Cómo prevenir el dolor de ciática

//Cómo prevenir el dolor de ciática

Sabías que una de las bajas laborales más comunes es debida a la ciática. Muchas personas sufren esta dolencia que se concentra en la columna vertebral y esta formada por multitud de terminaciones nerviosa. Sus síntomas son muy molestos y en algunos casos, interviene en el desarrollo de las actividades diarias. Hoy, vamos hablar de qué lo causa, cómo tratarlo y sobre todo, aprenderemos pautas para poder prevenir el dolor del nervio ciático

El nervio ciático

Se llama nervio ciático a la afección localizada en el nervio ciático. Es el nervio más grueso del cuerpo y se inicia al final de la columna, por lo que se distribuye en los músculos del muslo, en los de la pierna, abarcando la piel de esta y la del pie. Su función es la de inervar los músculos de la cara posterior del muslo, la postero-externa de la pierna y el pie, lo que implica que ante una lesión del nervio ciático los síntomas se localicen a estos niveles.

Es el nervio más grande de todo el cuerpo. Cuando llega a la rodilla se divide en dos; en el nervio tibial y fibular común, llegando hasta los pies. Es a lo largo de este trayecto donde el dolor se hace perceptible y notamos una sensación de hormigueo, de puntadas y/o choques eléctricos.

El dolor del nervio ciático se puede aliviar e incluso eliminar, recibiendo el tratamiento indicado por nuestro fisioterapeuta o traumatólogo con medicamento, ejercicios específicos, entre otros.

Causas de la ciática

Son varios las causas que pueden estar ocasionando la ciática

-Hernia de disco en la columna vertebral

-crecimiento óseo excesivo (espolón óseo) en las vértebras

-Tumor que produce un pinzamiento del nervio

– Enfermedad como la diabetes.

Síntomas de ciática

  • Dolor, pesadez o/y hormigueo en la parte posterior del miembro inferior, desde la zona lumbar hasta el pie.
  • Limitación funcional para la flexión de rodilla y flexión dorsal del pie.
  • Problemas de la sensibilidad en la zona inervada por el nervio.

Diagnóstico de ciática

Como hemos comentado, el dolor en la ciática puede ser diagnosticado por nuestro traumatólogo o fisioterapeuta. Nuestro especialista evaluará los signos y síntomas asociados a esta afección. Podrá realizar una prueba específica del nervio ciático para comprobar si existe alguna alteración del nervio.

En la prueba te pedirá que acostado boca arriba, levantes la pierna estirada de la camilla, para confirmar que si hubiera sensación de hormigueo el test nos indicaría que hay compresión del nervio. Si hubiera dolor en la otra pierna esto significaría que existe una grave alteración de la columna como una extrusión discal.

El especialista puede solicitar hacer exámenes de imagen como rayos X y resonancia magnética para evaluar la columna y así ayudar a identificar lo que está comprimiendo el nervio. En el caso que la columna se presente saludable y sin alteraciones es señal de que la causa del dolor es de tipo muscular o del tejido conectivo, por lo que el tratamiento es sencillo.

Sin embargo, cuando se intuye que el nervio está dañado por algún accidente grave, el médico solicitará hacer un electroneuromiograma para evaluar el funcionamiento del propio nervio.

Tratamiento para la ciática

Para tratar el dolor o la inflamación en el nervio ciático puede ser hacerse a través del uso de medicamentos analgésicos, antiinflamatorios en pastillas o pomadas, bolsas de calor y ejercicios específicos de fisioterapia.

Medicamentos pueden ser Paracetamol, Ibuprofeno o algunos más fuertes que son derivados de la morfina como el Tramadol, acompañado de un relajante muscular como el Diazepan.

Masajes. Los masajes con crema hidratante o con aceites, ya que pueden ser aplicados para aliviar el dolor y mejorar la movilidad, ya que relaja los músculos de la espalda, piernas y glúteos, disminuyendo así la compresión en el nervio

Ejercicios. Es importante evitar el reposo o mantener la misma posición durante mucho tiempo. Se recomienda realizar ejercicios leves. Fortalecer el abdomen favorece la protección de la columna.

Fisioterapia. Te aconsejamos seguir sesiones de fisioterapia con aparatos que reducen el dolor y la inflamación, además de la realización de ejercicios a través de técnicas manuales para fortalecer y estirar los músculos de la pierna afectada movilizando la irrigación sanguínea del nervio ciático.

Alimentación. Tomar alimentos antiinflamatorios como el salmón, ajo, cebolla, linaza, chía y ajonjolí, al igual que evitar el consumo de alimentos como las carnes procesadas que aumentan la inflamación en el cuerpo, nos ayudara a aliviar el dolor.

Cirugía. En los casos mas graves se suele recomendar la intervención quirúrgica en la columna. Suele ser la opción utilizada cuando hay una hernia discal que no mejora con los tratamientos.

Prevenir el dolor ciático

Algunos consejos que dan los traumatólogos para prevenir el dolor de espalda son:

  • Realizar estiramientos para los músculos de las piernas y de la columna;
  • Evitar el sedentarismo
  • Practicar regularmente actividades que fortalezcan y estiren los músculos.
  • Mantener la postura de la espalda correcta
  • Cuidar el peso y la dieta
  • Mantener el abdomen fuerte para proteger la columna.
Resumen
Cómo prevenir el dolor de ciática
Nombre del Artículo
Cómo prevenir el dolor de ciática
Descripción
Lo mejor para no tener lesiones es la prevención. Para ello vamos a dar una serie de consejos para prevenir el dolor de ciática o de espalda.
Autor
By | 2018-12-09T21:15:22+00:00 diciembre 9th, 2018|lesiones musculares|0 Comments
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Pedir cita