Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

¿Para qué sirve el ácido hialurónico en traumatología?

acido hialurónico
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una de las sustancias que más renombre ha ido consiguiendo con el paso de los años. Sobre todo, es una sustancia que se utiliza mucho en la medicina estética pero es que el ácido hialurónico también es una sustancia creada por el propio organismo.

El ácido hialurónico nos lo encontramos en distintos tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Es una de las sustancias principales de la columna vertebral y de nuestra piel. La inserción externa del ácido hialurónico inyectada realza estos niveles que se ven mermados en el organismo con el paso de los años.

Qué es la viscosuplementación con ácido hialurónico en la traumatología

La viscosuplementación del ácido hialurónico consiste en aplicar dicha sustancia de forma intraarticular –en articulaciones, cartílagos, huesos o músculos–. Esto ayuda a que exista una menor fricción y un mayor poder antiinflamatorio para poder aliviar los dolores de ciertas patologías traumatológicas.

Estas inyecciones consiguen recuperar las propiedades del líquido sinovial. Este líquido se encarga de amortiguar los extremos de los huesos, reduciendo así la fricción de las articulaciones que se produce cuando éstas se mueven.

Este tipo de usos del ácido hialurónico se utiliza desde la década de los ’70, donde se vio su eficacia en procedimientos oftalmológicos. Por ello es fácil de encontrar en las típicas gotas para los ojos, en los componentes para las lentes de contacto o lentillas, etcétera.

¿Cómo se utiliza el ácido hialurónico en las lesiones traumatológicas?

El ácido hialurónico se utiliza a través de diversas inyecciones en las zonas afectadas, las cuales se conoce como viscosuplementación. Esto consigue un efecto lubricante para aliviar el dolor y mejorar la función de la zona afectada por la patología que sufre el/la paciente.

El efecto tarda en hacer efecto, por ello se necesitan unos meses de infiltraciones de ácido hialurónico. Con esto se puede conseguir evitar la utilización de prótesis o mejorar el efecto que pudiera realizarse en caso de necesitar intervenir quirúrgicamente la zona y así prepararla.

Por ello, ahora la viscosuplementación se utiliza en caderas, tobillos, hombros, ciertas articulaciones de la mano e incluso en la mandíbula; además del uso en rodilla que es el más común de todos los usos del ácido hialurónico en la traumatología.

A su vez, el uso del ácido hialurónico puede estar acompañado de un tratamiento con corticoides. Esto consigue mejorar la patología en caso de que el tratamiento conservador –la cirugía– no sea efectiva.

Incluso aunque el tratamiento conservador sea efectivo, también se utiliza el ácido hialurónico al terminar la cirugía para que el tejido pueda recuperarse más fácilmente en el proceso postoperatorio.

¿Existen efectos secundarios al utilizar ácido hialurónico en lesiones traumatólogicas?

Es extremadamente extraño encontrar efectos secundarios cuando se utiliza de manera correcta, bajo manos de los mejores profesionales de la salud traumatológica como los que tenemos en CAMDE.

Ya que las dosis suelen venir ya precargadas. Además, para aquellos pacientes que las dosis precargadas no fueran su necesidad, es importante estudiar el caso clínico e inyectar la cantidad adecuada para no administrar una dosis excesiva.

En algunos casos, el efecto secundario más común puede ser que el/la paciente experimente dolor en la zona de la infiltración durante las horas posteriores a la inyección de ácido hialurónico para tratar su patología traumatológica.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat