Dr. Vicente de la Varga

Cómo prevenir la tendinitis de rodilla

Anatomía de la rodilla
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

¿Qué es la tendinitis de rodilla?

La tendinitis de rodilla o tendinitis rotuliana es una lesión localizada en el tendón que conecta la rótula con la tibia. La función del tendón rotuliano es trabajar con los músculos de la parte frontal del muslo para conseguir extender la rodilla de manera que podamos corres dar patadas o saltar.

La tendinitis de rodilla es también conocida como “rodilla de saltador”, es una lesión muy frecuente en personas deportistas cuyos deportes requieren de saltos frecuentes, como son el baloncesto y el voleibol. Pero la tendinitis de rodilla también pueden sufrirla personas más sedentarias o que no tienen un nivel de actividad física alto.

Síntomas

Las características de lo signos y síntomas de la tendinitis de rodilla son principalmente el dolor, localizado entre la rótula y la zona donde el tendón se une al hueso de la espinilla, la tibia. El dolor puedes sentirlo en el momento que se produce la lesión en el tendón rotuliano, al iniciar la actividad física o al finalizarla. Con el paso del tiempo, el dolor se vuelve mas intenso y comienzas a ver limitados tus movimientos durante la práctica deportiva.

Causas de la tendinitis de rodilla

prevenir la tendinitis de rodilla

La tendinitis de rodilla es una lesión que ocurre con el uso excesivo frecuente, es decir, es la consecuencia de la tensión repetitiva en el tendón rotuliano. Mantener la tensión produce pequeños desgarros en el tendón, y el organismo tiende a repararlos. Con el tiempo, los desgarros se multiplican y es cuando la persona siente dolor debido al debilitamiento del tendón.

Factores de riesgo

Existen un conjunto de factores de riesgo que pueden influir en el desarrollo de la tendinitis de rodilla, algunos de los más importantes son:

  • Realizar deporte o actividad física, siendo correr y saltar los elementos con mayor riesgo para padecer tendinitis de rodilla. Tendrás que tener encienta la frecuente e intensidad con la que realizas la actividad.
  • El estado de los músculos rígidos en las piernas. Si los músculos de los muslos (cuádriceps) y los músculos isquiotibiales están tensos es muy probable que podamos sufrir una tendinitis de rodilla, ya que, aumenta la tensión en el tendón rotuliano.
  • Desequilibrio muscular. Tener músculos mas fuertes que otros genera tensiones del tendón rotuliano causando tendinitis.
  • Algunas enfermedades crónicas interrumpen el flujo sanguíneo a la rodilla, debilitando el tendón. Entre las enfermedades crónicas mas relevantes podemos nombrar: la insuficiencia renal, las enfermedades autoinmunes (lupus o artritis reumatoidea) y enfermedades metabólicas (diabetes).

Diagnóstico de la tendinitis de rodilla 

El especialista realizará un estudio en consulta ayudándose de pruebas como:

  • Radiografías. Es una prueba que ayudará a excluir posibles problemas óseos que causan dolor en la rodilla.
  • Ecografías. Con las ondas sonoras características de esta prueba, se podrá observar los desgarros en el tendón rotuliano.
  • Resonancia magnética. La resonancia magnética determinará los posibles detalles o cambios imperceptibles en el tendón rotuliano.

Tipos de tratamiento

Medicamentos

El médico o traumatólogo podrá recomendarte tomas algún analgésico para  aliviar el dolor causado por la tendinitis de rodilla.

Terapia para la tendinitis de rodilla

Las terapias que pueden ayudarnos a recuperarnos de una tendinitis de rodilla son ejercicios adaptados por el fisioterapeuta. Algunas de las técnicas de fisioterapia más adecuadas son las siguientes:

  • Ejercicios de estiramiento.
  • Ejercicios de fortalecimiento contribuyen con la tensión sobre el tendón rotuliano.
  • Correa para el tendón rotuliano.

Cirugía

En el que caso de los tratamientos tradicionales no funcionase, el especialista te podrá recomendar los siguientes tratamientos:

  • Inyección de corticosteroides. Se trata de una inyección de corticosteroides en la vaina que rodea el tendón rotuliano que ayuda a aliviar el dolor. Sin embargo, estos tratamientos no son muy recomendados, ya que pueden debilitar los tendones.
  • Inyección de plasma rico en plaquetas. En CAMDE trabajamos con las terapias bioregenerativas ofreciendo granes resultados. Mediante inyecciones de plasma rico en plaquetas conseguimos promover la formación de tejido nuevo y para curar el daño en los tendones.
  • Procedimiento con aguja oscilante. Mediante el uso de anestesia local y con la ayuda de un diagnóstico por imágenes con ecografía el médico podrá guiar una aguja pequeña oscilante para cortar y eliminar la zona dañada.
  • Cirugía. No es frecuente realizar en estos casos una intervención quirúrgica, pero solo tu médico podrá valorar la necesidad de realizar una cirugía.

Cómo puedo prevenir la tendinitis de rodilla

La tendinitis de rodilla es una lesión en el tendón que puede llegar a evitarse teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Si notas que la rodilla te duele al realizar deporte o ejercicio físico deja de jugar. Colócate hielo en la zona y tomate un tiempo para descansar la rodilla. No vuelvas a iniciar el ejercicio hasta que no te duela.
  • Cuida y fortalece los músculos. Si mantienes los músculos de los muslos fuertes es muy probable que reduzcas las posibilidades de sufrir tendinitis de rodilla.
  • Consulta con un entrenador o/y profesional deportivo para recibir una guía de cómo puedes mejorar tu técnica cuando vayas a comenzar un deporte nuevo.
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat