Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

¿Cómo podemos tratar una distensión de ligamentos?

distensión ligamentos
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

Los ligamentos pueden sufrir cambios en su tamaño o en su forma por distintas condiciones que les pueda suceder. A esto se le denomina como distensión de ligamentos, y a diferencia de los esguinces, éstos se producen por haber tenido un sobreesfuerzo tras haberse retorcido y desgarrado. Normalmente, provocado por un fuerte traumatismo directo.

Los huesos se unen entre sí para así poder conformar el esqueleto de los seres humanos. A su vez, debe existir una articulación, la cual es la propia unión en la que, al menos una de las dos piezas que ha unido tiene algún tipo de libertad de movimiento. Y, justo en esa unión están los ligamentos para unir a ambas partes.

¿Qué afecta una distensión de ligamentos?

La distensión de ligamentos, o el exceso de haber estirado a ese ligamento, afecta de manera directa a la articulación y a los huesos en los que esos ligamentos están insertados para poder unir a ambas partes del cuerpo.

Lo que hace que la persona que sufre de una distensión de ligamentos vea mermada su capacidad de movimiento y de actividades físicas que podría realizar en caso de no tener ningún tipo de patología.

Como siempre os contamos en el blog de CAMDE, la rodilla es una de las articulaciones más frágiles de la anatomía humana. Y no es porque no sea capaz de aguantar, porque justamente aguanta todo nuestro peso, sino porque al aguantar todo nuestro peso, su defensa ante algún tipo de traumatismo es muy baja.

La distensión de ligamentos más conocida es la que suele producirse en los ligamentos cruzados y en los ligamentos laterales de la rodilla. Por ello, lo mejor es que frente a cualquier tipo de traumatismo que pueda sufrir la rodilla, por muy leve que parezca, lo mejor es acudir a comprobar qué ha ocurrido a los profesionales de la salud traumatológica de referencia, como con los que contamos en CAMDE.

Síntomas de la distensión de ligamentos.

Tras haber sufrido la lesión traumática en la rodilla, al haberse dañado los ligamentos que unen los huesos de la pierna con la articulación de la rodilla, la persona suele manifestar un dolor intenso y agudo que puede verse acrecentado con el movimiento.

Por el propio traumatismo aparecerá una inflamación y puede aparecer un hematoma en la zona donde se ha sufrido el daño. A su vez, y como consecuencia del propio dolor y el edema (la inflamación), en la zona del traumatismo se puede sentir un aumento de temperatura.

Para poder conocer a ciencia cierta que sufres de una posible distensión de ligamentos, se necesita la evaluación y el diagnóstico por parte de un profesional de la salud, el cuál podrá comprobarlo a través de una radiografía, una resonancia magnética e incluso, mediante ultrasonidos.

Tratamiento de la distensión de ligamentos.

Hay que tener en cuenta que el tratamiento del posible desgarro del ligamento cambia según el tiempo que ha ido pasando desde que se ha sufrido, ya que en sus primeras 48 horas es vital aliviar el dolor que está produciendo.

  • Mantener reposo y la zona elevada para reducir la inflamación.
  • Se podrá utilizar un vendaje compresivo para inmovilizar la articulación.
  • Aplicar hielo de forma indirecta durante 15 minutos, cada 6-8 horas para aliviar el dolor y bajar la inflamación.
  • Ingesta de analgésicos o antiinflamatorios no esteroideos. Estos últimos ayudan a reducir el tiempo en el que tardará el ligamento en recuperarse.

Dependiendo de lo que haya podido producir esa distensión de ligamentos, se podrá haber producido una lesión u otra. Por lo que no existe un tratamiento exclusivo para todas las distensiones de ligamentos tras haber pasado por el mismo principio que el resto, que al final es intentar mejorar la calidad de tu vida reduciendo el dolor antes de comenzar a ponerle remedio.

Ese remedio final, dependiendo del tipo de lesión, podrá, en su mayoría, verse realizado a través de terapias de fisioterapia. En sus casos más graves, se necesitará fisioterapia e intervención quirúrgica.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat