Dr. VICENTE DE LA VARGA

TRAUMATOLOGÍA DEPORTIVA, CIRUGÍA ARTROSCÓPICA Y REGENERACIÓN DEL CARTÍLAGO

Causas del dolor de tobillo

dolor de tobillo
CAMDE
CAMDE

Clínica de traumatología y fisioterapia en Málaga

El dolor de tobillo puede pasar una gran factura impidiéndonos realizar esas actividades cotidianas. Un tobillo dolorido se convierte en una traba para realizar numerosas tareas, desde andar hasta subir unas escaleras o practicar deporte. En este artículo vamos a echar vistazo a las causas más comunes del dolor de tobillo para que puedas recuperarte rápidamente.

Casi todos hemos sufrido dolor en el tobillo en alguna ocasión. Las causas del dolor en el tobillo pueden variar desde situaciones puntuales como unos zapatos incómodos, un esguince, una distensión o un hueso fracturado hasta enfermedades de mayor duración.

Encontrar el tratamiento adecuado para dolencia en el tobillo es fundamental. La disminución del nivel de actividad física que suele producirse como resultado del dolor en los tobillos puede provocar nuevos problemas de salud en el futuro. Teniendo en cuenta que tendrás que mantenerte en pie durante gran parte del día, es importante que comprendas qué causa ese dolor para encontrar el tratamiento.

Síntomas del dolor de tobillo

Cuando el dolor no está causado por una lesión directa y dolorosa, como un esguince, es probable que sientas una molestia sorda e intensa que se agudiza cuando añades peso o aplicas presión.

Debido a esa complejidad anatómica, los síntomas del dolor de tobillo pueden sentirse en zonas diferentes. Por ejemplo, puedes sentir en la zona exterior, en el talón o en la articulación del tobillo por dentro.

Causas del dolor de tobillo

Existen diferentes problemas que pueden ser la causa del dolor en los tobillos, por ejemplo:

Huesos rotos o fracturas

Una causa del dolor bastante común es tener un hueso roto. Si te has roto o fracturado un hueso del tobillo puedes notar alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor punzante y repentino que aumenta con la actividad y disminuye con el reposo
  • Hinchazón
  • Hematomas
  • Sensibilidad
  • Deformidad (por ejemplo, podrías notar que tu tobillo tiene un ángulo extraño)

Las roturas o fracturas suelen estar causadas por algún tipo de trauma, por ejemplo: una caída o un paso en falso, el impacto de algo pesado sobre el tobillo o un accidente de coche. La sobrecarga también puede causar fracturas por estrés: pequeñas grietas en el hueso que se forman con el paso del tiempo al hacer fuerza o realizar movimientos repetitivos.

Esguinces

Los esguinces son una causa del dolor de tobillo bastante común. Se producen cuando los ligamentos se estiran, tuercen o desgarran, lo que provoca que el tobillo se hinche y duela. Podrías tener un esguince si sientes dolor, sensibilidad, debilidad, hinchazón, hematomas, espasmos o calambres musculares en el tobillo, y no puedes soportar peso sobre la pierna lesionada.

Lesiones deportivas

La rigidez y el dolor en la parte posterior del talón podrían ser un signo de daño en el tendón de Aquiles. Este problema está causado por una tensión repetitiva o intensa del tendón que conecta los músculos de la pantorrilla con el hueso del talón. Cada vez que caminas, corres, saltas o te pones de puntillas usas el tendón de Aquiles, por lo que esta lesión suele producirse después de practicar deporte.

Fracturas por estrés

Las fracturas por estrés pueden producirse por el uso normal de un hueso debilitado. También pueden ser producto de una lesión deportiva. De hecho, las fracturas por estrés son más comunes en las personas que practican ciertos deportes, como la gimnasia o carreras de larga distancia.

Sin embargo, las fracturas por estrés también pueden producirse como resultado de la obesidad, ya que los tobillos soportan un peso adicional que genera una gran tensión.

Tendinitis o bursitis

Los tendones son las bandas de tejido que unen los músculos a los huesos. Si los usas mucho o se lesionan, pueden inflamarse causando lo que se denomina tendinitis.

La bursitis es una afección que afecta a los pequeños sacos llenos de líquido sinovial, llamados bursas, que protegen los huesos y tendones cerca de las articulaciones. Estos sacos también pueden lesionarse o inflamarse debido al uso excesivo, causando bursitis. Este problema es más frecuente en las articulaciones involucradas en movimientos frecuentes y repetitivos.

Ambas afecciones pueden afectar a los tobillos. La tendinitis de Aquiles es uno de los problemas más comunes.

Tratamiento

Dependiendo de la causa del dolor tobillo, podrías recurrir a diferentes tipos de analgésicos sin receta. Si no conoces la causa de tu dolor, será mejor que consultes a especialista antes de elegir un producto.

Otra opción son los tratamientos caseros, como el método RICE (por sus siglas en inglés), pueden ayudarte a aliviar el dolor en el tobillo. Inmediatamente después de sufrir un esguince en el tobillo puedes aplicar el método RICE: Reposo, Hielo, Compresión, Elevación.

  • Reposa el pie para evitar que soporte más peso;
  • Aplica hielo o una compresa fría (envuelta en una toalla) durante unos 10 o 20 minutos tres veces al día para reducir la hinchazón;
  • Comprime o envuelve el área con un vendaje elástico o un soporte (no demasiado apretado para evitar el adormecimiento u hormigueo en la zona) y mantén el pie elevado, preferentemente por encima del nivel del corazón (puedes acostarte reposando el pie sobre un cojín del sofá).
Resumen
Causas del dolor de tobillo
Nombre del Artículo
Causas del dolor de tobillo
Descripción
El dolor de tobillo es una de las causas más habituales por la que tienen que parar los deportistas su actividad normal. Conoce los motivos
Autor
Editor
CAMDE
Publisher Logo
¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en redes!
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

También te puede interesar

Translate »
Abrir el chat