Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Consejos para prevenir la dorsalgia

dorsalgia
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

¿Qué es la dorsalgia?

La palabra dorsalgia proviene del origen etimológico entre la unión de dos palabras, una proveniente del latín “dorsum” que significa espalda y la otra de origen griego “algos” que significa dolor, las cuales enlazadas hacen referencia al dolor de espalda. Este término en el ámbito médico es utilizado para señalar la presencia de dolor en la columna dorsal.

Tipos

1- Dorsalgia estructural

  • Dorsalgia estructural rígida: En personas mayores y con artrosis.
  • Dorsalgia estructural flexible: En personas con espaldas con poca curvatura e insuficiencia en ligamento-musculos.

2- Dorsalgia funcional

  • Dorsalgia mecánica/funcional, que se caracteriza por dolores más intensos de día y durante las actividades. Son las más frecuentes y están provocadas por conflictos de la vida familiar, laboral o social (factores psicológicos, posturales y musculares).
  • Dorsalgia inflamatoria, que se manifiesta con dolores más fuertes al final del día o de noche y disminuyen con los primeros movimientos de la mañana.

Síntomas de dorsalgia

El dolor señalado por la mayoría de las personas que padecen dorsalgia es la zona media de la espalda, siendo el síntoma característico de la dorsalgia, sin embargo, son variados los síntomas que acompañan ésta lesión y los mismos van a depender del origen desencadenante. Los signos y síntomas que hacen referencia a una Dorsalgia son:

  • Dolor agudo y punzante en uno de los lados de la espalda.
  • Espasmos musculares en la zona dorsal.
  • Hormigueo o sensación de pinchazos en la espalda media.
  • Fatiga durante el día.
  • Dolor sordo y constante entre los omóplatos (escápulas/paletas) más frecuente a última hora del día inclusive durante el reposo.
  • Dolor durante los movimientos que involucran la columna torácica.
  • Puntos de gatillo en la región dolorosos a la palpación.
  • En algunos casos, presencia de dolores en la región dorsal durante una respiración forzada.

En algunos casos el especialista puede sospechar la presencia de algunas alteraciones o enfermedades específicas más graves que una afección muscular. Como pueden ser:

  • Neumotórax: dolor dorsal agudo junto a la espina con dificultad para respirar y toser.
  • Úlceras pépticas: dorsalgia en la parte más baja de la zona torácica, que se presenta con el ayuno y mejora al comer y beber.
  • Patologías cardíacas: dorsalgia con opresión en el pecho, en ocasiones también se presenta dolor en el hombro izquierdo.
  • Neumonía: dorsalgia punzante entre las escapulas, que aumenta cuando se inhala o se tose, pero no con el movimiento.
  • Neuralgia intercostal: dolor punzante hacia un costado de lado de la columna dorsal, que se aumenta con movimientos y durante la respiración (inhalación).
  • Lesiones o patologías vertebrales torácicas: dolor sordo y fastidioso a uno de los lados de la región torácica, que disminuye al acostarse, en ocasiones se puede presentar entumecimiento y hormigueo en zonas lejanas a la columna.

Causas de la dorsalgia

No existe una única causa que produzca como consecuencia la dorsalgia, sino que es el conjunto de varias causas. Algunas de ellas pueden ser:

  • Malas posturas durante un período largo de tiempo.
  • Por exposición al frío.
  • Estrés continuado y la somatización emocional.
  • Deformidades existentes (escoliosis, dorso excesivamente plano).
  • Puntos gatillos miofasciales a nivel dorsal.
  • Enfermedades autoinmunes, como la espondilitis anquilosante o la artritis reumatoide).
  • Hernias discales o procesos degenerativos discales.

Diagnóstico

El especialista para poder realizar un diagnostico necesitará proceder a una exploración física para evaluar la musculatura, huesos y movilidad de la columna. Con esta exploración, podrá descartar enfermedades más graves y determinará en qué región se encuentra la contractura.

Las pruebas más utilizadas por los especialistas para determinar el diagnóstico de dorsalgia es la radiografía para evaluar el estado de los huesos de la columna vertebral, las eventuales deformidades cifóticas o dorso plano, una escoliosis o evaluar las articulaciones intervertebrales así como los discos y cuerpos vertebrales.

En casos más graves de dorsalgias, se pueden requerir otras pruebas como resonancia magnética y TAC, en el caso de que exista alguna sospecha de hernia de disco, o los rayos X por posibles fracturas o anomalías congénitas en los huesos.

Tratamiento de dorsalgia

Lo más importante para la dorsalgia es el uso de un tratamiento que pueda aliviar el dolor que produce. El especialista puede recetar algún tipo de antiinflamatorio para reducir las molestias. Sin embargo, este remedio es solo temporal, por lo que el médico recomendará acudir a fisioterapia y rehabilitación para tratar el origen que provoca la dorsalgia.

El tratamiento conservador de la dorsalgia consiste en el tratamietno de fisioterapia, haciendo:

  • Relajación de la cintura escapular
  • Reeducación postural
  • Reeducación respiratoria (diafragmática y torácica)
  • Musculación y tonificación dorsal (para sostener las posturas y buscar la corrección dorsal)
  • Estiramientos

Consejos para prevenir la dorsalgia

  • No usar zapato de tacón de manera frecuente
  • Realizar ejercicio físico a diario.
  • No permanecer tiempos prolongados en la misma postura.
  • Realizar estiramientos.
  • Dormir sobre un buen colchón
  • Visitar a tu fisioterapeuta para revisiones de mantenimiento.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Abrir el chat