Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Consejos para prevenir las lesiones en el golf

lesiones en el golf
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

El golf se encuentra en el ránking de los deportes más practicados del mundo.  El objetivo del golf es introducir una bola en los hoyos que están distribuidos en el campo con el menor número de golpes, utilizando para cada tipo de golpe un palo diferente.

Se trata de un deporte muy técnico, pero requiere de estar en muy buena forma para evitar las lesiones. Aunque el golf es un deporte de bajo impacto, está asociado con un gran número de lesiones. Muchas lesiones asociadas al golf se deben a una mecánica corporal deficiente o de la sobrecarga. Entre las partes de cuerpo que con mayor frecuencia se lesionan se encuentra la región lumbar, el codo, la muñeca y la mano, y los hombros.

Tipos de lesiones en el golf 

Tal y como hemos comentado, las lesiones en el golf pueden ser muy variadas, desde tendinitis, esguinces o incluso, fracturas de huesos. Conozcamos las más frecuentes: 

  • Codo de golfista o epitrocleitis. Es una tendinitis en la inserción de los músculos del codo.
  • Los movimientos que requiere el juego del golf hacen que puedas tener roturas fibrilares, hernias de disco en la columna, lesiones en el hombro o en la rodilla.
  • Sobrecargas en partes del cuerpo como el hombro, el codo, la muñeca o las rodillas.
  • Las tendinitis en los abductores o en el tendón de Aquiles así como las fracturas de estrés de los metacarpianos pueden producirse al agarrar mal el palo.
  • Dolor en las cervicales y dolor lumbar al no tener una buena técnica. También podrías sufrir una fractura en las costillas por fatiga y si sufres de escoliosis, puede agravarse.
  • Las fracturas del gancho del hueso ganchoso de la muñeca pueden producirse cuando el palo de golf golpea directamente el suelo y golpea contra el hueso de la mano.
  • El Síndrome de Martillo Hipotenar es la lesión en las principales arterias de la mano al debilitarse sus paredes o incluso obstruirse, debido al repetido golpeo sobre la palma de la mano. Ocurre frecuentemente en personas que utilizan regularmente sus manos como “martillo” para golpear objetos.

Consejos para evitar las lesiones en el golf

prevenir lesiones en el golf

A continuación te facilitamos unos consejos para pode prevenir las lesiones en el golf:

El swing es un movimiento complejo que involucra todo el cuerpo. La repetición frecuente de este movimiento puede afectar considerablemente a los mismos músculos, tendones y articulaciones. De tal forma, que con el tiempo, suframos una lesión. Ajustar el swing del golf y prestar atención a la mecánica nos ayudará a prevenir las lesiones asociadas a este movimiento:

  • Adoptar la postura correcta. Coloca los pies separados de acuerdo con el ancho de los hombros y con una ligera rotación hacia afuera, y las rodillas ligeramente flexionadas. Mantén la columna vertebral relativamente derecha y el tronco inclinado hacia adelante. No te encorves sobre la pelota, para no tensar el cuello y la espalda.
  • Mantener un movimiento fluido. Es importante saber que la potencia del swing de golf proviene de una fuerza que se transmite a todos los grupos musculares, desde los tobillos hasta las muñecas. Si dependes de una sola parte del cuerpo para la potencia del golpe, es muy probable que sufras una lesión.
  • Evitar exagerar el movimiento. Ten en cuenta que si balanceas el palo con mucha fuerza o mucha velocidad, estarás esforzando las articulaciones.
  • Entrenar con un profesional no ayudara a aprender los movimientos y evitar lesiones.
  • Realizar ejercicios de calentamiento. Antes de practicar tu swing o de jugar un partido de golf, haz ejercicios de calentamiento durante al menos 10 minutos.
  • Comenzar lentamente. Aumenta gradualmente la actividad hasta alcanzar el nivel que deseas.
  • Fortalecer los músculos. Cuanto más fuertes sean nuestros músculos, mayor será la velocidad del palo y menos propensos a sufrir lesiones. Nuestra recomendación es realizar ejercicios de entrenamiento de fuerza durante todo el año.
  • Entrenar la flexibilidad. La elongación regular mejora la amplitud de movimiento y consigue un swing más fluido.
  • Aumentar la resistencia. La actividad aeróbica regular nos ofrece resistencia para mantener en el juego en el campo.
  • Tener cuidado al levantar y llevar los palos. Las personas que juegan al golf y transportan sus propios bolsos tienen más probabilidades de sufrir lesiones en los hombros o la espalda. Usa una técnica adecuada para levantar peso.
  • Evitar dar golpes a otros objetos que no sean la pelota de golf. Los golpes que se dan al suelo o al rough suelen causar lesiones en los codos y las muñecas.
  • Elegir un calzado adecuado. Usa ropa cómoda y que te proteja de las temperaturas en cada temporada. Usa calzado de golf con tapones bajos. Los tapones altos se encajan en el césped y limitan los movimientos del pie mientras haces el swing, lo cual perjudica las rodillas y/o los tobillos.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat