Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Lesiones en el escafoides del pie

escafoides del pie
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

El hueso escafoides del pie, también conocido como hueso navicular, es un pequeño elemento óseo que se sitúa en la zona tarsiana de los pies. Esta estructura se encuentra unida a los siguientes huesos: por su parte delantera al astrágalo, por su parte interna al cuboides y por su parte trasera a los cuneiformes.

¿Dónde está el escafoides?

El hueso navicular está ubicado en la parte interna de los pies, en la segunda fila del tarso, y se encuentra formado por diferentes caras (posterior y anterior) y por dos bordes donde se conectan con otros tejidos fibrosos.

¿Cuál es la función del escafoides del pie?

El escafoides es un hueso importante para que la biomecánica del pie se pueda ejecutar de la mejor manera. Estos huesos contribuyen a las siguientes funciones: movimientos de flexión dorsal y flexión plantar del tobillo; estabilidad y equilibrio del pie; participa en la marcha y bipedestación.

¿De qué se tratan las lesiones o fracturas del escafoides?

Las patologías que comúnmente alteran las funciones del hueso escafoides son las fracturas de estrés, esguinces, enfermedad de Kohler y la enfermedad de Müller-Weiss. Todos estos problemas ocasionan un dolor intenso, incapacidad funcional y además pueden estar acompañado de deformidades. A continuación, vamos ir viendo cada uno de ellos con más profundidad:

Escafoides accesorio

El escafoides o navicular accesorio está presente como un hueso separado en el 10% de las personas. Suele ser bilateral y puede ser bífido. En la adolescencia se fusiona al escafoides pero puede persistir separado del mismo en un 2% de la población. El navicular accesorio está situado medialmente a la tuberosidad del escafoides. El tibial posterior se inserta en él, pero también da expansiones a las tres cuñas y a las bases de los metatarsianos centrales.

Los síntomas asociados a estas variantes de los huesos del pie pueden comenzar como dolor e irritación en la zona de prominencia ósea medial y tendinitis del tibial posterior. Es común la debilidad del arco longitudinal medial, con pie plano-valgo en estos pacientes.

Cuando se realizan radiografías se observa bien la variante no fusionada que constituye el escafoides accesorio propiamente dicho (se diferencia fácilmente de una fractura por los bordes lisos y redondeados del hueso accesorio), o bien un escafoides en el que el centro accesorio se ha unido al no accesorio, dando como resultado un hueso más prominente en su zona medial que recibe el nombre de escafoides cornupeto.

El tratamiento inicialmente es conservador con inmovilización y antiinflamatorios en las fases agudas, sin descartar las infiltraciones locales con glucocorticoides. Además debe recomendarse el uso de una plantilla de descarga del arco interno y ejercicios de fortalecimiento de los músculos del pie y tobillo.

Si este tratamiento fracasa está indicada la cirugía. Kidner describió la técnica quirúrgica consistente en la escisión del hueso accesorio o prominente, y la reinserción del tendón tibial posterior. Los resultados son buenos en lo referente a la desaparición del dolor, pero no se corrige el pie plano-valgo con esta operación. En nuestra experiencia si el tamaño del hueso accesorio es suficiente realizamos preferentemente la osteosíntesis con uno o dos tornillos.

Enfermedad de Köhler

En 1908 fue descrita por Köhler esta enfermedad autolimitada en el hueso navicular. También denominada necrosis avascular o aséptica del escafoides, es una afección poco frecuente, que puede producir dolor en el pie durante la edad infantil. La etiología no está aclarada y se engloba dentro del grupo de trastornos de la osificación encondral denominado osteocondrosis (Kienböck, Perthes, Freiberg…). Las fuerzas compresivas a las que se ve sometido este hueso en el ápex del arco interno del pie pueden desencadenar procesos isquémicos con la consiguiente repercusión clínica y radiológica.

