Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Qué es la espondilolistesis: causas

espondilolistesis causas
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

¿Qué es la espondilolistesis?

La espondilolistesis consiste en el desplazamiento de una vértebra sobre otra y se clasifica según el origen y los grados hasta 5 según la distancia que se haya deslizado; siendo el grado I, la mínima y grado 5 la máxima o espondiloptosis. En el caso de que el desplazamiento de la vértebra se produzca hacia adelante se denomina anterolistesis y si ocurre hacia atrás, retrolistesis. Si se desliza demasiado, el hueso puede dañar la médula o los nervios.

La espondilolistesis se produce con mayor frecuencia en segmentos lumbares, generalmente en las vértebras lumbares más bajas, L4 o L5. Aunque también puede ocurrir a nivel cervical. 

Causas de la espondilolistesis

Las causas de la espondilolistesis son:

  • Problemas congénitos (de nacimiento) en las vértebras.
  • Espondilolisis, sobre todo en personas jóvenes.
  • Accidentes o traumatismos vertebrales.
  • Enfermedades degenerativas de la columna, como la artrosis.
  • Enfermedades reumatológicas, como la artritis reumatoide.
  • Infecciones.

Síntomas

La sintomatología de una espondilolistesis puede ser silenciosa. Aunque, dependiendo de la gravedad, los síntomas más habituales son:

  • Dolor lumbar crónico. Es el «dolor de espalda»que nace en la zona lumbar baja y que persiste en el tiempo.
  • Dolor de ciática. “Me duele la ciática”. Es una queja muy común de personas que padecen dolor en la zona baja de la espalda (zona lumbar) y que puede extenderse por el muslo, la rodilla, los gemelos y el pie. Este dolor es provocado por la compresión de las raíces nerviosas del nervio ciático que es el que recoge la sensibilidad de la pierna. Es uno de los dolores más incomodos que existen, y de los más comunes. Es un dolor irradiado hacia las piernas. Puede ser incapacitante, afectar a una pierna o en ocasiones a las dos.
  • Si la raíz nerviosa se comprime de forma grave podría aparecer un déficit neurológico en la pierna, con pérdida de sensibilidad (acorchamiento, hormigueo o anestesia) y debilidad, lo que puede dificultar su movilidad.
  • Claudicación medular. Produce un dolor en la parte baja de la zona lumbar, las nalgas o las piernas, que aparece al caminar o permanecer de pie y que mejora al sentarse. La causa se debe al estrechamiento del espacio por donde pasan la médula espinal y las raíces nerviosas. El dolor es intenso y suele producirse en las dos piernas. Las personas que lo padecen pueden caminar más tiempo sin sentir dolor cuando lo hacen apoyados sobre un andador y/o también pueden pedalear en una bicicleta sin sentir dolor, debido a la posición de flexión hacia adelante que alivia la obstrucción del espacio medular.
  • Síndrome de la cola de caballo. Se llama cola de caballo a la parte final de la medula espinal. La causa de este dolor es debido al daño de múltiples raíces nerviosas que salen de esta zona, en general es debido a la comprensión de dichas raíces nerviosas por enfermedad como la espondilolistesis entre otras. Es dolor se localiza en la región lumbar baja, y entre las características de la sintomatología puede estar asociada la pérdida o no de fuerza en una o ambas piernas o en los muslos. Además, se asocia con debilidad, alteraciones en la sensibilidad (acorchamiento, hormigueo, anestesia) y pérdida de reflejos en las nalgas, cara interna de los muslos y/o en las piernas o en los pies y anestesia de la zona perineal (zona entre la región genital y el ano) consistente en hormigueo y falta de sensibilidad en la misma. En algunas personas se presentan también problemas para orinar (incontinencia urinaria, escapes de orina o retención de orina), para ir al baño (incontinencia fecal, escape de heces o estreñimiento) y disfunción sexual.

Diagnóstico de la espondilolistesis 

dolor lumbar y espondilolistesis

El especialista en CAMDE podrá realizar un diagnóstico de la espondilolistesis a partir de una radiografía simple lumbar, con radiografías funcionales o dinámicas y resonancia magnética (RM), TC o scanner. 

Existen distintos tipos de espondilolistesis que, dependiendo del origen, pueden clasificarse en:

  • Degenerativa: la causa es la degeneración de los tejidos que estabilizan las vértebras (disco intervertabral, ligamentos, articulaciones facetarias entre otros).
  • Ístmica: se produce por una espondilolisis, que son unos trazos de fractura o debilidades en una zona de la vértebra, que provoca una sujeción insuficiente y su consecuente deslizamiento.
  • Traumática: es debida a golpes, caídas o accidentes.
  • Congénita: es desde el nacimiento, que provoca una deformidad en los huesos.
  • Patológica: a causa de una enfermedad ósea, por ejemplo, un tumor.
  • Iatrogénica: el origen es una cirugía que debilita las estructuras óseas que estabilizan las vértebras, y como consecuencia causa una espondilolistesis.

Tratamiento de la espondilolistesis 

El tratamiento conservador suele llevarse a cabo con medicamentos para el dolor, tales como paracetamol o AINE o esteroides orales para reducir la inflamación en la zona. El ejercicio físico para reforzar la musculatura de la columna vertebral es muy importante. En las personas que el dolor sea insoportable, el tratamiento conservador no sea suficiente y/o haya provocado un déficit motor, el tratamiento de la espondilolistesis tendrá que ser quirúrgico.

En la mayoría de los casos se recomienda realizar una descompresión del mismo nivel, ya que las articulaciones facetarias o posteriores y sus tejidos adyacentes, se hipertrofian condicionando una disminución notable del canal raquídeo y de los agujeros de conjunción.

Generalmente se realiza vía posterior y se puede complementar con un dispositivo intersomático (entre los cuerpos vertebrales) para aumentar la estabilidad, incrementar el espacio por donde concurren las raíces nerviosas y asegurar la fusión. En los casos cervicales, el abordaje suele ser por vía anterior.

Recomendaciones para calmar el dolor de la espondilolistesis:

Aplicación de calor o hielo

Aplicación de calor o hielo, para reducir el dolor localizado. Por un lado, el frio se recomienda para aliviar el dolor o las molestias inmediatamente después de la actividad que ha causado el dolor. Y por otro lado, el calor se aplica para relajar los músculos y promover el flujo de sangre y un entorno de curación.

Fisioterapia

Los profesionales de la fisioterapia realizaran la elongación, comenzando con la elongación de los isquiotibiales y progresando con el transcurso del tiempo.

 

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Translate »
Abrir el chat