Qué es la lumbalgia

La lumbalgia se localiza en la parte inferior o baja de la espalda, el dolor se debe a la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

Reconocemos la lumbalgia como un dolor local acompañado de dolor referido o irradiado que no es consecuencia de fracturas, espondilitis, traumatismos ni otras causas neoplásicas, neurológicas, infecciosas, vasculares, endocrinas, metabólicas, ginecológicas ni psicosomáticas. Es una afección que puede afectar a cualquier persona, independientemente de su edad o tipos de trabajo y esfuerzo físico.

Se calcula que cerca del 80 por ciento de la población ha tenido o tendrá alguna lumbalgia a lo largo de su vida y hasta el 70 por ciento de los jóvenes antes de cumplir los 16 años han sentido este dolor en la espalda.

Causas de la lumbalgia

causas de la lumbalgia

Hace tiempo se pensaba que el origen del dolor de lumbago se debía a problemas en la estructura de la columna vertebral, como son la escoliosis o la hernia discal. Actualmente, se sabe que el dolor de lumbago aparece por un mecanismo neurológico que implica la activación de los nervios que transmiten el dolor y el desencadenamiento de la contractura muscular y la inflamación. En algunos casos, también puede conllevar la compresión de la raíz nerviosa.

Este mecanismo ocurre cuando se produce una alteración de la estructura de la columna vertebral, como la hernia discal o la degeneración importante de la articulación intervertebral, pero, en la mayoría de los casos se desconoce la causa inicial que lo provoca, y el dolor se cataloga a la contractura o sobrecarga muscular.

Síntomas de la lumbalgia

Los signos o síntomas más comunes de lumbalgia son:

  • dolor local o irradiado;
  • inflamación;
  • contracturas musculares;
  • alteraciones de la sensibilidad (anestesia, hipoanestesia, hiperestesia, hormigueo);
  • alteraciones del movimiento (paresia, parálisis, entre otras).

Tipos de la lumbalgia

La mayoría de los profesionales clasifican dos tipos de lumbalgia:

  • Lumbalgia específica:Incluye los diagnósticos de lumbago con causa conocida, aproximadamente el 20 por ciento de los casos.
  • Lumbalgia inespecífica: Supone el 80 por ciento restante e incluye aquellos casos en los que no se conoce la causa específica que provoca el dolor.

Diagnóstico del lumbago

Para el diagnóstico del llumbago en CAMDE, el especialista recogerá información de la historia clínica y la exploración física para determinar la causa del dolor. Para confirmar el diagnóstico, el médico puede necesitar algunas pruebas (radiológicas, analíticas o funcionales). Estas pruebas sólo tienen valor si los resultados se corresponden con los de la exploración física. Algunas de estas pruebas son dolorosas y/o conllevar ciertos riesgos, por lo que solo re recomienda hacer uso de ellas si los resultados del interrogatorio o la exploración física determinan su necesidad.

Consejos para el tratamiento de la lumbalgia

consejos para la lumbalgia

  • Hacer ejercicio para mantenerse físicamente activo;
  • evitar el sedentarismo;
  • tener una aptitud calmada y paciente ante el dolor;
  • cuidar las actividades cotidianas poniendo atención a la higiene postural para que la espalda soporte la menor carga posible;
  • evitar los movimientos de flexoextensión o torsión y los que obligan a mantener posturas de flexión o hiperextensión;
  • Aplicar calor o frío. Si le alivia, el paciente puede aplicar calor o frío en la zona dolorosa, aunque no se han hecho estudios científicos para evaluar su efecto. En general, el frío se aplica inmediatamente después de la lesión y el calor en la reagudización de las dolencias crónicas.

Tratamiento farmacológico de la lumbalgia

El tratamiento farmacológico para la lumbalgia se realiza en tres fases:

  • Fase 1:Al inicio del tratamiento, y si el dolor no es muy intenso y sólo se localiza en la espalda, se recomienda usar analgésicos.
  • Fase 2:Si los analgésicos no calman el dolor, tu médico o especialista valorara la opción de sustituirlos por antiinflamatorios no esteroideos. Ten en cuenta, que no se recomienda usarlos durante más de 14 días.
  • Fase 3:Si aún así no fuera suficiente para calmar el dolor, el médico deberá valorar añadir una tanda corta de relajante muscular, durante menos de 1 semana.

Otros tratamientos para el lumbago

  • Intervención neurorreflejoterápica (NRT)

Si el dolor de espalda tras 14 días de tratamiento farmacológico, se aconseja realizar una intervención NRT. En casos de personas en los que el tratamiento farmacológico está contraindicado también se recomienda, como mujeres en estado de gestación. Si la primera intervención NRT consigue la desaparición total de la sintomatología y la normalización de la exploración física, no es necesario repetirla salvo que en el futuro reaparezcan nuevos episodios dolorosos.

  • Ejercicios para la lumbalgia

En aquellas personas que no han incorporado sus actividades habituales tras 6 semanas deben comenzar con una pauta de ejercicio. Al inicio intentaremos actividades suaves y genéricas, como andar o nadar, para evitar que se debilite la musculatura. Más tarde pueden iniciarse ejercicios específicos para la espalda.

  • Cirugía para la lumbalgia

En niños o adolescentes de hernia discal, estenosis espinal o espondilolistesis o escoliosis progresiva los especialistas pueden valorar la realización de una cirugía.

  • Terapia comportamental

Se recomienda la terapia comportamental en todos los pacientes crónicos y en aquellos en los que puedan existir factores psicosociales que favorezcan el riesgo de cronificación.

Resumen
Lumbalgia: causas, consejos y tratamiento
Nombre del Artículo
Lumbalgia: causas, consejos y tratamiento
Descripción
La lumbalgia se localiza en la parte inferior o baja de la espalda, el dolor se debe a la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.
Autor