¿Sabías que el 25% de las mujeres mayores de 50 años sufrirá una fractura de vértebras en algún momento de su vida? Cada año el promedio de personas tratadas por fractura de columna osteoporótica aumenta, siendo actualmente de unas 8.000 personas afectadas con dicha lesión. En CAMDE queremos contarte todo acerca de cómo es una fractura de vertebras, tipos y tratamiento para afrontarla.

¿Qué es una fractura de vértebras?

columna vértebras

Para comenzar a hablar, vamos a definir qué se entiende por fractura. Una fractura es la ruptura parcial o total de cualquier hueso del cuerpo. Una fractura de vértebras o fractura espinal se produce cuando alguno de los huesos que forman la columna vertebral se resquebraja o rompe total o parcialmente.

La fractura de vértebras puede ser más grave que la de cualquier otro hueso del cuerpo, ya que puede afectar la estabilidad de la columna y por tanto la de todo el cuerpo, así como dañar la médula espinal y las raíces nerviosas.

La fractura en las vértebras puede ser de diferentes tipos y el tratamiento dependerá de las siguientes variables:

  • gravedad de la fractura.
  • zona de la columna afectada.
  • parte de la vértebra dónde se produce la fractura.
  • problemas añadidos en la médula espinal o los nervios.

Causas

Existen diversas causas de la rotura de vértebras provocadas por traumatismos o enfermedades que debilitan los huesos. Entre las causas más comunes nos encontramos con:

  • Traumatismos
  • Accidentes de coche
  • Caídas
  • Deportes
  • Hechos violentos

Tipos de fractura de vértebras

Son varios los criterios utilizados para clasificar la rotura de vértebras. Puede que durante el diagnóstico de tu especialista hayas escuchado “fracturas inestables” o “fractura mayor” y no has entendido bien de qué se trata.

En este artículo explicaremos las diferentes formas de entender las fracturas y explicarlas. Nos enfocaremos en los tipos de fractura espinal o fractura de vertebras más básicos y en las clasificaciones más aceptadas. Existen tres pilares o columnas que forman el órgano que conocemos como columna vertebral.

  1. Columna anterior o pilar anterior. Es la parte frontal de la vértebra, es decir la parte que da hacia delante del cuerpo. El pilar anterior designa la mitad del cuerpo vertebral y del disco intervertebral que dan hacia el frente. En la parte delantera de la columna vertebral existe un ligamento llamado ligamento longitudinal anterior.
  2. Columna media o pilar medio.Esta es una parte clave para que la columna vertebral mantenga su estabilidad. El pilar medio designa la otra mitad del cuerpo vertebral y del disco intervertebral que dan hacia atrás del cuerpo. En la parte trasera del cuerpo vertebral existe un ligamento llamado ligamento longitudinal posterior, que también forma parte del pilar medio.
  3. Columna o pilar posterior.Todas las partes de una vértebra que se encuentran en la parte posterior conforman el pilar posterior. Estas partes incluyen los pedículos, la lámina, las articulaciones facetarias y la apófisis espinal, que es la parte de hueso de la vértebra que sientes cuando pasas los dedos por la espalda.

Conocer la parte dónde se encuentra la fractura nos ayudará a entender por qué ciertas fracturas son más estables que otras. Por ejemplo, si tienes una fractura únicamente en el pilar anterior, tu columna debería ser capaz de soportar tu peso bastante bien.

Sin embargo, si la fractura se produce en la columna anterior o en la media es más probable que la columna vertebral en su conjunto sea inestable. Debido a que la columna media conecta las columnas anterior y posterior, si esta parte se fractura, será mas difícil para la columna funcionar adecuadamente. 

Fracturas mayores y menores

Este es otro concepto que los especialistas utilizaran para determinar y simplificarlas características de la fractura.

  • Una fractura menor significa que alguna parte de los elementos posteriores de la vértebra (de la parte trasera) se ha roto. Los elementos posteriores incluyen la apófisis espinal, las apófisis articulares y las apófisis vertebrales. Cada una de estas partes cumple unas funciones determinadas, sin embargo, no son vitales para la estabilidad de la columna.
  • Una fractura mayor significa que una parte del cuerpo vertebral, los pedículos o la lámina se han fracturado. Una fractura del cuerpo vertebral se considera mayor, porque es una parte de la vértebra que soporta bastante peso y distribuye la fuerza que ejercen los movimientos de la columna.

