes del ejercicio o en caso de hipersensibilidad al frío.
  • Nunca aplicar el frío sobre la piel ni superar los 40 minutos de aplicación.
  • El calor lo aplicaremos siempre después de la fase aguda, y con una duración de unos 20 minutos.
  • Nunca aplicar calor cuando existe inflamación, es decir, la zona la veamos enrojecida, caliente e hinchada, en casos de alteración de la sensibilidad o procesos infecciosos, cardiopatías descompensadas e hipotensión grave.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Pedir cita