Haciendo eco de las estadísticas, la fractura de muñeca es una de las más comunes entre mujeres. Suele deberse a caídas, accidentes de trafico o la práctica de algunos deportes. Por lo general, quien ha sufrido una fractura de hueso conoce los síntomas asociados y el chasquido que produce. Sin embargo, en algunos casos, podemos tener dudas ya que la fractura de muñeca dependerá de la zona y del hueso dañado.

¿Qué es una fractura de muñeca?

Nos referimos a fractura cuando existe una quebradura o fisura en uno o más huesos de la muñeca. Las lesiones más frecuentes ocurren al intentarse sujetar durante una caída y cuando caen al suelo con la mano extendida.

Practicar deportes como el patinaje, el snowboard o padecer una enfermedad de huesos influye mucho en la probabilidad de una fractura de muñeca. Es importante tratar la fractura de muñeca tan pronto como sea posible. Por el contrario, los huesos podrían soldarse en la alineación incorrecta, lo que podría afectar tu día a día. El tratamiento adecuado no solo ayuda en la recuperación, sino que minimiza el dolor y la rigidez.

Síntomas

fractura de muñeca

En la figura 1 observamos como la fractura de muñeca ocasiona una fisura o rotura del hueso. Los signos de una fractura de muñeca pueden ser:

  • Dolor intenso
  • Hinchazón
  • Sensibilidad
  • Hematomas
  • Deformidad evidente, como tener la muñeca torcida

Causas

Sufrir una fractura de muñeca puede deberse a diversas causas, como:

  • Caídas. Caerse sobre la mano extendida es una de las causas más comunes de la fractura de muñeca.
  • Lesiones deportivas.
  • Accidentes en vehículos motorizados.Los accidentes de tráfico pueden provocar la fractura de los huesos de la muñeca, a veces, en muchas partes, lo que suele necesitar una reparación quirúrgica.

Factores de riesgo

En una fractura de muñeca suelen existir determinados factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir dicha lesión. A continuación detallamos el conjunto de factores de riesgo en una fractura de muñeca.

Actividades deportivas

  • Fútbol americano o sóccer, en especial, en césped artificial
  • Rugby
  • Equitación
  • Hockey
  • Esquí
  • Snowboarding
  • Patinaje en línea
  • Saltar en una cama elástica

Posibles complicaciones

Como decíamos al inicio del artículo, es muy importante visitar al especialista al sentir un chasquido o identificar los signos de una fractura de muñeca. Es la única forma de poder evitar las posibles complicaciones que puede conllevar una fractura de muñeca, que aunque poco comunes, muy posibles:

  • Rigidez, dolor o discapacidad continuos.La rigidez, el dolor o la molestia en la zona afectada generalmente desaparecen después de que te retiran el yeso o después de la cirugía. Sin embargo, algunas personas tienen rigidez o dolor de forma permanente. Sé paciente con tu recuperación y habla con el médico sobre los ejercicios que podrían ayudarte o para obtener una derivación para realizar terapia física u ocupacional.
  • Las fracturas que se extienden dentro de una articulación pueden causar artritis años más tarde. Si la muñeca comienza a doler o inflamarse mucho después de un descanso, consulta a tu médico para que te realice una evaluación.
  • Daño a los nervios o vasos sanguíneos.El traumatismo de muñeca puede lesionar nervios y vasos sanguíneos adyacentes. Busca atención inmediata si experimentas entumecimiento o problemas de circulación.

Prevención

No podemos controlar los imprevistos que puedan ocurrirnos, pero es posible prevenir aquellos que puedan ocasionarnos una fractura de muñeca. Desde Camde te damos los siguientes consejos, ¡toma nota!

Desarrolla la fuerza ósea. A partir de una alimentación rica en calcio y vitamina D, haz mucho ejercicio para fortalecer y sobre todo, no fumes.

Evita las caídas. La mayoría de las fracturas de muñeca suceden al caer sobre la mano extendida.Para no “caer”, intenta hacer lo siguiente:

  • Usa un calzado adecuado
  • Elimina todo aquello que pueda ser un obstáculo y un peligro de posibles caídas, como las alfombras
  • Ilumina el espacio donde vives
  • Realiza un control de la vista
  • Instala barandas de apoyo en el baño
  • Coloca pasamanos en las escaleras
  • Evita las superficies resbaladizas
  • Usa equipos de protección para realizar actividades deportivas

Diagnóstico

El especialista seguirá el mismo protocolo de actuación para la mayoría de las personas que sufren una fractura de muñeca, realizará un examen físico de la mano afectada y radiografías. En algunos casos, el médico solicitará otras pruebas diagnósticas como:

  • Exploración por tomografía computarizada (TC).
  • RM. Es una prueba que se utiliza para identificar fracturas muy pequeñas y lesiones en los ligamentos.

Tratamiento

tratamiento fractura de muñeca

La respuesta al tratamiento dependerá de la persona que padece la fractura de muñeca, es decir, no existe un método general que asegure la recuperación optima para todos los pacientes que lo padezcan. El especialista tomará la decisión más adecuada. Entre las opciones para el tratamiento de una fractura de muñeca podremos:

  • Colocar el yeso. Con este método conseguimos cicatrizar el hueso. El yeso se coloca hasta el codo y la mano. Si la fractura se ha dado cerca del pulgar, es probable que también se deba enyesar este dedo. Se retira el yeso a las 6 semanas.
  • Recurrir a la cirugía. Si es necesario una intervención quirúrgica se suele colocar tornillos o placas metálicas para ayudar a fijar el hueso en su posición natural. Es importante tener en cuenta que el tiempo que transcurra entre el momento de la fractura y la cirugía no sea de más de una semana, para que el hueso no suelde mal ni se forme un cay
Resumen
Fractura de muñeca: causas y tratamiento
Nombre del Artículo
Fractura de muñeca: causas y tratamiento
Descripción
La fractura de muñeca es una fisura de uno o más huesos de la muñeca. Las lesiones más frecuentes ocurren en la mujer por impacto
Autor