Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Cómo tratar la calcificación de la rodilla

calcificación de la rodilla
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

Las calcificaciones aparecen por una inflamación continua en una misma zona debido a la actividad laboral o el propio envejecimiento. El tejido se lesiona de forma repetida y no logra regenerarse de nuevo, por lo que se sustituye por tejidos duros. A lo largo de este artículo, concretamente vamos a hablar sobre la calcificación en la rodilla.

Qué es la calcificación de la rodilla

La calcificación en la rodilla es una lesión relativamente habitual entre la personas que practican deporte. Se trata de una patología que causa bastantes molestias, provocando considerables limitaciones en el día a día del paciente.

A nivel general, la calcificación aparece cuando sobre el tendón de la articulación se va depositando cristales de calcio, provocando que se vaya volviendo más duro. Dentro de la rodilla, lo habitual es que sea en el tendón rotuliano, que va perdiendo elasticidad, movimiento, y en algunos casos puede provocar dolor e impedir la práctica de cualquier deporte.

Lo más normal es que la calcificación se produzca por lesiones mal curadas, como esguinces o por microtraumatismos por la misma acción de la carrera.

Causas

Los motivos por los que aparece la calcificación en la rodilla son:

  • Problemas en la alimentación: Comer demasiado de ciertos tipos de alimentos puede causar que en el cuerpo se vayan acumulando un exceso de cristales de calcio. Este exceso no puede ser metabolizado correctamente por el organismo, que acaba por depositarse sobre los tejidos tendinosos o la musculatura.
  • Menor riego sanguíneo por el envejecimiento: Con el paso de los años, el organismo va teniendo una peor circulación sanguínea, dificultando que los tejidos reciban todo el oxígeno necesario. Esto provoca que se vaya sustituyendo por fibrosis, depositándose sobre los tejidos los cristales de calcio.
  • Múltiples sobrecargas y traumatismo por repetición: Cuando el cuerpo sufre una lesión se va regenerando de forma natural. El problema se presenta cuando la misma lesión se produce una y otra vez o se extiende en el tiempo durante un largo periodo, ya que el cuerpo como solución puede decidir sustituir los tejidos que se dañan con frecuencia por otros que sean más resistentes. Para ello, puede optar por depositar cristales de calcio, causando la tendinitis. Además, los traumatismos que sufre la rodilla durante la carrera,
    donde puede llegar a soportar hasta 9 veces el peso del cuerpo, también puede causar la lesión.
  • Carga genética: Hay ciertos pacientes que tienen una mayor predisposición a padecer una calcificación debido a factores genéticos. Es uno de los más difíciles de tratar.

Síntomas

Los síntomas que se presentan en las calcificaciones de rodilla no son graves pero sí pueden llegar a limitar mucho nuestras actividades diarias. El síntoma más habitual es el dolor en la zona delantera de la rodilla, justo debajo de la rótula, cuando se depositan en el tendón rotuliano, o encima de la rótula cuando se afecta el tendón cuadricipital, este último es menos frecuente.

Además puede ir acompañado de la inflamación de la rodilla o pequeñas deformaciones debajo de la piel, debilidad muscular, calambres en la pierna e incluso un incremento anormal de la rotura del tendón o de las fracturas de hueso.

Tratamiento de la calcificación en la rodilla

El tratamiento de la calcificación del tendón rotuliano no es fácil ya que requiere de un profesional y no se puede hacer solo en casa. Lo único que puede hacer el paciente es tratar el dolor y la inflamación mediante antiinflamatorios y analgésicos. Esto solo serviría para tratar los síntomas pero no para terminar con la calcificación.

Tratamientos conservadores

  1. Terapia manual: tratamiento más conservador que se centra en estiramientos y ejercicios para no perder la fuerza y el tono muscular.
  2. Electroterapia: se pueden utilizar varios aparatos de electroterapia en el caso de las calcificaciones que ayudarán a la destrucción y reabsorción del tejido calcificado y la regeneración de tejido sano. Suele combinarse con la terapia manual.
    • Ondas de choque: son unas ondas que se aplican con un cabezal conductor sobre la piel en la zona donde se encuentra la calcificación y fragmentan los depósitos de calcio favoreciendo así su reabsorción por el mismo organismo.
    • Iontoforesis: se trata de la aplicación de medicación analgésica local a través de corrientes aplicadas sobre la piel para disminuir el dolor y la inflamación.
    • Láser de baja potencia: se aplica con un cabezal sobre la piel que emite un láser de baja potencia con la finalidad de activar la regeneración tisular estimulando la respuesta celular.

Tratamientos invasivos

  1. Infiltraciones de corticoides: si el dolor persiste y es muy intenso se puede recurrir a este tratamiento más invasivo en la región de la lesión.
  2. Artroscopia: Se aplica cuando el tratamiento conservador no ha funcionado y el dolor persiste desde hace más de seis meses. Se introduce una cámara, el instrumental y un aspirador dentro de la articulación a través de unas pequeñas incisiones para romper y limpiar el tejido calcificado. Es una operación sencilla, pero requiere también un tratamiento postquirúrgico basado en un programa de rehabilitación en fisioterapia para disminuir el dolor, acelerar la recuperación del tejido y la funcionalidad de la articulación.
Resumen
Cómo tratar la calcificación de la rodilla
Nombre del Artículo
Cómo tratar la calcificación de la rodilla
Descripción
La calcificación de la rodilla se caracteriza por la acumulación de cristales de calcio en el tendón, normalmente el rotuliano
Autor
Editor
CAMDE
Publisher Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email
Compartir en whatsapp

También te puede interesar

Translate »
Abrir el chat