La fractura de cadera es un problema para la persona que lo sufre y su cuidador. Una fractura de cadera es una lesión grave. Las consecuencias pueden ser mortales, por lo que es de vital importancia conocer los peligros y prevenir cualquier posibilidad de caída. Por ello es importante acudir a un traumatólogo especialista en cadera.

Las personas mayores corren un mayor riesgo de fracturarse la cadera porque los huesos se debilitan con la edad y llevar una vida no saludable.

El tratamiento de una fractura en la cadera requerirá una combinación de cirugía, rehabilitación y medicamentos para calmar el dolor. No te pierdas este articulo en el que te daremos las pistas para prevenir sus causas.

Síntomas de fractura de cadera

Los síntomas que acompañan una fractura de cadera son los siguientes:

  • Incapacidad para moverse
  • Dolor fuerte en la cadera o en la ingle
  • Incapacidad para cargar peso sobre la pierna del lado de la cadera lesionada
  • Rigidez
  • Hematomas
  • Hinchazón en la zona de la cadera
  • Pierna más corta del lado de la cadera lesionada
  • Giro hacia afuera de la pierna del lado de la cadera afectada

Factores de riesgo de la fractura de cadera 

Los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir una fractura de cadera son:

  • La edad. Con el paso del tiempo la densidad ósea y la masa muscular tienden a disminuir. Las personas mayores pueden tener problemas de visión y equilibrio, lo que aumenta el riesgo de sufrir caídas.
  • El sexo. Cerca del 70 % de las fracturas de cadera se producen en mujeres. La densidad ósea en las mujeres disminuye más rápidamente que en los hombres.
  • Trastornos crónicos. Los trastornos endocrinos, como la tiroides hiperactiva, pueden provocar fragilidad en los huesos. Los trastornos intestinales, que pueden reducir la absorción de la vitamina D y el calcio, también pueden provocar debilidad en los huesos y fractura en la cadera.
  • Los trastornos que afectan el cerebro y el sistema nervioso, como el deterioro cognitivo, la demencia, la enfermedad de Parkinson, los accidentes cerebrovasculares y la neuropatía periférica, aumentan el riesgo de sufrir caídas.
  • Algunos medicamentos.
  • Problemas nutricionales. La falta de calcio y de vitamina D en la alimentación cuando eres joven disminuye la producción de masa ósea y aumenta el riesgo de sufrir fracturas en las etapas posteriores de la vida.
  • Falta de actividad física.
  • Consumo de tabaco o alcohol.

Dificultades

Entre las complicaciones encontradas de una fractura en la cadera podemos sufrir:

  • Coágulos de sangre en las piernas o los pulmones
  • Escaras
  • Infección de las vías urinarias
  • Neumonía
  • Mayor pérdida de la masa muscular, lo que aumenta el riesgo de sufrir caídas y lesiones

Si la persona que tuvo una factura de cadera permanece inmóvil, durante largo tiempo, es posible que sufra algunas de las dificultades mencionadas.

Prevención

Como podemos imaginar, elegir un estilo de viada saludable nos ayudara a mejorar nuestra calidad de vida. Cuidarnos en nuestra adultez aumenta mejora potencialmente nuestra masa ósea y reduce el riesgo de osteoporosis en los años posteriores.

Lo más recomendable para evitar caídas y mantener los huesos sanos y fuertes es:

  • Obtener suficiente calcio y vitamina D.
  • Haz ejercicio para fortalecer los huesos y mejorar el equilibrio.
  • Evita fumar o beber en exceso.
  • Explora tu hogar en busca de peligros.
  • Realiza revisiones de tus ojos.
  • Ten cuidado con los medicamentos. Sentirse débil puede derivar en un desmayo o caída.
  • Levántate lentamente.
  • Usa un bastón o andador.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, el especialista puede determinar si tienes una fractura en la cadera en función de los síntomas y en la posición anormal de la cadera y la pierna. El médico te realizará una radiografía para confirmar la fractura y mostrar la ubicación exacta de la fractura del hueso.

Si al realizar la radiografía no se encuentra ninguna fractura, pero sigue doliendo en la cadera, el médico puede indicarte una imagen por resonancia magnética o una exploración ósea.

La fractura de cadera puede producirse en dos partes del hueso largo (fémur):

  • Cuello femoral. Esta zona se encuentra en la parte superior del fémur.
  • Región intertrocantérica. Es una región que se localiza un poco más abajo de la articulación real de la cadera.

Existe, también, un tercer tipo de fractura atípica. Es un tipo de fractura que suele darse en personas que fueron tratadas durante un período prolongado con medicamentos que aumentan la densidad ósea (bisfosfonatos).

Tratamiento de la fractura de cadera

El tratamiento suele ser un conjunto de intervenciones combinadas como: la cirugía, la rehabilitación y los medicamentos.

Cirugía

La cirugía dependerá de la ubicación, la gravedad de la fractura, de si los huesos fracturados no están bien alineados (fractura desplazada) y de tus enfermedades de base. Entre las opciones encontramos:

  • Reparación interna mediante tornillos.
  • Reemplazo total de cadera.
  • Reemplazo parcial de cadera.

El médico aconsejará un reemplazo parcial o total de cadera, dependiendo de si el suministro de sangre a la parte esférica de la articulación de la cadera se dañó durante la fractura.

Rehabilitación

Después de una operación de fractura de cadera, la terapia de rehabilitación se deberá iniciar tan pronto sea posible, se recomienda que se haga dentro de las 24 horas posteriores a la intervención quirúrgica. Los objetivos del tratamiento de rehabilitación es mantener el nivel de fuerza anterior a la fractura y evitar problemas derivados de la inmovilidad.

Medicamentos

Un 10% de los adultos de más de 65 años que se han fracturado la cadera tendrán otra fractura de cadera en un plazo medio de dos años. Los bifosfonatos y otros medicamentos para la osteoporosis pueden ayudar a reducir el riesgo de tener una segunda fractura de cadera.

Resumen
Fractura de cadera: causas y tratamiento
Nombre del Artículo
Fractura de cadera: causas y tratamiento
Descripción
La fractura de cadera es un problema para la persona que lo sufre y su cuidador. Una fractura de cadera es una lesión grave.
Autor