Lesión de rodilla

La lesión de rodilla es una afección muy común en personas deportistas. Suele verse afectada los ligamentos y tendones. Aunque en algunos casos puede verse afectados los huesos. En Camde te mostramos las causas, los síntomas y qué hacer tras el diagnóstico.

La articulación de la rodilla

La rodilla es la articulación central de los miembros inferiores. La rodilla está formada por la unión de dos importantes huesos, el fémur en su porción distal, y la tibia en la porción proximal. Entre estos dos importantes huesos se encuentra un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur. Su principal función es la de permitir movimientos de flexión y extensión. Está rodeada por una cápsula articular y varios ligamentos que le dan estabilidad.

Tipos de lesión de rodilla

Las lesiones de rodilla más frecuentes son;

  • Esguince de rodilla: debido a una torcedura los ligamentos se estiran demasiado ocasionando desgarro o rotura.
  • Desgarro: un tendón o músculo se estira demasiado.
  • Lesión de menisco (daño al fibrocartílago): el fibrocartílago es un disco en forma de media luna llamado menisco, que amortigua la rodilla.
  • Uso excesivo de la rodilla: esta lesión es muy común en corredores.
  • Lesiones en los ligamentos de la rodilla; Los ligamentos son dos, el lateral interno y el lateral externo, ambos conectan los huesos entre sí. Proporcionan estabilidad y limitan el movimiento lateral:

-El ligamento lateral interno está localizado en la parte interna de la rodilla, y se tensa cuando la pierna se estira.  Las lesiones más comunes puede ser un esguince o romperse  (desgarrarse) por completo si la pierna estirada se tuerce al mismo tiempo que se mueve bruscamente hacia un lado.

-El ligamento lateral externo es algo menos fuerte que el anterior, es más delgado que recorre la parte externa de la rodilla, y conecta la base del fémur a la cabeza del peroné. No suele lesionarse por sí solo, se puede encontrar afectado por otros ligamentos.

Las lesiones de los ligamentos lateral interno y lateral externo se clasifican en:

  • Primer grado: esguince sin desgarro del ligamento.
  • Segundo grado: desgarro parcial del ligamento.
  • Tercer grado: desgarro total del ligamento.

Los ligamentos que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla se denominan ligamento cruzado anterior y ligamento cruzado posterior. Se les llama cruzados por estar en forma de cruz. El ligamento cruzado anterior cruza por delante del ligamento cruzado posterior. Su función principal es dar estabilidad a la rodilla.

Síntomas de una lesión en la zona de la rodilla

Los signos o síntomas asociados a una lesión en la rodilla pueden ser:

  • Dolor en la rodilla;
  • Inflamación;
  • Inestabilidad en la rodilla.

Causas de los problemas en la rodilla

Las causas más comunes de problemas en la rodilla pueden presentarse en los siguientes casos:

  • Al recibir un impacto o al desplazarse fuera de su rango habitual de movimiento, en una posición forzada.
  • La práctica de deporte como correr, saltar y detenerse, con cambios rápidos de dirección.
  • Si padeces de una enfermedad tal como la osteoartritis o la gota, o si tienes sobrepeso.
  • Los accidentes automovilísticos pueden provocar que te golpes las rodillas contra el tablero del automóvil, conociéndose esta lesión como “lesiones de tablero de auto”.

Diagnóstico de la lesión

Para un diagnóstico de un problema en la rodilla, nuestro médico nos consultara los síntomas, y mediante un examen físico podrá palpar la articulación, presionando suavemente la rótula para determinar si hay acumulación de líquido, en particular si la rodilla no muestra gran inflamación. El especialista recopilará la información acerca de la causa de la lesión, el tipo de dolor y la localización de la lesión para confirmar un diagnostico.

Durante el examen físico flexionará y extenderá tu rodilla, mientras permaneces acostado o sentado, para descartar posibles lesiones en los ligamentos o los tejidos blandos.

Si hubiera alguna duda acerca del diagnóstico tu médico podría solicitar un estudio de resonancia magnética (MRI), un ultrasonido o, en ocasiones, una radiografía.

Tratamiento de la lesión

El tratamiento convencional utilizado para los problemas en la rodilla son los siguientes:

  • Proteger la lesión de posibles daños.
  • Mantener reposo durante los primeros días; para después reanudar los movimientos.
  • Aplicar hielo con compresas frías para reducir la inflamación y los moretones.
  • Comprimir la articulación con vendas para contener la lesión y ayudar a reducir la inflamación.
  • Elevar la rodilla por encima del nivel del corazón y mantenla firme.

Las cosas que debes evitar para no empeorar la lesión son:

  • El calor.
  • El alcohol.
  • Correr o realizar otros tipos de ejercicio.
  • Masajear la rodilla lesionada.

Te aconsejamos utilizar muletas o rodilleras para evitar apoyar el peso del cuerpo sobre la lesión.

Los tratamientos más utilizados para reducir el dolor son los medicamentos, tu médico te recetara analgésicos tales como el paracetamol o el ibuprofeno para tratar el dolor leve y moderado. Si el dolor es agudo, tu médico de cabecera podría recetarte analgésicos más fuertes. Después de reducir el dolor, sería recomendable comenzar a realizar ejercicios con el fisioterapeuta para fortalecer la rodilla y estirar los músculos gradualmente.

En algunos casos, se precisa de cirugía de rodilla para reparar el daño. Podría ser necesaria en casos en los que:

  • Se ha desgarrado el ligamento lateral externo.
  • Se ha dañado el ligamento cruzado anterior, o si te has desgarrado también el cartílago o el ligamento lateral interno.
  • Para reemplazar el ligamento dañado se puede necesites una cirugía reconstructiva.
  • Si la lesión afecta a más de un ligamento o tejido de la rodilla.
  • Si se ha producido un desgarrado en el tendón rotuliano.
  • Si el dolor en la rodilla no cesa.
Resumen
Lesión de rodilla
Nombre del Artículo
Lesión de rodilla
Descripción
Los problemas en la rodilla es una afección muy común en personas deportistas. Suele verse afectada los ligamentos y tendones. Algunos casos afectan los huesos.
Autor
By | 2018-10-11T12:10:53+00:00 octubre 11th, 2018|lesiones articulares, lesiones de rodilla|0 Comments
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario