Necrosis avascular

/, lesiones oseas/Necrosis avascular

La necrosis avascular es una afección que ocurre por la muerte de tejido óseo debido a la falta de irrigación sanguínea. La necrosis avascular, también es conocida como necrosis aséptica, necrosis isquémica, y osteonecrosis.  Las zonas comúnmente afectados son la cabeza del fémur, la cabeza del húmero, la rodilla, fémur/tibia metadiáfisis, escafoides, semilunar, y el astrágalo. La necrosis avascular puede producir pequeñas fracturas en el hueso y, con el tiempo, el colapso de este.

Si el hueso se fractura o en el caso de que la articulación se disloca el flujo sanguíneo a un segmento del hueso puede interrumpirse. La necrosis de cadera, también puede deberse al uso de medicamentos esteroides por un periodo de tiempo prolongado, abuso de alcohol, determinadas enfermedades, como el cáncer y la artritis; o presentarse después de un tratamiento para el cáncer que incluya metotrexato, bisfosfonatos o corticosteroides.

Cualquier persona puede ser susceptible de sufrir necrosis. Aunque, es más probable en las personas entre 30 y 60 años y la mayoría de los casos de esta enfermedad en adultos ocurre en la articulación de la cadera. La osteonecrosis es un fenómeno que implica la muerte celular ósea, con dolor y pérdida de función de la articulación en la que está implicado el hueso necrótico

Síntomas de la necrosis

Algunas personas no presentan síntomas en las primeras etapas de la necrosis avascular. Conforme el daño óseo avanza se puede sentir dolor en la articulación, limitación en el movimiento, dolor en la ingle si la articulación afectada es la cadera e incluso cojera si la necrosis aséptica ocurre en o por debajo de las caderas. El dolor es progresivo y puede ser leve o intenso. Como hemos dicho, el dolor asociado con la necrosis avascular de la cadera puede ser más intenso en las zonas de la ingle, el muslo o el glúteo. Además de la cadera, podría verse afectadas las zonas del hombro, la rodilla, la mano y el pie. Es posible, que algunas personas puedas padecer necrosis avascular bilateral, por ejemplo, en ambas caderas o en ambas rodillas.

Los factores de riesgo de la necrosis ósea

A continuación vamos a enumerar los factores de riesgo asociados a la necrosis:

  • Traumatismo. Dislocación en las articulaciones o la fractura de caderas pueden dañar los vasos sanguíneos de la zona y reducir el flujo sanguíneo a los huesos.
  • Consumo de esteroides por periodo prolongado.  Altas dosis de corticoesteroides, como la prednisona, es la causa más común de necrosis avascular no relacionada con ningún traumatismo.
  • El exceso de alcohol. El abuso de alcohol surante años puede hacer que se formen depósitos de grasa en los vasos sanguíneos.
  • Consumo de bisfosfonato. El consumo de medicamentos a largo plazo para aumentar la densidad ósea puede ser un riesgo para la necrosis avascular de la mandíbula. Esto ha ocurrido en algunas personas que consumen estos medicamentos para tratar distintos tipos de cáncer, como mieloma múltiple y cáncer de mama metastásico. El riesgo parece ser menor en mujeres que reciben bisfosfonatos para tratar la osteoporosis.
  • Algunos tratamientos médicos. La radioterapia contra el cáncer puede debilitar los huesos o el trasplante de órganos.
  • Enfermedades relacionadas: La pancreatitis, la diabete, enfermedad de Gaucher,VIH/sida, lupus eritematoso diseminado y la anemia de células falciformes.

Diagnóstico de la necrosis avascular

El especialista realizara una exploración física, presionando y movilizando la zona afectada para comprobar el nivel se sensibilidad de la zona. Para confirmar el diagnóstico el médico podrá solicitar algunas pruebas como las radiografías, exploración por resonancia magnética y por tomografía computarizada y/o gammagrafía ósea.

Tratamiento de la necrosis avascular

El tratamiento más adecuado dependerá de la cantidad de hueso dañado. En la primeras etapas de la necrosis de cadera, sería posible disminuir los síntomas con medicamentos:

  • Antiinflamatorios no esteroides;
  • Medicamentos para la osteoporosis;
  • Medicamentos para bajar el colesterol;
  • Anticoagulantes;
  • Mantener el descanso en la articulación dañada y reducir el peso.
  • Ejercicios con un fisioterapeuta para mantener o mejorar la amplitud de movimiento de la articulación.
  • Estimulación eléctrica
  • Cirugías

Puede pasar que algunas personas no tengan síntomas hasta que la necrosis avascular se encuentra bastante avanzada, por ello el médico podría recomendar una cirugía. Los tratamiento de cirugía para una necrosis avascular podrían ser una descompresión del núcleo, un trasplante óseo, el remodelado óseo, el reemplazo articular o un tratamiento de medicina regenerativa.

El tratamiento de medicina regenerativa se lleva a cabo mediante el aspirado y concentración de médula ósea es un procedimiento muy novedoso que, como hemos comentado en varios artículos, podría ser adecuado para tratar el estadio temprano de la necrosis de la cadera. Las células madre se obtienen a partir de tu propia médula ósea. Durante la cirugía, se extrae un núcleo de hueso muerto de la cadera y, en su lugar, se colocan células madre; con este procedimiento existe una posibilidad de que crezca hueso nuevo.

Pautas para prevenir la necrosis avascular

Para reducir el riesgo de padecer necrosis y cuidar de tu salud te proponemos:

  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Controlar los niveles de colesterol.
  • Cuidar el consumo de esteroides.
Resumen
Necrosis avascular
Nombre del Artículo
Necrosis avascular
Descripción
La necrosis avascular es una afección que ocurre por la muerte de tejido óseo a causa de la falta de riego sanguíneo en la zona
Autor
By | 2018-09-06T12:52:07+00:00 septiembre 6th, 2018|celulas madre, lesiones oseas|0 Comments
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario