¿Qué es la artrolisis?

La artrolisis es una operación que se practica en una articulación rígida, consistente en la liberación de las adherencias de la cápsula sinovial o ligamentaria (a veces con sección de estas estructuras) para el restablecimiento de la movilidad articular. La artrolisis puede ocurrir en cualquier articulación, pero con mas frecuencia destacamos la rodilla, el hombro, la muñeca y el codo. En la mayoría de los casos, la rigidez articular se presenta en la zona del codo.

Causas de la artrolisis

No existe una causa especifica, para explicar la rigidez articular y la artrolisis. Puede influir múltiples causas como:

  • Después de una fractura.
  • Tras una inmovilización prolongada.
  • Enfermedades como hipotiroidismo o Diabetes.
  • Alta sensibilidad de respuesta de la cápsula al trauma.
  • Presencia de tres articulaciones en una misma cavidad sinovial (rigidez articular de codo). 

Síntomas

Los síntomas más característicos de la rigidez articular y artrolisis son:

  • Pérdida del movimiento.
  • Dolor.
  • Engrosamiento de la articulación.
  • Rigidez articular.

Tratamiento de artrolisis para la rigidez articular

artrolisis tratamiento

Una artrolisis permite recuperar la movilidad de la articulación gracias a la retirada de adherencias que la limitan. La cirugía artroscópica permite actuar en la misma intervención si fuera necesario en tendones, cápsula articular, músculos y/o hueso. La artroscopia nos permite ver el interior de las articulaciones y realizar diferentes acciones. La mayoría de los pacientes con rigidez articular son tratados con un tratamiento conservador, basado en medidas de fisioterapia, hidroterapia y analgésicos para el dolor; infiltracion local; movilización y en algunos casos, la hidrodilatación. En los pacientes con rigidez articular que después de un período de seis meses recibiendo el tratamiento conservador mantienen una limitación igual o similar que la que tenían al inicio del tratamiento se le recomienda el tratamiento quirúrgico, artrolisis.

El tratamiento de artrolisis puede ser:

  • Artrolisis abierta: abordajes amplios, liberar el tejido celular subcutáneo, extirpar las adherencias, dejar un drenaje y cierre no muy prieto.
  • Artrolisis cerrada (artroscópica): se puede realizar en la mayoría de los casos. La idea es extirpar las adherencias en todos los compartimentos de la articulación.La cirugía artroscópica es una intervencion con menos invasión, menos dolor y mejor recuperación. 

Como hemos comentado, antes de decidir realizar una revisión quirúrgica debemos considerar si el paciente presenta una limitación funcional o un dolor suficiente que la justifique. La intervención estará contraindicada si existe un motivo extrínseco de la rigidez que es irresoluble (alteraciones de la cadera, alteraciones neurológicas, contracturas musculares, alteraciones inflamatorias…)

Beneficios de la intervencion de artrolisis artroscópica

La artrolisis artroscópica presenta muchas ventajas para lograr la recuperación de la movilidad de las articulaciones. Destacmos las siguientes ventajas:

Procedimiento poco invasivo.

– No daña las partes blandas ni el tejido.

– El porcentaje de complicación durante la intervención es muy reducido.

– Menos dolores postoperatorios en comparación con la artrolisis abierta.

– Buen resultado estético. 

¿Qué ocurre después de la artrolisis?

causas de la artrolisis

En el postoperatorio inmediato se debe utilizar un sistema de movimiento pasivo continuo y fisioterapia intensiva para mantener la movilidad conseguida durante el procedimiento quirúrgico. El tratamiento postoperatorio requiere de un vendaje compresivo y de llevar a cabo las siguientes pautas:

– Cambio de vendaje el primer día postoperatorio.

– Extracción del drenaje de Redon el primer día postoperatorio.

– Vendaje adhesivo hasta la cicatrización de la herida.

– Extracción de los hilos el décimo día postoperatorio.

Recibir las indicaciones de un fisioterapeuta con ejercicios activos y pasivos a partir del primer día postoperatorio.

– Estiramientos isométricos.

– Continuar la fisioterapia durante seis semanas postoperatorias.

– Crioterapia.

– Administración de medicamentos durante 2 semanas postoperatorias.

– Control radiológico postoperatorio.

– La estancia hospitalaria será de 2 a 7 días.

En CAMDE te recomendamos asistir al médico si has identificado los síntomas descritos en el artículo, cuanto antes podamos intervenir, mejores resultados conseguiremos.