Una de las dolencias más habituales entre las personas que debido a su profesión deben utilizar ciertas articulaciones en exceso, es la bursitis.

No es de extrañar que las peluqueras, los cirujanos, los carpinteros y determinados deportistas, así como los atletas, como por ejemplo los futbolistas, los bailarines y los corredores padezcan bursitis alguna vez en su vida.

De hecho, se sabe que aunque esta dolencia afecta en especial a las articulaciones del codo, la cadera, la rodilla y los talones, asimismo puede llegar a manifestarse en cualquiera de las 150 bursas que existen en la anatomía del cuerpo humano.

¿Qué es la bursitis?

Podríamos definir a esta patología como la inflamación o la irritación de unas bolsas que se hallan en los puntos de roce, como los músculos, los tendones o los huesos. Dichas bolsas son denominadas bursas y están llenas de líquido. Su misión principal consiste en ayudar a las articulaciones y evitar las fricciones entre ellas en lo máximo de lo posible.

Los síntomas principales de la bursitis son la hinchazón de la zona afectada y el dolor. No obstante, también se puede notar por el tacto, pues la piel que rodea la bursa suele sensibilizarse más de lo normal.

Diferentes partes que pueden verse afectadas

La bursitis puede manifestarse en cualquiera de las 150 bursas que constituyen el cuerpo humano. Clic para tuitear

No obstante, hay ciertas partes más propensas, puesto que se trata de zonas dónde el movimiento es más repetitivo diariamente.

Las áreas que suelen verse afectadas con más frecuencia son las siguientes:

Cadera

Normalmente, la bursitis de cadera es causada por un motivo reumático o mecánico. Lo más recomendable para evitarla es utilizando un calzado blando y plano que a la vez esté bien ajustado al pie.

Rodilla

En este caso, la bursitis afecta a la zona ubicada en la parte interior de la rodilla y la causa más probable es medial. Sin embargo, también puede ser prepatelar y esto ocurre cuando la inflamación aparece en la parte anterior de la articulación. Por lo general, este tipo de bursitis se suele dar en personas que pasan demasiado tiempo de rodillas.

Tobillo

Distinguimos dos casos distintos de bursitis en el tobillo. El primero de ellos, es habitual que se manifieste en la bursa que está por delante de la unión del tendón con la parte posterior del tobillo. Por consiguiente, el segundo caso se produce cuando afecta en la unión del tendón con el calcáneo. Ambas dolencias son provocadas en la mayoría de pacientes por el uso de un calzado inadecuado, es decir, un contrafuerte demasiado rígido en la parte posterior o elevado en exceso, produciendo una presión continuada sobre el talón.

Codo

En esta articulación, es común que la bursitis se manifieste por debajo de la punta del codo. En la mayoría de los casos es a raíz de un traumatismo, por un uso en exceso del mismo (por ejemplo en deportes como el tenis o golf) o por mantenerlo apoyado de manera continuada sobre una superficie dura.

Tipos de bursitis

A pesar de producirse en diferentes articulaciones, esta dolencia también puede ser crónica o aguda. Presta atención a las diferencias de cada variante de la patología:

Aguda

La variante aguda se caracteriza por un color rojizo en la articulación afectada, así como una temperatura de la misma zona más elevada, en cuanto al tacto, que el resto del cuerpo. Se trata de una afección bastante dolorosa y que aparece como consecuencia de una infección o de la enfermedad de la gota.

Crónica

La bursitis crónica normalmente suele aparecer tras sufrir con antelación su variante aguda de manera repetitiva. Asimismo, puede producirse si el paciente en cuestión ha padecido una lesión previa en las articulaciones afectadas.

Si las causas son a raíz de una lesión, la hinchazón y el dolor, así como la disminución del movimiento natural de la articulación, provocan una atrofia muscular y una debilidad motora. Esta variación de la bursitis puede aparecer durante apenas unos días o extenderse hasta semanas y meses, ya que estamos hablando de una patología reincidiente.

Posibles causas de la bursitis

Según el tipo de bursitis, las causas serán por unos motivos u otros. Los más habituales, podemos diferenciarlos en dos grupos diferentes:

Causas sistemáticas

Estas causas acostumbran a ser a consecuencia de una enfermedad, como por ejemplo la artritis reumatoide, diabetes, trastornos de tiroides, así como heridas y procesos infecciosos. 

Causas mecánicas

En este caso, las causas más habituales son a raíz de movimientos repetitivos, golpes, sobrecargas musculares y presión prolongada excesiva sobre la misma articulación.

Síntomas más comunes

Los síntomas de la bursitis variarán según la zona afectada, así como del tipos de patología. Pese a ello, estamos hablando de signos muy concretos y característicos:

  • Dolor en la zona de la articulación dañada, sobre todo al presionar sobre ella o durante el movimiento.
  • Inflamación en el área afectada.
  • Rigidez, así como incapacidad a la hora de realizar determinados movimientos.
  • Enrojecimiento de la piel que recubre la articulación adolorida.
  • Sensación de calor y aumento de la temperatura en dicha zona.
  • Aumento del líquido que contiene la bursa de la articulación dañada.
  • Si la causa es sistemática, asimismo puede aparecer fiebre.

Métodos preventivos

Aunque no existe una prevención explícita para esta dolencia, lo ideal para impedir una bursitis es evitar, en la medida de lo posible, la realización de movimientos repetitivos.

Un fortalecimiento de los músculos adecuado de las zonas que rodean las articulaciones más expuestas o propensas a lesionarse, así como realizar ejercicios de calentamiento antes de empezar con cualquier actividad física, son algunas de las maneras más idóneas de prevenir esta dolencia que afecta de manera directa a las articulaciones.

La evolución de la bursitis dependerá en cada caso de cada persona y del tratamiento específico a seguir. Es por ello que se recomienda acudir al especialista para que realice un seguimiento adecuado de la patología. Recuerde que si cree padecer bursitis o tiene cualquier otra molestia relacionada, nuestros especialistas en traumatologia de Camde le ayudarán a volver a la normalidad. ¡No espere a que su dolencia se agrave y pida cita en nuestro portal!

Resumen
Bursitis: todo sobre la inflamación de las bursas
Nombre del Artículo
Bursitis: todo sobre la inflamación de las bursas
Descripción
Una de las dolencias más habituales entre las personas que debido a su profesión deben utilizar ciertas articulaciones en exceso, es la bursitis.
Autor