Fracturas estables e inestables

  • Las fracturas estables no causan deformidad espinal o problemas neurológicos, es decir en los nervios. Si la fractura es estable la columna aún podrá soportar y distribuir el peso bastante bien.
  • Las fracturas inestables dificultan que la columna soporte peso y lo distribuya. En estos casos existe el riesgo de que la fractura se desarrolle y cause mas daño aún. También puede deformar la columna.

Tipos específicos

Hemos hablado de las características generales y simplificadas de una fractura, pero también es importante conocer los distintos modos en que una vértebra puede romperse. Puede que tu médico utilice los siguientes términos para describir tu fractura como:

  • Fractura por compresión. Este tipo de fractura es muy común en las personas que sufren de osteoporosis o en pacientes cuyos huesos se han debilitado debido a la acción de otras enfermedades como, por ejemplo, el cáncer de huesos.
  • Fractura por estallido. Son causadas por traumatismos graves como un accidente de coche. Básicamente ocurre debido a que la vértebra ha sido aplastada por la acción de fuerzas muy grandes. A diferencia de las fracturas por compresión, no es solamente una parte de la vértebra la que se ha dañado. Se suele fracturar en múltiples partes.
  • Fracturas por flexión-disrupción. Se podría decir que son las menos frecuentes. Se producen por un mecanismo de flexión sobre un eje transversal a nivel de la vértebra lumbar. Es el típico caso provocado por el antiguo cinturón de seguridad que se sujetaba sobre el abdomen. Sin duda, corresponden a las lesiones de mayor gravedad entre todas las fracturas de la columna. Son producidas por accidentes violentos, choques de automóviles, aplastamientos, caídas de alturas elevadas, etc. 

Síntomas de rotura de vértebras

Una persona que sufre una fractura de vértebras puede no sentir dolor al estar en reposos y quejarse de dolor dorsal o lumbar e incluso radicular al ponerse de pie y caminar, lo que nos indicaría que la fractura puede ser inestable. También hay criterios de inestabilidad radiográficos para indicar una intervención. Si existe sintomatología neurológica, inestabilidad radiológica o dolor incapacitante podría estar indicando la necesidad de tratamiento quirúrgico. Los síntomas más comunes de fractura de vértebras son:

  • Dolor dorsal o lumbar
  • Síntomas por afectación nerviosa
  • Incapacidad al realizar actividad normal

Diagnóstico

fractura de vértebras osteoporosis

Como hemos comentado las fracturas vertebrales suelen producirse por un traumatismo de cierta intensidad, aunque si el hueso está muy debilitado como por osteoporosis puede fracturarse con un traumatismo leve o al realizar un esfuerzo en carga. El diagnóstico se confirma a través de una radiología simple (Rayos X) aunque se suele complementar con escáner (TAC) o una resonancia magnética para valorar mejor el hueso y los tejidos adyacentes, el edema vertebral, el canal vertebral etc., incluso descartar otros procesos. Si se sabe o intuye que la fractura puede ser osteoporótica se solicitaría un estudio con una densitometría ósea y un análisis de sangre para valorar el estado del hueso y recomendar un tratamiento para mejorar la calidad de este. 

Tratamiento cuando se rompe una vértebra

El tratamiento conservador se aconsejará en pacientes en los que su columna se mantiene estable y el dolor es controlable, tratando la fractura de vértebras con medicación vía oral, ortesis (faja) y reposo. En el caso que el dolor no se consiguiera controlar, se puede indicar una cementación vertebral percutánea mediante vertebroplastia  o cifoplastia , para estabilizar el hueso roto y actuar en las terminaciones nerviosas del cuerpo vertebral para reducir el dolor. Si las cementaciones vertebrales no fueran suficientes para estabilizar la columna, se recomendaría el uso de osteosíntesis (barras y tornillos) que también pueden implementarse de manera abierta o percutánea, según las características de cada paciente y fractura.

Resumen
Fractura de vértebras: tipos y tratamiento
Nombre del Artículo
Fractura de vértebras: tipos y tratamiento
Descripción
Una fractura de vértebras se produce cuando alguno de los huesos que forman la columna vertebral se resquebraja o rompe total o parcialmente.
Autor