Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Dolor de cadera: causas y tratamiento

dolor de cadera
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

Dolor de cadera

Los dolores de cadera no suelen ser muy graves y las causas en los adultos jóvenes tienden a recibir menos atención que en los niños (enfermedad de Perthes, el deslizamiento epifisario de la cabeza femoral y la artritis séptica) y personas mayores (artrosis). Actualmente, las investigaciones sobre las causas del dolor de cadera se han mejorado mucho, al igual que los tratamientos.

Las caderas son muy importantes para nuestra movilidad en general, y padecer dolor en la cadera puede limitar nuestras actividades diarias, siendo dolorosas e incluso difíciles. Los gestos tan cotidianos como levantarse de la cama, ir a pasear o subir escaleras pueden convertirse en una pesadilla. En las personas con problemas más graves de cadera, pueden incluso no moverse o apoyarse sobre la cadera o pierna afectada. En cualquier caso es muy importante acudir al traumatólogo, especialista en cadera, para encontrar la causa y ofrecer el mejor tratamiento.

Síntomas

Los síntomas del dolor de cadera afectan a la articulación, pero también irradiarse a muchas otras zonas como son los muslos, las ingles o las nalgas.

Existen una serie de síntomas comunes que producen el dolor de cadera:

  • Dificultad para caminar o mantenerse de pie.
  • Dificultad o problemas para poder agacharse y doblar la cadera.
  • Hinchazón en los glúteos.
  • Fiebre.
  • Dolor de cadera estando sentado o incluso en la cama.
  • Sensación de calor en la zona dolorida.
  • Dolor en otras zonas, como dolor en las rodillas.
  • Dolor que empeora después de hacer ejercicio, correr o dar un paseo.
  • Disminución del rango de movimiento de cadera y piernas.
  • Ligera cojera.
  • Dolor punzante en uno de los lados de la cadera.
  • Dolor lumbar.
  • Dolor en los glúteos y la pelvis.

Causas del dolor de cadera

Existen varias causas principales que pueden ser las culpables del dolor de cadera:

  • Fracturas de cadera.
  • Artritis.
  • Artrosis de cadera.
  • Ruptura del rodete glenoideo.
  • Osteonecrosis de cadera.
  • Infección en los huesos o articulaciones de la zona.
  • Distensión muscular en la ingle.
  • Bursitis, producida por una fricción entre los tendones, los músculos y los huesos.
  • Síndrome de cadera en resorte.
  • Síndrome del piriforme, que suele confundirse con la ciática porque produce un dolor que irradia hacia las piernas.
  • Tendinitis, cuando se inflaman los músculos y tendones ubicados alrededor de la cintura.
  • Osteoporosis, que se caracteriza porque hay una disminución de la densidad ósea.
  • Osteoartritis, asociada a la pérdida de cartílago.

Diagnóstico

El dolor de cadera suele no concentrarse solo en la zona de la cadera, puede sufrirse en otras zonas adyacentes que rodean la articulación, como hemos mencionado antes, de manera que es muy importante para el diagnóstico localizar el dolor y la causa que lo está produciendo. Sentir dolor de cadera en la propia zona o en la ingle puede deberse a un problema en la cadera, pero si el dolor se localiza en la parte superior de los muslos o en las nalgas, puede que sea por un problema en los tejidos blandos.

Para obtener un diagnóstico del dolor de cadera es imprescindible realizar las siguientes pruebas y estudios:

  • Anamnesis.
  • Descartar patologías intra-articulares y extra-articulares, así como dolores referidos a otras estructuras relacionadas (lumbares y sacro, nervios periféricos, sistema genitourinario y aparato gastrointestinal).
  • Exploración física por parte del especialista traumatólogo para localizar el dolor, analizar la hipersensibilidad a la palpación…
  • Diagnóstico diferencial para descartar lesiones en la región lumbar de la columna vertebral.
  • Test relacionados con distintas patologías para poder concretar el diagnóstico.
  • Artroresonancia.
  • En lesiones tendinosas, se recomienda una resonancia magnética o una ecografía.

Tratamiento del dolor de cadera

El traumatólogo al determinar la causa del dolor de cadera podrá elaborar un tratamiento personalizado para cada caso. El especialista intentará mantener un tratamiento conservador que no requiera de medicación, tales como ejercicios de fisioterapia, control del peso, terapias con calor y frío, terapias físicas, etc.

Si esto no aliviara el dolor de cadera, es posible que se requiera de tratamiento farmacológico con antiinflamatorios o analgésicos, inyecciones de corticoesteroides u otros.

En los casos excepcionales que la patología no se pueda solucionar con el tratamiento conservador el médico tendrá que recurrir a la cirugía para realizar una atroplastia de cadera, un reemplazo de la articulación mediante una prótesis de cadera, un lavado articular o una fusión ósea, entre otros procedimientos. 

Cómo prevenir el dolor de cadera

Sabemos que el dolor de cadera depende de la causa subyacente, pero el especialista aconseja:

  • Mantener un peso adecuado a la edad y la constitución del paciente.
  • Practicar movimientos de resistencia de cadera (sin dolor).
  • Dar paseos frecuentes, con periodos de reposo si fuera necesario.
  • Practicar natación y/o bicicleta sin resistencia, para así asegurarse el movimiento de la articulación.
  • Correr en superficies lisas.
  • Utilizar plantillas en el caso de tener pies planos.

Se recomienda evitar:

  • Estar mucho rato de pie, sin moverse.
  • Sentarse en lugares o asientos muy bajos o blandos durante mucho tiempo.
  • Cargar pesos de manera repetida.
  • Correr cuesta abajo.
  • Automedicarse.

 

 

 

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat