Dr. Vicente de la Varga

DR. VICENTE DE LA VARGA

Tipos de tratamiento de la fractura Monteggia

CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

¿Qué es la fractura de monteggia?

La fractura de Monteggia es un grupo de lesiones traumáticas caracterizadas por una luxación del radio a nivel de la cúpula radial y fractura del cubito a niveles variables. La fractura de Monteggia es una lesión poco común, ocurre entre el 0,4 y el 5% de todas las fracturas del antebrazo. Las personas más afectadas por la fractura de Monteggia son niños entre los 4 y 10 años.

Causas

Las principales causas de una fractura de Monteggia son:

  • Caída con el antebrazo en pronación forzada
  • Golpe directo en situaciones de defensa.

La fractura de Monteggia es el resultado de un movimiento de pronación forzada. Cuando la persona cae sobre el brazo extendido y el cuerpo sigue girando alrededor de la mano apoyada ocurre que el radio se desplaza contra el cúbito ocasionando la fractura. En algunos casos, se puede luxar la cabeza del radio sin lesionar el cúbito. Como hemos comentado, las fracturas de Monteggia constituyen aproximadamente el 5% de todas las fracturas o lesiones de los brazos de los antebrazos.

Factores de riesgo

fractura monteggia

  • Edad avanzada
  • Osteoporosis
  • Mala nutrición
  • Alteraciones óseas congénitas
  • Reducción de la masa muscular
  • Deportes de contacto 

Síntomas

  • Deformidad
  • Dolor intenso
  • Sensibilidad
  • Inflamación
  • Imposibilidad ante la flexión y pronosupinación.

 

Tipos de fractura de Monteggia

Los tipos de fractura de Monteggia son:

TIPO I: Fractura-luxación tercio proximal o medial del cúbito con angulación anterior de los fragmentos fracturados y luxación anterior de la cúpula radial (70% de los casos).

TIPO II: Fractura del tercio proximal o medio del cúbito con angulación posterior de los fragmentos fracturados y luxación posterior o posterolateral de la cúpula radial.   

TIPO III: Fractura metafisiaria del cubito con dislocación latera o anterolateral de la cúpula radial. 

TIPO IV: Fractura del tercio proximal o medio del cubito y el radio con luxación anterior de la cúpula radial.

Diagnóstico 

El diagnóstico lo realizará el médico o traumatólogo en Málaga dependiendo del tipo de fractura y de la extensión.

El especialista podrá observar hinchazón y deformación del codo, parestesias o tumefacción. Sin embargo, tendremos en cuenta que algunas personas no muestran mucho dolor en reposo, pero no pueden flexionar el codo ni girar el brazo sin un intenso dolor.

En los casos de fractura de Monteggia tipo I puede producirse una parálisis de nervio interóseo posterior. Por lo que el médico podrá recomendar realizar una exploración neurológica completa pues la lesión nerviosa es más frecuente que en otras fijaciones del antebrazo.

En las pruebas radiológicas se realizaran proyecciones frontales y laterales de la muñeca y del codo. El diagnóstico diferencial incluye:

  • La luxación congénita de la cabeza del radio caracterizada por una cabeza grande, excéntrica e irregular.
  • Las luxaciones traumáticas agudas o crónicas.
  • Las condiciones patológicas que se descubren por casualidad.
  • Las complicaciones más frecuentes de la fractura de Monteggia son las neuropraxias.
  • Las complicaciones por infección, hemorragias, retardo de consolidación, dolor crónico, isquemia de Volkman, síndrome compartimental, atrofia de Sudeck, sinostosis radiocubital, redislocación de la cabeza del radio.

En la mayoría de los casos, todo este tipo de complicaciones suele ser consecuencia de no ser consciente de la luxación de la cabeza de radio, no realizar una reducción completa de la cabeza radial o de no reconocer la reangulación de la fractura-luxación y reluxación de la cabeza radial en el período postoperatorio.

Tratamiento

El tratamiento para los niños con fracturas de Monteggia es generalmente es ortopédico, y mediante osteosíntesis en adultos.  La inmovilización suele durar unas 4 a 6 semanas. En los adultos el tratamiento recomendado es quirúrgico. En las fracturas estables la inmovilización es de 6 a 8 semanas.

El tratamiento aliviará el dolor inmediatamente. En los casos de fracturas abiertas, el médico determinará si la persona lesionada requiere de una inmunización frente al tétanos. Generalmente, la fracturas de Monteggia abiertas se deben irrigar con suero salino estéril y cubrir con gasas húmedas. En algunos casos suele ser necesario el uso de antibióticos por vía intravenosa.

En este tipo de lesiones abiertas se utilizan las fijaciones de Monteggia con placas de 6 a 8 agujeros atornilladas al cúbito.

Las fracturas de tipo I en niños requieren de reducción de la fractura de la diáfisis cubital, y la cabeza del radio con escayola por debajo y por encima del codo para disminuir la tensión del bíceps sobre radio.

Las fracturas de tipo II, la reducción se realiza mediante tracción longitudinal del codo extendido. Se coloca una escayola con el codo durante 3 semanas.

Las fracturas de tipo III, el codo es hiperextendido para estabilizar el olecranon. En algunos casos suele ser necesaria una presión local medialmente sobre la cabeza del radio para completar la reducción. Puede que tu médico recomiende inmovilizar el codo durante 4 semanas en casos con tendencia a  deformaciones del codo.

Las fracturas de tipo IV se requiere normalmente una estabilización quirúrgica.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Pedir cita