Los síntomas aparecen generalmente a partir de los 5 años de edad, siendo más frecuente en varones (75%). En un tercio de los casos están afectados los dos pies. También puede aparecer en pacientes que padecen la Enfermedad de Legg-Perthes-Calvé.

La clínica consiste en dolor en el borde interno del mediopie, eritema y tumefacción en dicha zona, que se agrava con la pronosupinación del antepie. Los niños pueden presentar cojera de diferente intensidad, así como realizar el apoyo del pie con la parte externa del mismo.

La radiografía revela alteraciones en la densidad del escafoides que debe diferenciarse de la normal osificación fragmentaria del hueso. Existe además aplanamiento y esclerosis del hueso.

El tratamiento es conservador y depende de la gravedad de los síntomas. Si éstos son importantes se realiza inmovilización con yeso en descarga durante 6-8 semanas. Si el dolor es leve basta con la colocación de una plantilla de descarga del arco interno. La curación ocurre en un mínimo de 6 meses, pudiendo alargarse algunas veces hasta los 3 años.

El pronóstico excelente y no se han encontrado alteraciones degenerativas en el escafoides de pacientes seguidos a largo plazo.

Enfermedad de Müller-Weiss

Es una osteonecrosis espontánea del escafoides tarsiano en adultos, de hecho es la lesión que sufre Rafa Nadal. Es rara y afecta con más frecuencia a las mujeres y de forma bilateral. Existe dolor importante y progresivo acompañado de deformidad del hueso que adquiere la forma de coma con protusión dorsal o medial y colapso de la porción lateral. La evolución es hacia la artrosis astragaloescafoidea y escafocuenana. Si las medidas conservadoras no controlan el dolor se debe proceder a una intervención que en la mayoría de los casos debe fijar dichas articulaciones (artrodesis del pie).

Coalición tarsiana

Las coaliciones o barras tarsianas representan un fallo en la segmentación completa entre dos o más huesos del tarso. Ocurren aproximadamente en un 1% de la población, siendo el doble de frecuentes en varones. Las coaliciones más comunes son las calcaneoescafoideas y las astragalocalcáneas.

Esta patología debe sospecharse y descartarse en los niños y adolescentes con una historia de esguinces de repetición en el tobillo. Existe una disminución de la movilidad subastragalina y dolor en el borde externo del pie y en el seno del tarso. En algunos casos muy sintomáticos y de identificación temprana puede procederse a la resección o extirpación de la coalición tarsiana ósea o fibrocartilaginosa. En otros casos es preferible realizar la artrodesis o fusión de la articulación.

Fracturas del escafoides

Las fracturas de este hueso pueden producirse por diferentes mecanismos que condicionaran el tipo y gravedad de las mismas. En primer lugar están las que son provocadas por avulsión de un fragmento del hueso. Menos frecuentes pero más graves son las fracturas del cuerpo del escafoides. En último lugar trataremos el tema más interesante para los médicos y traumatólogos del deporte: las fracturas de estrés.

Tratamiento del escafoides del pie

Ya sea una fractura o cualquier otra lesión, se debe asistir a un médico para determinar el diagnóstico y ver la extensión del daño, el cual puede acompañarse de estudios como la radiografía para saber qué está sucediendo en el área. Posteriormente se debe realizar un tratamiento fisioterapéutico para disminuir el dolor y los síntomas asociados.

Otra cosa que se debe tener en cuenta ante cualquier fractura, es observar y analizar si resulta necesaria la aplicación de alguna cirugía. En caso de ser así, se debe esperar que el hueso comience su reparación, para aplicar el tratamiento de rehabilitación, que sea más adecuado para aliviar el dolor y los otros síntomas.

Resumen
Lesión en el escafoides del pie
Nombre del Artículo
Lesión en el escafoides del pie
Descripción
El hueso escafoides del pie o navicular (forma de barco) se ubica en el mediopie, entre la cabeza del astrágalo y las tres cuñas
Autor
Editor
CAMDE
Publisher Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Translate »
Abrir el chat